Museo LoPiù

Museo LoPiù
(Logo designed by Juan Carlos Cuba)

Translate

jueves, 18 de febrero de 2016

Tributo a Milos Forman (Čáslav, Checoslovaquia, hoy República Checa, 18-2-1932)

ADALID DE LA LIBERTAD

El director checo (nacionalizado estadounidense en 1977) Milos Forman cumple hoy 84 años. Exilado de su país natal, donde rodó sus primeros films destacables, en su restante carrera en Hollywood convirtió la proclamación de la libertad sin cortapisas en tema central de su filmografía. A pesar de su reducida filmografía, ha sido reconocido con multitud de premios entre ellos dos Oscars al mejor director.
Jan Tomáš Forman, conocido como Milos Forman, perdió de niño a sus padres, víctimas de la persecución nazi: ella, directora de un hotel de verano, en el campo de exterminio de Auschwitz en 1943, él, profesor, arrestado por distribuir libros prohibidos, en el de Buchenwald en 1944. Forman vivió con familiares durante la Segunda Guerra Mundial y después descubriría que su padre biológico era en realidad un arquitecto judío, Otto Kohn, sobreviviente del Holocausto.
En la posguerra estudió cinematografía en Praga durante cuatro años, pasando a trabajar en 1955 para la televisión. Tras rodar el documental Concurso (1963), debutó en el largometraje de ficción con Pedro, el negro (1964), drama enclavado en la nueva ola checoslovaca. Con las comedias Los amores de una rubia (1965) y ¡Al fuego, bomberos! (1967) alcanzó proyección internacional, pues ambos films fueron nominados al Oscar a la mejor película de lengua no inglesa. A mediados de 1968 contactó en Praga con representantes de la Paramount para un rodaje en los Estados Unidos. En agosto de ese año estaba en París durante la intervención soviética en Checoslovaquia que acabó con la Primavera de Praga. En 1969 viajó a los Estados Unidos, donde trabajó en el guión de Juventud sin esperanza (1971), comedia dramática con Lynn Carlin y Buck Henry que evidenciaba una mordaz crítica a la clase media americana. La película ganó el Gran Premio del Jurado en Cannes. 
Con su siguiente título de ficción, Alguien voló sobre el nido del cuco (1975), basado en la novela contracultural de Ken Kesey, con unos excelentes Jack Nicholson y Louise Fletcher como protagonistas, no sólo logró su mejor obra, sino que alcanzó un enorme éxito internacional. Nominada a nueve Oscars, ganó cinco (entre ellos a la mejor película y director), además de seis Globos de Oro y seis BAFTA. La historia del criminal que finge locura para ser encerrado en un centro psiquiátrico, revolucionando a los otros internos, se convirtió en símbolo de la cultura antisistema y en uno de los films míticos de los años 70. Mucho más discreta fue la repercusión de Hair (1979), algo tardía traslación a la pantalla del musical del mismo título de James Rado y Gerome Ragni estrenado en Broadway en 1968. Con John Savage, Treat Williams y Beverly D'Angelo encabezando el reparto, intentaba revivir los años de la eclosión del movimiento hippy, la defensa del amor libre y la oposición a la guerra de Vietnam. Más conseguida, aunque de menor repercusión comercial, pese a sus ocho candidaturas al Oscar, resultó Ragtime (1981), drama según la novela de Doctorow, sobre la evolución de la sociedad estadounidense en la primera década del siglo XX y temas como el racismo, la familia o el nacimiento del jazz, con una memorable banda sonora a cargo de Randy Newman. En su reparto figuraban Brad Dourif, Moses Gunn, Elizabeth McGovern, Kenneth McMillan, James Olson, Mandy Patinkin, Howard E. Rollins Jr. y Mary Steenburgen, además de reunir por última vez en la pantalla a los veteranísimos James Cagney y Pat O'Brien.
Forman regresó a Checoslovaquia para filmar la superproducción estadounidense Amadeus (1984), adaptación libre de la obra escénica de Peter Shaffer estrenada en 1979 y centrada en la envidia que el genio musical innato de Mozart (Tom Hulce) despierta en el mediocre compositor Antonio Salieri (F. Murray Abraham) en la Viena imperial de Josef II. Nominada a once Oscars, ganó ocho (entre ellos los de mejor película y director), cuatro Globos de Oro, cuatro BAFTA, tres David di Donatello, dos Nastri d'Argento, y el César a la mejor película extranjera entre otros premios, obteniendo asímismo un notable éxito de público y crítica. Su siguiente título, Valmont (1989), protagonizado por Colin Firth, Annette Bening y Meg Tilly, fue un gran fracaso, perjudicado por el éxito de la superproducción Las amistades peligrosas (1988) de Stephen Frears, basada en la misma novela de Choderlos de Laclos y estrenada un año antes.
Siete años tardó en filmar su siguente película, El escándalo de Larry Flynt (1996), drama biográfico sobre el editor de la revista erótica Hustle en los años 70, un alegato a la libertad de expresión, con Woody Harrelson, Courtney Love y Edward Norton, que ganó el Oso de Oro en Berlín y supuso la tercera candidatura al Oscar de Forman como mejor director. Man on the moon (1999) fue otra adaptación biográfica, en este caso del actor cómico Andy Kaufman, al que encarnó Jim Carrey. Ambas bien recibidas por la crítica, no obtuvieron éxito de taquilla, como tampoco Los fantasmas de Goya (2006), drama biográfico rodado en España, con Javier Bardem, Natalie Portman y Stellan Skarsgård, mal recibida por la crítica.
Milos Forman se ha casado tres veces. Su primera esposa fue la estrella de cine checa Jana Brejchová (1958-1962). Con su segunda esposa, la actriz Vera Kresadlová-Formanová (1964-1999), tuvo dos gemelos, nacidos en 1964. Tras el divorcio se casó en 1999 con Martina Zborilová, con la que también tuvo dos gemelos.


No hay comentarios:

Publicar un comentario