Museo LoPiù

Museo LoPiù
(Logo designed by Juan Carlos Cuba)

Translate

sábado, 20 de febrero de 2016

El hombre que lo sabía todo

UMBERTO ECO  (Alessandria, Italia, 5-1-1932 / Milano, Italia, 19-2-2016): R.I.P.

Enfermo de cáncer desde hace tiempo, ayer falleció en su casa a los 84 años el escritor, semiólogo, filósofo, pensador y erudito italiano Umberto Eco. Fue un intelectual humanista y lúcido de reconocido prestigio internacional. A lo largo de su vida criticó la manipulación en el periodismo y la corrupción. Autor de novelas históricas superventas como "El nombre de la rosa" o "El péndulo de Foucault", también escribió numerosos ensayos sobre semiótica, estética medieval, lingüística y filosofía. Su presencia en la vida cultural y política italiana ha sido fundamental. Amaba los libros: «Quien no lee, a los 70 años habrá vivido una sola vida. Quien lee habrá vivido 5000 años». Implacable con la estupidez humana, sobre las redes sociales en internet afirmó que «dan derecho de palabra a legiones de imbéciles». Doctor honoris causa por cuarenta universidades europeas y americanas, entre sus innumerables premios figuran: Comendador de la Orden de las Artes y las Letras en Francia (1985), Gran Cruz de Caballero de la Orden del Mérito de la República Italiana (1996), Premio Príncipe de Asturias de Comunicación y Humanidades en España (2000), Oficial de la Legión de Honor francesa (2003), Gran Cruz de la Orden del Mérito de Alemania (2009) y Comendador de la Legión de Honor francesa (2012).

Reseña a partir de la página Buscabiografías:
Umberto Eco fue uno de los trece hijos de Giulio, un contable que sirvió en tres guerras. Durante la Segunda Guerra Mundial, Umberto y su madre Giovanna se trasladaron a un pequeño pueblo de montaña piamontés. Eco, su apellido, supuestamente es un acrónimo de ex caelis oblatus (en latín: un regalo de los cielos), que le fue dado a su abuelo (un expósito) por un funcionario de la ciudad. Su padre le instó a convertirse en abogado pero entró en la Universidad de Turín para estudiar filosofía y literatura medieval. Doctorado con la tesis El problema estético de Santo Tomás, sobre Tomás de Aquino, durante sus estudios universitarios, dejó de creer en Dios y se apartó de la Iglesia Católica Romana.
Después trabajó como editor cultural para la emisora estatal Radiotelevisión Italiana (RAI) y y fue profesor de Estética entre 1956 y 1964. En 1962 contrajo matrimonio con la especialista en arte alemana Renate Ramge, con quien tendría un hijo y una hija. Algún tiempo después, ejerció en la Universidad de Milán durante dos años, antes de convertirse en profesor de Comunicación visual en Florencia en 1966. Formó parte de Gruppo 63, junto a artistas, pintores, músicos y escritores, con los que había hecho amistad en la RAI, y que se convirtió en una importante influencia en su carrera como escritor. Fue durante este periodo cuando publicó sus estudios Obra abierta (1962) y La estructura ausente (1968). Entre 1969 y 1971 dio clases en la Universidad Politécnica de Milán y en 1971, pasó a ser profesor de Semiótica en Bolonia. Su libro más completo sobre el tema fue Tratado de Semiótica General (1975).
Se hizo popular con dos novelas, El nombre de la rosa (1980), historia detectivesca que se desarrolla en un monasterio benedictino en el año 1327, y El péndulo de Foucault (1988), fantasía acerca de una conspiración secreta de sabios en torno a temas esotéricos. La primera fue adaptada con éxito al cine por el director francés Jean-Jacques Annaud en 1986. Otras novelas suyas son La isla del día de antes (1994), Baudolino (2000), La misteriosa llama de la Reina Loana (2004), y El cementerio de Praga (2010. La última de sus novelas fue Numero cero (2015).
Al margen de sus libros, Umberto Eco colaboró como columnista en múltiples periódicos y revistas, entre ellos Il Corriere della Sera, L’Espresso o La Repubblica. En febrero de 2000 creó en Bolonia la Escuela Superior de Estudios Humanísticos: La 'Superescuela', como se la conoce en Italia, iniciativa académica sólo para licenciados de altísimo nivel destinada a difundir la cultura universal. También fue secretario (y fundador desde 1969) de la Asociación Internacional de Semiótica. Inquieto hasta el fin, acababa de lanzar una nueva editorial, La Nave de Teseo.

No hay comentarios:

Publicar un comentario