Museo LoPiù

Museo LoPiù
(Logo designed by Juan Carlos Cuba)

Translate

jueves, 2 de abril de 2015

Alec Guinness (London, England, 2-4-1914 / Midhurst, West Sussex, UK, 5-8-2000): In memoriam

EL GRAN CAMALEÓN INGLÉS

Hace 101 años, tal día como hoy, nació el ilustre actor inglés Alec Guinness. Considerado uno de los mejores intérpretes de todos los tiempos, demostró a lo largo de su extensa carrera su capacidad camaleónica para encarnar todo tipo de personajes, tanto en la cinematografía británica como en Hollywood. Candidato al Oscar en cinco ocasiones (dos como actor principal, dos como secundario y una como guionista) lo ganó por su protagonismo en El puente sobre el Río Kwai, recibiendo otro honorífico en 1980. Otros galardones incluyen dos premios BAFTA (uno en competición y otro honorífico), un Globo de Oro y un Tony teatral. En 1955 fue nombrado Comandante de la Orden del Imperio Británico y en 1959 Caballero, con el título de Sir.  
Hijo de soltera, vivió desde niño en un ambiente muy humilde, lo que no le impidió completar sus estudios y trabajar desde comienzos de los años 30 como redactor publicitario. Mientras trabajaba en el mundo de la publicidad comenzó a estudiar interpretación en la Fay Compton School of Acting.
Allí conoció a John Gielgud, quien, impresionado por su talento, le incorporó a su plantilla teatral. En el año 1936 se unió al Old Vic Theatre, en donde representó numerosas obras clásicas, especialmente de William Shakespeare. Dos años antes había iniciado su carrera en el cine inglés con una breve aparición como extra sin acreditar en la película La canción del crepúsculo (1934) de Victor Saville.
Tras servir en la marina británica durante la Segunda Guerra Mundial, Guinness retomó su trayectoria en la pantalla grande consiguiendo un papel importante en Cadenas rotas (1946) de David Lean, director con el que volvió a repetir en Oliver Twist (1948), otra adaptación de Charles Dickens, en la que el actor londinense ofrecía un excelente retrato de Fagin. Su esencial colaboración con los estudios británicos Ealing comenzó con Ocho sentencias de muerte (1949) de Robert Hamer,  comedia negra en la que Alec Guinness representó ocho papeles diferentes, incluido uno femenino.
Last holiday (1950) de Henry Cass, comedia escrita por J. B. Priestley y The mudlark (1950) de Jean Negulesco, donde interpretó a Benjamin Disraeli junto a Irene Dunne como la Reina Victoria, dieron inicio a la década de los 50, durante la primera mitad de la cual prosiguió apareciendo en pequeñas joyas de la Ealing que convirtieron a Guinness en uno de los principales actores de su país: Oro en barras (1951) de Charles Chrichton, que le valió su primera candidatura al Oscar, y El hombre del traje blanco (1951) de Alexander McKendrick fueron la avanzadilla de sus trabajos para esa productora, a los que siguieron títulos para otras como The card (1952) de Ronald Neame, El paraíso del capitán (1953) de Anthony Kimmins, El detective (1954) de Robert Hamer o El prisionero (1955) de Peter Glenville. Con la comedia negra El quinteto de la muerte (1955) de Alexander McKendrick protagoniza otro gran clásico de los estudios Ealing.
Su aptitud interpretativa no pasó inadvertida para los estudios de Hollywood, que requirieron los servicios de Guinness en El cisne (1956), película romántica dirigida por Charles Vidor y coprotagonizada por Grace Kelly y Louis Jordan. Después rodó junto a su buen amigo David Lean la exitosa superproducción bélica anglo-estadounidense El puente sobre el Río Kwai (1957), que, basada en una novela de Pierre Boulle, proporcionó a Alec Guinness el Oscar al mejor actor. Al año siguiente repitió nominación a ese premio, esta vez en el apartado de guión adaptado, por la comedia Un genio anda suelto (1958) de Ronald Neame, finalizando el decenio con dos títulos de intriga basados en respectivas novelas de Daphne Du Maurier y Graham Greene: Donde el círculo termina (1959) de Robert Hamer, con Bette Davis, y Nuestro hombre en La Habana (1959) de Carol Reed, con Burl Ives y Maureen O’Hara.
Durante los años 60 y 70 pudo ser visto en títulos como Whisky y gloria (1960) de Ronald Neame, drama militar con John Mills, A majority of one (1962) de Mervyn LeRoy, comedia romántica con Rosalind Russell, Motín en el Defiant (1962) de Lewis Gilbert, drama de aventuras marinas con Dirk Bogarde y Anthony Quayle, Lawrence de Arabia (1962) de David Lean, superproducción épico-biográfica con un gran reparto que incluía a Peter O'Toole, Anthony Quinn, Jack Hawkins y José Ferrer, La caída del Imperio Romano (1964) de Anthony Mann, drama histórico con Sophia Loren, Stephen Boyd, James Mason, Christopher Plummer y Anthony Quayle, Doctor Zhivago (1965) de David Lean, otra superproducción épico-histórica, con Omar Sharif, Julie Christie, Geraldine Chaplin y Tom Courtenay encabezando el reparto, Hotel Paradiso (1966) de Peter Glenville, comedia de época con Gina Lollobrigida, Conspiración en Berlín (1966) de Michael Anderson, thriller de espionaje con George Segal, Max von Sydow y Senta Berger, Los comediantes (1967) de Peter Glenville, drama basado en una novela de Graham Greene, con Richard Burton, Elizabeth Taylor y Peter Ustinov, Cromwell (1970) de Ken Hughes, drama histórico con Richard Harris, Muchas gracias, Mr. Scrooge (1970) de Ronald Neame, musical dickensiano con Albert Finney, Hermano sol, hermana luna (1972) de Franco Zeffirelli, biopic sobre San Francisco de Asís, donde interpretó al Papa Inocencio III, Hitler: los diez últimos días (1973) de Ennio De Concini, drama donde personificó la decadencia en el poder del Führer, Un cadáver a los postres (1976) de Robert Moore, comedia negra de reparto multiestelar, La guerra de las galaxias (1977) de George Lucas, famosa película de aventuras y ciencia-ficción por la que fue nominado al Oscar como mejor actor secundario en su papel de Obi-Wan Kenobi, que repitiría en El imperio contraataca (1980) de Irvin Kershner y El retorno del Jedi (1983) de Richard Marquand..
Del resto de su filmografía destacan sus papeles de carácter en Rescaten el Titanic (1980) de Jerry Jameson, El pequeño Lord (1980) de Jack Gold, Loco de amor (1983) de Marshall Brickman, Pasaje a la India (1984) de David Lean, La pequeña Dorrit (1988) de Christine Edzard, que le supuso su última nominación al Oscar (en el apartado de actor secundario), Un puñado de polvo (1988) de Charles Sturridge, o Kafka, la verdad oculta (1991) de Steven Soderbergh.
El 5 de agosto del año 2000 el gran actor londinense fallecía a los 86 años de edad a causa de un cáncer hepático. Dejaba viuda a su esposa, la escritora Merula Salaman, con quien se casó en 1938 y a quien había conocido en sus inicios teatrales con John Gielguld. La pareja tuvo un hijo en 1940 al que llamaron Matthew.
Se considera a Guinness, con Olivier y Gielgud, uno de los tres mejores actores británicos que en la posguerra hicieron con éxito la transición del teatro de Shakespeare y el cine inglés a las grandes producciones de Hollywood.

(Semblanza biográfica a partir de la página El Criticón)



No hay comentarios:

Publicar un comentario