Museo LoPiù

Museo LoPiù
(Logo designed by Juan Carlos Cuba)

Translate

jueves, 8 de diciembre de 2016

Tribute to Kim Basinger (Athens, Georgia, US, 8-12-1953)

SEX SYMBOL DE LOS 80

La actriz estadounidense Kim Basinger cumple hoy 63 años. Rubia, curvilínea y sensual, su  belleza le abrió las puertas del cine en una carrera donde escasean los títulos de calidad. Boom erótico en la segunda mitad de los años 80, diez años después pasó a ser una discreta secundaria. En esa categoría ganó un Globo de Oro y un Oscar, pero también ha sido nominada a los premios Razzie a la peor actriz en seis ocasiones.
Kimila Ann Basinger es la tercera de los cinco hijos de Ann Basinger, modelo, bailarina y nadadora en varias películas de Esther Williams, y de Don Basinger, músico de una banda de jazz que se dedicó a las finanzas. Kim, al igual que su madre, también estudió ballet desde muy niña. Extremadamente tímida, su vida comenzó a cambiar en su adolescencia, etapa en la que comenzó a participar en concursos de belleza. Trasladada a Nueva York, sus inicios profesionales fueron como modelo para la agencia Ford. Mientras trabajaba en el mundo de la publicidad, asistió a clases de interpretación en la Neighborhood Playhouse y también actuó como cantante en clubs del Greenwich Village.
En 1976, después de seis años como modelo, se desplazó a Los Angeles en pos de una carrera como actriz. Sus primeras apariciones como intérprete fueron en episodios de series de televisión. Debutó en el cine con La ambición de Jodie Palmer (1981) de David Greene, drama con Jan-Michael Vincent, en cuyo rodaje se enamoró del peluquero y maquillador Ron Snyder, con quien se casó en octubre de 1980 y de quien se divorciaría en 1989. Después apareció en Duelo en las profundidades (1982), titulo de aventuras dirigido y protagonizado por Charlton Heston, Nunca digas nunca jamás (1983) de Irvin Kershner, séptima y última intervención de Sean Connery como el agente 007, que sirvió además para publicitar ampliamente a Basinger como chica Bond, Mis problemas con las mujeres (1983) de Blake Edwards, fallido remake de "El amante del amor" (1977) de Truffaut, con Burt Reynolds y Julie Andrews, El mejor (1984) de Barry Levinson, drama deportivo con Robert RedfordRobert Duvall y Glenn Close, y Locos de amor (1985) de Robert Altman, adaptación de un drama de Sam Shepard, quien también escribió el guión y fue protagonista junto a ella, secundados por Randy Quaid y Harry Dean Stanton.
La película que la convirtió en estrella fue 9 semanas y media (1986) de Adrian Lyne, inefable drama erótico con Mickey Rourke, en realidad un subproducto de estética publicitaria del que muchos críticos abominaron pese a convertirse en un delirante fenómeno comercial que catapultó la carrera de sus protagonistas e hizo de Basinger el más prominente sex symbol de la década de los 80. A continuación protagonizó títulos como Atrapados sin salida (1986) de Richard Pearce, mediocre thriller con  Richard Gere, Cita a ciegas (1987) de Blake Edwards, comedia romántica con Bruce Willis, Nadine (1987) de Robert Benton, comedia con Jeff Bridges que fracasó en taquilla, Mi novia es una extraterrestre (1988) de Richard Benjamin, comedia de ciencia-ficción con Dan Aykroyd que tampoco funcionó, o Batman (1989) de Tim Burton, publicitadísima y muy taquillera primera traslación a la pantalla del cómic de Bob Kane, con Michael Keaton y Jack Nicholson.
Los años 90 comenzaron viéndola protagonizar junto a Alec Baldwin la floja comedia Ella siempre dice sí (1991) de Jery Rees. Durante su rodaje surgió un apasionado romance entre sus protagonistas. Basinger, que ya había pasado por tórridos affairs con Richard Gere, el productor Jon Peters y el cantante Prince, finalmente se casaría con Baldwin en 1993, unión de la que nació su hija Ireland en 1995. El tormentoso matrimonio duró hasta la separación definitiva a finales del año 2000 y el divorcio a comienzos del 2002. Las durísimas batallas legales de la ex-pareja por la custodia de la pequeña, ampliamente publicitadas por los medios, impulsaron a Baldwin a escribir un libro que se publicaría en 2008.
Volviendo a la filmografía de Basinger, hay que mencionar otros títulos de la década como Análisis final (1992) de Phil Joanou, neo-noir donde se reencontró con Richard Gere, Una rubia entre dos mundos (1992) de Ralph Bakshi, inane mezcla de personajes reales y dibujos animados donde también aparecían Gabriel Byrne y Brad Pitt, Extremadamente peligrosa (1993) de Russell Mulcahy, thriller con Val Kilmer y Terence Stamp, otro sonado fracaso, La huída (1994) de Roger Donaldson, inferior remake del film de 1972 dirigido por Sam Pekinpah (basados ambos en una novela de Jim Thompson), que Basinger coprotagonizó junto a su entonces marido Alec Baldwin, Prêt-à-porter (1994) de Robert Altman, comedia satírica con reparto multiestelar, y L.A. confidential (1997) de Curtis Hanson, hábil y elegante neo-noir que adaptaba una novela de James Ellroy, con Kevin Spacey, Russell Crowe, Guy Pearce y Danny DeVito, sin duda el mejor film de la carrera de Basinger (muy por encima de los demás), que le valió un Globo de Oro y el Oscar a la mejor actriz secundaria.
Tras tomarse un descanso de tres años, regresó a la pantalla con Soñé con África (2000) de Hugh Hudson, drama con Vincent Perez que supuso un nuevo fracaso en su carrera, al igual que La bendición (2000) de Chuck Russell, thriller de terror con Jimmy Smits y Christina Ricci. Su papel como la madre del rapero Eminen en el taquillerísimo drama 8 millas (2002) de Curtis Hanson parecía reavivar una filmografía dominada por la mediocridad pero no fue así, sucediéndose después títulos en su mayoría de limitada o escasa repercusión: Relaciones confidenciales (2003) de Daniel Algrant, drama con  Al Pacino y Téa Leoni, Una mujer difícil (2004) de Tod Williams, drama con Jeff Bridges, Love me tender (2004), comedia romántica con John Corbett, Cellular (2004) de David R. Ellis, thriller de acción con Chris Evans, Jason Statham y William H. Macy, La apuesta perfecta (2006) de Mark Rydell, drama con Danny DeVito, Kelsey Grammer, Carla Gugino, Ray Liotta y Forest Whitaker, La sombra de la sospecha (2006) de Clark Johnson, thriller con Michael Douglas, Kiefer Sutherland y Eva Longoria, Lejos de la tierra quemada (2008) de Guillermo Arriaga, drama de historias cruzadas con Charlize Theron y Jennifer Lawrence que supuso otro fracaso en taquilla pese a su interés, Perseguida (2008) de Susan Montford, thriller con Lukas Haas, Los confidentes (2009) de Gregor Jordan, thriller con Billy Bob Thornton, Winona Ryder y Mickey Rourke que también fracasó, Siempre a mi lado (2010) de Burr Steers, drama con Zac Efron y Amanda Crew, En tercera persona (2013) de Paul Haggis, drama de historias cruzadas con reparto encabezado por Liam Neeson, La gran revancha (2013) de Peter Segal, comedia sobre el boxeo y la vejez con Robert De Niro y Sylvester Stallone, o Dos buenos tipos (2016) de Shane Black, comedia de acción con Russell Crowe y Ryan Gosling muy bien recibida por la crítica.
Kim Basinger ha pasado por considerables problemas financieros. En 1989 compró un pueblo entero (Braselton, Georgia) por 20 millones de dólares con el propósito de hacer de él un parque temático sobre cine. Años después, declarada en bancarrota,  tuvo que venderlo por muchísimo menos de lo que le costó. La actriz se ha destacado como activista por la defensa  de los derechos de los animales. Desde 2014 mantiene una relación con el peluquero Mitch Stone.


No hay comentarios:

Publicar un comentario