Museo LoPiù

Museo LoPiù
(Logo designed by Juan Carlos Cuba)

Translate

miércoles, 28 de octubre de 2015

Rafael Alberti (Puerto de Santa María, Cádiz, España, 16-12-1902 / Ibídem, 28-10-1999): In memoriam

MARINERO EN TIERRA

A la edad de 96 años, tal día como hoy, hace dieciséis, falleció el escritor español Rafael Alberti, poeta y dramaturgo, miembro de la Generación del 27. Su literatura desarrolla elementos populares inspirados en las costumbres de su tierra andaluza, barrocos, con influencia de Luis de Góngora, y surrealistas, sin perder en parte de su obra un enfoque sociopolítico.

Texto procedente de la página Buscabiografías:

"Me fui con el puño cerrado y vuelvo con la mano abierta como símbolo de paz y fraternidad entre todos los españoles".
Rafael Alberti

Nació el 16 de diciembre de 1902 en Puerto de Santa María (Cádiz), hijo de Agustín Alberti y de María Merello, fue el quinto de seis hermanos. Nieto de bodegueros de origen italiano proveedores de cortes europeas.
Desde su infancia mostró interés por las artes plásticas. Sus inicios fueron en el mundo de la pintura. En 1917 se trasladaba con su familia a Madrid, donde se dedica a copiar pinturas en el Museo del Prado, vocación que prefirió al bachillerato, que jamás terminaría. Después de un período de aprendizaje con la pintura, concurre al Salón Nacional de Otoño y celebra su primera exposición de cuadros y dibujos en el Ateneo.
La nostalgia y el pesar por la muerte de su padre le llevaron a refugiarse en la poesía y dejar la pintura en un segundo plano. Su primer poema lo compone con apenas veinte años. Una incipiente tuberculosis le obliga a pasar algunos meses en un sanatorio de la Sierra de Guadarrama donde tiene la oportunidad de leer y afianzar su vocación literaria. Iría introduciéndose en la Residencia de Estudiantes, donde se relaciona con la Generación del 27 (Dámaso Alonso, Federico García Lorca, Gerardo Diego y Vicente Aleixandre, entre otros), movimiento intelectual que había surgido con motivo del homenaje celebrado en Sevilla en 1927 a Luis de Góngora, en el centenario de su muerte.
En el año 1924, recibió el Premio Nacional de Literatura por el primer libro que publicó, Marinero en tierra. En 1926 se publica La amante, relato poético de un viaje, al año siguiente, un libro de poemas, El alba del alhelí. En 1929 publicó Cal y canto, donde aparecen influencias del ultraísmo. También de ese mismo año es Sobre los ángeles, alegoría surrealista. Se edita Sermones y moradas (1930) y Con los zapatos puestos tengo que morir (1930).
Afiliado al Partido Comunista español, publicó hasta 1937 un conjunto de libros que denominó El poeta en la calle, aparecidos conjuntamente en 1938. De la misma época son sus obras de teatro entre las que destaca Fermín Galán (1931). Más adelante escribió otras obras teatrales como El adefesio (1944) y Noche de guerra en el Museo del Prado (1956). De su poesía no política destacan Entre el clavel y la espada (1941) y A la pintura (1948). En Retornos de lo vivo lejano (1952) y Baladas y canciones del Paraná (1954) incluye canciones muy cercanas a las de Marinero en tierra. El primer libro que publicó a su regreso a Europa fue Roma, peligro de caminantes (1968).
Junto a su compañera, la escritora María Teresa León, se exilia tras la derrota de la República en la Guerra Civil española. Residió en Argentina hasta el año 1962, después en Roma, y no regresó a España hasta 1977, siendo elegido diputado por la provincia de Cádiz. Narra su vida durante los años de destierro en La arboleda perdida (1959 y 1987). Entre la obra posterior a su regreso a España, destaca el libro de carácter erótico, Canciones para Altair, publicado en 1989.
Recibió muchos premios y reconocimientos, entre ellos el Premio Lenin de la Paz en 1966 y el Premio Cervantes en 1983. En 1989 la Diputación de Cádiz creó en su ciudad natal la fundación que lleva su nombre, a la que se trasladó gran parte de su archivo y biblioteca personales.
Tras el fallecimiento de María Teresa León en 1988, contrajo matrimonio en segundas nupcias dos años después con María Asunción Mateo, quien le acompañó y representó durante sus últimos años. Rafael Alberti falleció sobre las 0.30 de la madrugada del 28 de octubre de 1999 en su localidad natal de Puerto de Santa María.



Retornos del amor recién aparecido

Cuando tú apareciste,
penaba yo en la entraña más profunda
de una cueva sin aire y sin salida.
Braceaba en lo oscuro, agonizando,
oyendo un estertor que aleteaba
como el latir de un ave imperceptible.
Sobre mí derramaste tus cabellos
y ascendí al sol y vi que eran la aurora
cubriendo un alto mar en primavera.
Fue como si llegara al más hermoso
puerto del mediodía. Se anegaban
en ti los más lucidos paisajes:
claros, agudos montes coronados
de nieve rosa, fuentes escondidas
en el rizado umbroso de los bosques.

Yo aprendí a descansar sobre tus hombros
y a descender por ríos y laderas,
a entrelazarme en las tendidas ramas
y a hacer del sueño mi más dulce muerte.
Arcos me abriste y mis floridos años
recién subidos a la luz, yacieron
bajo el amor de tu apretada sombra,
sacando el corazón al viento libre
y ajustándolo al verde son del tuyo.
Ya iba a dormir, ya a despertar sabiendo
que no penaba en una cueva oscura,
braceando sin aire y sin salida.

Porque habías al fin aparecido.

(Retornos de lo vivo lejano, 1952)

No hay comentarios:

Publicar un comentario