Museo LoPiù

Museo LoPiù
(Logo designed by Juan Carlos Cuba)

Translate

miércoles, 26 de abril de 2017

Edward Arnold (New York City, US, 18-2-1890 / Encino, California, US, 26-4-1956): In memoriam

ACTOR - ESTRELLA  DE CARÁCTER

Hoy se cumplen sesenta y un años del fallecimiento del actor estadounidense Edward Arnold. De físico robusto y corpulento y voz grave, fue una popular personalidad de la pantalla durante más de tres décadas en las que apareció en alrededor de ciento cincuenta películas. Actor de carácter que en bastantes ocasiones encabezó repartos o compartió créditos con importantes estrellas, se especializó en personajes de autoridad o dominantes (a veces villanos astutos,  magnates fanfarrones o políticos corruptos). Siempre muy solicitado, a veces participó en dos rodajes al mismo tiempo.
Nacido Gunther Edward Arnold Schneider, era hijo de inmigrantes alemanes. A los diecisiete años inició su carrera de actor en escenarios neoyorquinos y diez años después debutó en el cine después de haber trabajado como extra para la compañía Essanay. En 1919 regresó al teatro y no volvió a aparecer en una película hasta la llegada del sonoro.
Entre las películas de esta etapa figuran Okay, America! (1932) de Tay Garnett, drama protagonizado por Lew Ayres, Sábado de juerga (1932) de William A. Seiter, drama con  Cary Grant, Nancy Carroll y Randolph Scott, Tres vidas de mujer (1932) de Mervyn LeRoy, drama con Joan Blondell, Warren William, Ann Dvorak y Bette Davis, Rasputin y la zarina (1932) de Richard Boleslawski, drama histórico con John Barrymore, Ethel Barrymore, Lionel Barrymore, La hermana blanca (1933) de Victor Fleming, drama romántico con Helen Hayes y Clark Gable, Una noche en El Cairo (1933) de Sam Wood, drama de aventuras con Ramon Novarro, Su última pelea (1933) de Archie Mayo, drama con Douglas Fairbanks Jr. y Loretta Young, Sólo con su amor (1933) de Marion Gering, drama con Sylvia Sidney, No soy un ángel (1933) de Wesley Ruggles, comedia con Mae West y Cary Grant, Escándalos romanos (1933) de Frank Tuttle, comedia musical con Eddie Cantor, Así ama la mujer (1934) de Clarence Brown, drama con Joan Crawford, Princesa por un mes (1934) de Marion Gering, comedia con Sylvia Sidney y Cary Grant, Doble secuestro (1934) de Murray Roth, drama con  Phillips Holmes y Mary Carlisle, Mercaderes de la muerte (1934) de William A. Wellman, drama donde Arnold fue el protagonista, El Cardenal Richelieu (1935) de Rowland V. Lee, drama histórico con George Arliss, o La llave de cristal (1935) de Frank Tuttle, drama de intriga con George Raft.
Alcanzó rango estelar a partir de El hombre de los brillantes (1935) de A. Edward Sutherland, drama biográfico donde encabezó un reparto que secundaban  Jean Arthur y Binnie Barnes, al que siguieron ¿Recuerdas lo de anoche? (1935) de James Whale, que protagonizó junto a  Constance Cummings, Crimen y castigo (1935) de Josef von Sternberg, adaptación de la novela de Dostoievski, con Peter Lorre, Oro en el Pacífico (1936) de James Cruze, western con Lee Tracy y Binnie Barnes donde también encabezó el reparto, al igual que en Rivales (1936) de Howard Hawks y William Wyler, drama rural basado en una novela de Edna Ferber, con Joel McCrea y Frances Farmer, Una chica afortunada (1937) de Mitchell Leisen, comedia con Jean Arthur y Ray Milland, El ídolo de Nueva York (1937) de Rowland V. Lee, drama biográfico donde su nombre figuraba por delante de los de Cary Grant, Frances Farmer y Jack Oakie, El gong de la victoria (1938) de Richard Thorpe, drama boxístico con  Robert Taylor, o Vive como quieras (1938) de Frank Capra, comedia donde compartió créditos con Jean Arthur, Lionel Barrymore y James Stewart, que ganó el Oscar a la mejor película.
Curiosamente, cuando estaba en la cima de su popularidad, Arnold fue incluido en la famosa lista de estrellas que en mayo de 1938 los exhibidores consideraban "veneno para la taquilla", en la que también figuraban Greta Garbo, Marlene Dietrich, Mae West, Joan Crawford, Kay Francis, Norma Shearer, Luise Rainer, John Barrymore, Dolores del Río, Katharine Hepburn y Fred Astaire, figuras de primera magnitud cuyos entipendios encarecían tanto el coste de las producciones en que intervenían, que éstas acababan por no resultar rentables. Por contra, otra lista paralela mencionaba a otras estrellas que "merecían sus altos salarios", entre ellas Shirley Temple, Clark Gable, Gary Cooper, Bette Davis, Myrna Loy, William Powell, Jean Arthur, Spencer Tracy, Cary Grant y Carole Lombard. 
A pesar de tan dudoso honor, a Arnold no le faltó el trabajo y continuó apareciendo en títulos como Un tenorio improvisado (1939) de Mark Sandrich, comedia musical con Jack Benny y Dorothy Lamour, Caballero sin espada (1939) de Frank Capra, comedia dramática con Jean Arthur y James Stewart, Con su misma arma (1939) de Tay Garnett, comedia dramática de intriga con Pat O'Brien y Broderick Crawford, Johnny Apollo (1940) de Henry Hathaway, drama criminal con Tyrone Power y Dorothy Lamour, La reina de la canción (1940) de Irving Cummings, musical biográfico sobre la cantante Lillian Russell, con Alice Faye, Don Ameche y Henry Fonda, Una mujer de carácter (1941) de Frank Lloyd, western en tono de comedia con  Loretta Young, Juan Nadie (1941) de Frank Capra, comedia dramática con Gary Cooper y Barbara Stanwyck, 24 horas sin mentir (1941) de Elliott Nugent, comedia con Bob Hope y  Paulette Goddard, El hombre que vendió su alma (1941) de William Dieterle, drama con Walter Huston y James Craig, Senda prohibida (1941) de Mervyn LeRoy, thriller criminal con Robert Taylor y Lana Turner, Cuando Eva flaquea (1941) de Norman Taurog, comedia con Rosalind Russell y Walter Pidgeon, Ojos en la noche (1942) de Fred Zinnemann, film de misterio con Ann Harding, Amor sin refugio (1944) de Sidney Lanfield, comedia con Paulette Goddard y Fred MacMurray, El príncipe mendigo (1944) de William Dieterle, fantasía de aventuras con Ronald Colman y Marlene Dietrich, La señora Parkington (1944) de Tay Garnett, drama con  Greer Garson y Walter Pidgeon, Fin de semana (1945) de Robert Z. Leonard, comedia con  Ginger Rogers, Lana Turner, Walter Pidgeon y Van Johnson, Querida Ruth (1947) de William D. Russell, comedia romántica con William Holden y Joan Caulfield, Mercaderes de ilusiones (1947) de Jack Conway, comedia romántica con Clark Gable y Deborah Kerr, Sublime decisión (1948) de  Sam Wood, drama bélico con Clark Gable, Walter Pidgeon, Van Johnson y Brian Donlevy, Llévame a ver el partido (1949) de Busby Berkeley, musical con Frank Sinatra, Esther Williams y Gene Kelly, Querida esposa (1949) de Richard Haydn, comedia con William Holden y Joan Caulfield, La reina del oeste (1950) de George Sidney, musical biográfico con Betty Hutton y Howard Keel, Mi adorable chiquilla (1951) de William A. Seiter, comedia con  Mona Freeman, Bellezas por casar (1952) de Henry Levin, comedia con Jeanne Crain, Myrna Loy, Debra Paget y Jeffrey Hunter, La ciudad que nunca duerme (1953) de John H. Auer, drama criminal con  Gig Young, Mala Powers y William Talman, Viviendo su vida (1954) de Norman Taurog, comedia con Dean Martin, Jerry Lewis y Janet Leigh, Conspiración en Houston (1956) de William Castle, drama criminal con Gene Barry y Barbara Hale, o La hija del embajador (1956) de Norman Krasna, comedia romántica con Olivia de Havilland, John Forsythe, Myrna Loy y Adolphe Menjou.  
Edward Arnold se caso tres veces y sus dos primeros matrimonios acabaron en divorcio. Su esposas fueron Harriet Marshall  (1916-1927), con la que tuvo tres hijos; Olive Emerson (1929-1949) y Cleo McLain (desde 1951 hasta que él murió). Una hemorragia cerebral acabó con la vida del actor a los 66 años.
 

No hay comentarios:

Publicar un comentario