Museo LoPiù

Museo LoPiù
(Logo designed by Juan Carlos Cuba)

Translate

sábado, 17 de enero de 2015

Dalida - Salma ya Salama

DALIDA (El Cairo, Egipto, 17-1-1933 / París, Francia, 3-5-1987): IN MEMORIAM

Hoy es aniversario natal de la cantante francesa de ascendencia italiana Dalida, artista de renombre mundial que actuó con gran éxito en muchos países de los cinco continentes y grabó discos en más de diez lenguas, incluyendo francés, italiano, español, alemán, inglés, holandés, griego, japonés, hebreo y árabe. En sus 30 años de carrera musical fue vendedora de más de 170 millones de discos, ganó 70 discos de oro y fue la primera cantante en recibir uno de diamante. Es una de las seis cantantes más populares en todo el mundo. 
Nacida en un Egipto colonial y cosmopolita, Iolanda Gigliotti (su verdadero nombre) era hija del primer violinista de la Opera de El Cairo y de una costurera. Sus padres procedían de una población de Calabria (Italia). Ya en la escuela comenzó a interesarse por la escena. Después de trabajar como costurera y modelo, en 1954 participó en el concurso de Miss Egipto y ganó el primer premio. A finales de aquel mismo año, tras intervenir en tres películas de bajo presupuesto cuando El Cairo era el 'Hollywood de Oriente', decide viajar a París donde alquila un apartamento con la intención de convertirse en actriz, a pesar de los recelos de su familia. Pero los tiempos son difíciles y en el cine francés no hay lugar para ella. Así que para mantenerse a sí misma, Iolanda tomó clases de canto y comenzó a actuar en la Villa d'Este, un cabaret muy próximo a los Campos Elíseos. Allí debutó con el nombre artístico de Dalila, que cambió rapidamente a Dalida para evitar las connotaciones bíblicas. Pronto es descubierta por Bruno Coquatrix, el director del Olympia, que la invita a participar en un concurso de nuevos talentos en su music-hall, donde están presentes el productor discográfico Eddie Barclay y Lucien Morisse, el director de programas de la emisora Radio Europa 1. Este último, subyugado por el encanto oriental de Dalida, opta por hacerse cargo de su carrera.
Poco después aparece el primer single de Dalida, Madona (1956), versión francesa de "Barco negro", un tema en portugués de Amalia Rodrigues. Para el single que la encumbraría, Morisse le escoge la canción Bambino (1956), versión franco-italiana del éxito "Guaglione" de Renato Carosone y también aparece el primer álbum de la cantante Son nom est Dalida (1957). El éxito es fulgurante y la canción se convierte en el primer gran hit de Dalida, se venden medio millon de copias y ella gana su primer disco de oro. Semanas más tarde forma parte de los espectáculos de Charles Aznavour y Gilbert Bécaud en el Olympia, teatro donde en adelante sus presentaciones cosecharían triunfos sucesivos en 1961, 1964, 1967, 1971, 1974, 1977 y 1981.
Otras canciones exitosas del primer período Barclay fueron Buenas noches mi amor (1957), Tu n'as pas très bon caractère (1957), Gondolier (1958), número uno en Francia por cuatro semanas y otro gran éxito en Europa, Je pars (1958), Les gitans (1958), Come prima (1958), Les enfants du Pirée (1959), Guitare et tambourin (1959), Histoire d'un amour (1959), Romantica (1960), T'aimer follement (1960), Itsi bitsi petit bikini (1960), Garde-moi la dernière danse (1961), Le petit Gonzales (1962), Cha cha cha (1963), Chaque instant de chaque jour (1964), Amour excuse-moi (1964), La danse de Zorba (1965), Il silenzio (1965), Bang bang (1966), Petit homme (1966), Pensiamoci ogni sera (1966), Manuel Benítez "El Cordobés" (1966) o Je reviens te chercher (1967). Curiosamente la mayoría de los éxitos de Dalida en los años 60 eran versiones en francés de otros hits foráneos.
Mientras era aclamada en Francia como la gran vedette de la música ligera y ser la primera artista en tener un club de fans, accediendo a la consideración de icono a imitar por las jovencitas (a un nivel semejante a Brigitte Bardot), en lo sentimental, la vida de Dalida fue ciertamente dramática. En 1961, más por gratitud que por amor, se casó con Lucien Morisse, al que abandonó poco después al enamorarse repentinamente del pintor Jean Sobieski. Con su matrimonio adquirió la ciudadanía francesa aun conservando la italiana y egipcia. El divorcio de Morisse se produjo en 1962 y ese mismo año compró una mansión en Montmartre. La relación con Sobieski acabó en 1963. A partir de 1964 se tiñó el pelo de rubio y ese año ganó un disco de platino. Ante el embate de la generación ye-yé, su estatus estelar no sufrió merma: un sondeo de 1965 indicaba que ella era la cantante preferida de los franceses. Al mismo tiempo triunfaba en otros países como Italia, Alemania o España, grabando sus éxitos en las lenguas respectivas.
En 1966 la RCA italiana le presenta a Luigi Tenco, un joven, talentoso e inconformista cantautor. Ambos congenian y la compañía postula a la pareja para interpretar a doble vuelta en el Festival de Sanremo la canción Ciao amore ciao de Tenco. En la primera semifinal, celebrada el 26 de enero de 1967, la canta primero él y luego Dalida. Los periodistas comentan que ella estuvo mucho mejor que el autor, que actuó muy nervioso, agitado, pálido, con mirada febril y bajo el efecto combinado de alcohol y calmantes. 225 jurados diseminados en 15 ciudades dictaminan la exclusión de la canción de cara a la finalissima, lo que supone una terrible desilusión para Luigi. En las primeras horas de la madrugada posterior, Dalida encuentra su cadáver en la habitación 219 del Hotel Savoy: Luigi Tenco, el nuevo hombre de su vida, se había disparado con una pistola un tiro en la cabeza después de dejar una nota expresando su protesta por la eliminación de su canción. Irónicamente, después, la canción tuvo un gran éxito en Italia y, aun hoy, Tenco es un cantante de culto. El trágico acontecimiento afectó profundamente a Dalida (que nunca más volvería a Sanremo) y justo un mes después del suicidio de Tenco, ella intenta quitarse la vida con una sobredosis de barbitúricos en el Hotel Príncipe de Gales parisino. Encontrada inconsciente y, pasados cinco días en coma y un mes convaleciente, la cantante remonta y prepara su retorno al Olympia para octubre de ese año. En diciembre de 1967 Dalida descubre que está embarazada de Lucio, un estudiante romano doce años más joven que ella. Tras su decisión de abortar en Italia en condiciones clandestinas, queda estéril, lo que le causará un gran sufrimiento.
En 1968 recoge la Medalla de la Presidencia de la República de manos de Charles de Gaulle. Le temps des fleurs (1968), Zum zum zum (1969) o Darla dirladada (1970) son algunos de sus siguientes éxitos en Barclay. Otra tragedia se interpone en el camino de Dalida: en septiembre de 1970 su exmarido Lucien Morisse se suicida de un disparo en la sien en su apartamento en París. A partir de 1970 comienza el período Orlando, alias de su hermano menor Bruno Gigliotti, en cuyas manos pone su carrera la artista y que en adelante producirá sus mayores logros discográficos. Los éxitos se suceden en esta nueva etapa en la que prefiere cantar temas con una dimensión poética: Avec le temps (1971), Pour ne pas vivre seul (1972), Il venait d'avoir 18 ans (1973), Je suis malade (1973), sin desdeñar motivos más comerciales como Paroles, paroles (1973), su versión junto a Alain Delon del éxito de Mina. Con Gigi l'amoroso (1974) logra su mayor hit internacional, encabezando las listas en doce países y gana nueve discos de oro. En sus actuaciones ha ido mostrando de forma creciente sus aptitudes dramáticas además de como cantante. Un año después, los mismos autores componen para ella Mein lieber herr (1975) y asímismo Dalida fue la primera artista francesa en iniciarse en la música disco con su exitosa versión de J'attendrai (1975), un antiguo éxito de 1938 que popularizaron Rina Ketty y Tino Rossi. Su siguiente hit internacional sería Salma ya salama (1977), que grabó en árabe y otros idiomas. Siguieron Le lambeth walk (1978), Comme disait Mistinguett (1979), Il faut danser reggae (1980), Mourir sur scène (1983) o Les hommes de ma vie (1986). Para ella se inventó el disco de diamante en 1981.
En 1983 Richard Chanfray, pretendidamente Conde de Saint-Germain, que había sido su compañero sentimental de 1972 a 1981 se suicida inhalando el gas del tubo de escape de su coche. Dalida queda desolada nuevamente al perder al tercer hombre de su vida. En 1984 declina recibir la Legión de honor y en 1986, después de rodar en Egipto Le sixième jour, una película dirigida por Youssef Chahine en la que la crítica saluda su actuación, la cantante cae en una profunda depresión: se siente sola, no tiene marido ni hijos y los años empiezan a pesarle. La noche del 2 al 3 de mayo de 1987 Dalida decide dormir para siempre ingiriendo una sobredosis de barbitúricos. Dejó dos cartas, una para su hermano Orlando y otra para François Naudy, su último compañero sentimental, además de una nota dirigida a su público diciendo "Perdónenme, la vida me es insoportable". Dalida contaba 54 años. Su repentina muerte conmocionó a toda Francia y en su entierro fueron leídas unas palabras de despedida del presidente de la República, François Mitterrand: "Adiós, Yolanda, Gracias, Dalida". 
Mito nacional, desde su muerte Dalida se ha convertido en toda una figura de culto y en un icono gay en Francia. En 1997 se le dedicó una Plaza en Montmartre a su nombre con un monumento, cerca de donde ella había vivido, la tercera plaza en París dedicada a una mujer además de Juana de Arco y Sarah Bernhardt.


  

Salma ya Salama, un tema tradicional egipcio, se convirtió en 1977 en uno de los primeros éxitos de fusión étnica en el mundo. Cuando Dalida viajaba a su país natal, el rais, el presidente Sadat, iba a recibirla al aeropuerto. Ella era una Cleopatra rubia.

No hay comentarios:

Publicar un comentario