Museo LoPiù

Museo LoPiù
(Logo designed by Juan Carlos Cuba)

Translate

miércoles, 2 de diciembre de 2015

Georges Seurat paintings

GEORGES PIERRE SEURAT (Paris, France, 2-12-1859 / Ibídem, 28-3-1891): IN MEMORIAM

Hoy es aniversario natal del pintor francés Georges-Pierre Seurat, uno de los máximos representantes del neoimpresionismo. Rechazando el efecto borroso de las pinturas impresionistas, realizadas con pinceladas irregulares, inventó la técnica más científica del puntillismo, donde las formas se construyen a partir de la aplicación de muchos pequeños puntos de colores puros sobre un fondo blanco. En general, su obra se caracteriza por sus figuras hieráticas, lo que estableció las premisas de lo que más tarde sería el fauvismo y el cubismo.
Hijo de un policía, Georges-Pierre Seurat ingresó a los dieciocho años en la Escuela de Bellas Artes de París, donde estudió durante un año para abandonarla insatisfecho tras visitar la cuarta exposición impresionista, donde le fascinaron las obras de Pissarro, Degas y Monet. Después de prestar un año de servicio militar en Brest, volvió a París y se dedicó a perfeccionar su técnica en el dibujo además de seguir las teorías acerca de la luz y el color inspiradas en el clasicismo de Ingres. Más tarde participó en la fundación del Salón de Artistas Independientes, que agrupaba pintores de nuevas tendencias como el neoimpresionismo o puntillismo, corriente de la que fue el iniciador. Seurat llevó al límite la experiencia impresionista y, en lugar de reproducir los efectos de la luz, empezó a pintar mediante toques aislados y a plasmar las formas reducidas a sus características esenciales. El estudio científico del color y la sistemática división de las tonalidades cromáticas fueron los principios básicos que inspiraron la metódica búsqueda de los autodenominados pintores neoimpresionistas o puntillistas. Estos artistas llevaron a sus últimas consecuencias los planteamientos que, de modo más intuitivo, habían desarrollado los impresionistas.
Seurat fue el fundador de la teoría del divisionismo, término que aludía a la división del color, pues no se mezclan los colores en la paleta; sólo se usaban los colores básicos, produciéndose la mezcla en la retina del espectador. Para ella aprovechó los postulados impresionistas, depurándolos y extremando el rigor científico. Entabló amistad con Paul Signac (pintor que compartía sus ideas y que se sumaría al puntillismo) cuando presentó Baño en Asnières (1884), la primera de sus seis grandes obras, seguida posteriormente por Tarde de domingo en la isla de la Grande Jatte (1986), Las modelos (1888), La parada (1889), El chahut (1890) y El circo (1991). En 1885 se les unió Camille Pissarro; los tres pintores formaron el núcleo del grupo que sería luego conocido con el nombre de neoimpresionistas o puntillistas. Al igual que los impresionistas, buscaban expresar las calidades esenciales de la luz y el color, pero a pesar de apuntar a objetivos similares, estos dos movimientos pictóricos se contraponían: Los impresionistas pretendían captar el momento fugaz, su transitoriedad, sus matices cambiantes; los puntillistas reaccionaron contra esta fugacidad y, en vez de una aproximación instintiva, de unos procedimientos más o menos improvisados, ellos querían encontrar una técnica razonada, normativa, perenne, para conceder finalmente la mayor importancia a la composición, que había de ser meticulosa en extremo. No obstante, la influencia del puntillismo fue amplia, pero de corta duración, pues lo estricto de las reglas chocaba con la sensibilidad propia de cada artista. Aun cuando el puntillismo fuera rápidamente abandonado, obtuvo muchos logros, entre los que se cuenta el de propiciar la creencia de que el arte debía apoyarse en el conocimiento científico, idea que, de algún modo, condujo al nacimiento del cubismo y del arte abstracto.
Georges Seurat mantuvo una relación con su modelo Madeleine Knobloch, de la que nació un hijo en febrero de 1890. Un año más tarde el pintor falleció de difteria a la edad de 31 años. Su hijo murió de la misma enfermedad dos semanas después. Madeleine, por entonces embarazada, daría a luz un segundo hijo que también murió.



No hay comentarios:

Publicar un comentario