Museo LoPiù

Museo LoPiù
(Logo designed by Juan Carlos Cuba)

Translate

viernes, 27 de febrero de 2015

Lillian Gish (Springfield, Ohio, US, 14-10-1893 / New York City, US, 27-2-1993): In memoriam

LA MEJOR ACTRIZ DEL CINE MUDO

Hoy se cumplen 22 años del fallecimiento a los 99 de la actriz estadounidense Lillian Gish, llamada 'La Primera Dama del Cine Americano'. Ella fue una de las mayores estrellas en los albores del cine: su rostro expresivo y su belleza dulce y romántica se convirtieron en primeras muestras de un arte naciente. En 1971 recibió un Oscar honorífico y en 1984 fue galardonada con el Life Achievement Award del AFI.

Semblanza biográfica a partir de la página El Criticón:

Mítica e importante actriz estadounidense, fue la primera en distinguir la interpretación teatral de la cinematográfica. Sus pioneros retratos femeninos en films de David W. Griffith marcaron la pauta de la actuación en la gran pantalla. Lillian Diana Gish aprendió a actuar en su temprana niñez junto a su madre y su hermana Dorothy cuando tuvieron que ganarse la vida apareciendo en obras de teatro locales ante las largas ausencias de su embriagado padre. Posteriormente se trasladó a Nueva York en donde comenzó a representar teatro junto a su hermana y una buena amiga llamada Mary Pickford que se mudó a Hollywood para intentar probar fortuna en el mundo del cine. Pickford se convirtió en una estrella y recomendó a David W. Griffith que contratase a sus compañeras neoyorquinas, quedando el famoso director y productor asombrado con el talento y belleza de Lillian. En 1912 las hermanas Gish se incorporaron a la Biograph protagonizando El enemigo invisible (1912), el primer título de los muchos que Lillian compartió con Griffith. Ambos crearon una nueva forma de narración cinematográfica, con especial significación por la utilización del primer plano, que Lillian sabía adecuar a las emociones requeridas de forma extraordinaria.
Las películas más importantes de la pareja son Judith de Bethulia (1914), El nacimiento de una nación (1915), Intolerancia (1916), Lo más grande en la vida (1918), Lirios rotos (1919) y Las dos tormentas (1920) y Las dos huérfanas (1921). En el año 1920 llegó a dirigir una película titulada Remodeling her husband (1920) que protagonizó su hermana Dorothy Gish. Posteriormente trabajó para otros directores como Henry King en La hermana blanca (1923), King Vidor en La bohème (1926), Victor Sjöström en La letra escarlata (1926) y El viento (1928), o Fred Niblo en El enemigo (1927). 
La llega del cine sonoro no satisfizo a Lillian, ya que, al igual que Charles Chaplin, opinaba que iba en contra de los valores artísticos de la imagen cinematográfica desarrollada por los pioneros del cine mudo. Tras sus primeras películas sonoras, Una noche romántica (1930) y Su doble vida (1933), Lillian regresó a Broadway, en donde permaneció casi toda su carrera. Años más tarde volvió esporadicamente al cine en títulos como Ataque al amanecer (1942) de John Farrow, Duelo al sol (1946) de King Vidor, que le valió su única candidatura al Oscar en el apartado de actriz secundaria, Jennie (1948) de William Dieterle, La tela de araña (1955) de Vincente Minnelli, La noche del cazador (1955) de Charles Laughton, Los que no perdonan (1960) de John Huston, Veinte docenas de hijos (1966) de Norman Tokar, Los comediantes (1967) de Peter Glenville, Un día de boda (1978) de Robert Altman o Dulce libertad (1985) de Alan Alda. El último trabajo cinematográfico de Lillian Gish fue Las ballenas de agosto (1987), película del británico Lindsay Anderson que estaba coprotagonizada por otros significativos nombres del cine clásico: Bette Davis, Ann Sothern, Vincent Price y Harry Carey Jr. 
Entre 1949 y 1985 Lillian Gish realizó también trabajos para la televisión. Permaneció soltera durante toda su larga vida, que acabó de un fallo cardiaco pocos meses antes de cumplir los cien años. Ella fue la mejor actriz del cine silente y una de las más grandes de la historia del séptimo arte.


No hay comentarios:

Publicar un comentario