Museo LoPiù

Museo LoPiù
(Logo designed by Juan Carlos Cuba)

Translate

miércoles, 18 de julio de 2018

Jean Negulesco (Craiova, Rumania, 29-2-1900 / Marbella, España, 18-7-1993): In memoriam

MIRADA DE PINTOR

Hoy se cumple el vigésimo quinto aniversario del fallecimiento de Jean Negulesco, director cinematográfico de origen rumano y nacionalizado estadounidense. Con vocación de pintor llegó de joven a los Estados Unidos y allí se quedó para realizar una exitosa carrera como cineasta. "Descubrí que el cine englobaba las otras artes", decía, "aunque nunca dejé de tener una mirada de pintor". Aunque dirigió películas de diversos géneros, su especialidad fue el melodrama primero y la comedia sentimental después. En los años 40 despuntó en Warner Brothers, estudio para el que realizó sus mejores trabajos, obteniendo su única candidatura al Oscar al mejor director por Belinda (1948). Altamente versátil y conocedor de los gustos del público, en los 50, contratado por 20th Century Fox, realizó sus películas más comerciales, aunque menos apreciadas por la crítica. Fue un hombre feliz que nunca dejó de reconocer que le encantaba "el lujo y vivir bien".
Soñando con ser pintor, Jean Negulescu dejó su casa a los doce años. En 1915 andaba por Viena y luego se radicó en París, donde se ganaba la vida como lavaplatos mientras se instruía en el arte pictórico. Durante la I Guerra Mundial sirvió en el ejército francés en un hospital de campaña. Tras regresar indemne a la capital gala, se embarcó en un más profundo estudio de las artes, aprendiendo a pintar bajo la guía de su compatriota emigrado Constantin Brâncusi, famoso escultor, pintor y fotógrafo, relacionándose tambien con artistas como Man Ray, Giacometti, Tristan Tzara, Isadora Duncan o Modigliani. Subsiguientemente regresó a su país para exponer con éxito sus cuadros en Bucarest. De vuelta en París descubrió otra salida a su creatividad trabajando como escenógrafo teatral durante los años 20. Una exposición de sus pinturas en Nueva York en 1927 le hizo cruzar el Atlántico y, una vez en la Gran Manzana, decidió quedarse en los Estados Unidos. En un largo viaje a través del país en dirección a California, pasó cinco años manteniéndose pintando retratos por encargo. Cuando llegó a Hollywood fue contratado por Paramount en 1932 como consejero técnico y artístico. A los ejecutivos del estudio les gustó su trabajo y Negulesco fue asignado como director de segunda unidad, empleo que repitió después en Warner Brothers. Dirigiendo una serie de cortometrajes para ese estudio, tras largos años de espera, encontró la oportunidad de realizar su primer largometraje, La mujer de Singapur (1941), un drama de bajo presupuesto con Brenda Marshall y David Bruce.
Durante la II Guerra Mundial rodó varios cortos de propaganda bélica y su primer largo destacado, La máscara de Dimitrios (1944), noir que presentaba la novedad de estar protagonizado por actores de carácter: Sydney Greenstreet, Zachary Scott, Faye Emerson, Peter Lorre y Victor Francen, al que siguió Los conspiradores (1944), thriller de espionaje con Hedy Lamarr y Paul Henreid. En la posguerra se estrenaron varios de sus mejores títulos: Tres extraños (1946), drama criminal con Sydney Greenstreet, Geraldine Fitzgerald y Peter Lorre, Nadie vive para siempre (1946), noir con John Garfield y Geraldine Fitzgerald, De amor también se muere (1946), estilizado melodrama con Joan Crawford y John Garfield, Deep Valley (1947), drama con Ida Lupino, Dane Clark y Wayne Morris, Belinda (1948), drama rural basado en hechos reales sobre una sordomuda embarazada por violación, con Jane Wyman, Lew Ayres, Charles Bickford y Agnes Moorehead que obtuvo doce candidaturas al Oscar (entre ellas a mejor película y director), aunque sólo ganó en la categoría de mejor actriz protagonista, o El parador del camino (1948), melodrama con Ida Lupino, Cornel Wilde, Celeste Holm y Richard Widmark.
En la década siguiente se estrenó buen número de títulos suyos, casi todos producidos por 20th Century Fox y exitosos en su mayoría: Regresaron tres (1950), drama bélico con Claudette Colbert, Patric Knowles, Florence Desmond y Sessue Hayakawa, Venganza del destino (1950), drama basado en un relato de Ernest Hemingway, con John Garfield y Micheline Presle, El diablillo y la reina (1950), drama británico con Irene Dunne y Alec Guinness, Primer desengaño (1951), drama con Jeanne Crain, Dale Robertson, Mitzi Gaynor y Jean Peters, Llama un desconocido (1952), drama con Shelley WintersGary Merrill, Michael Rennie y Bette Davis, Revuelta en Haití (1952), film histórico de aventuras con Dale Robertson y Anne Francis, Un grito en el pantano (1952), film de aventuras con Jean Peters, Jeffrey Hunter y Constance Smith, La señora Chesney (1953), drama con Greer Garson y Walter Pidgeon, El hundimiento del Titanic (1953),  drama marino basado en hechos reales sobre el famoso naufragio, con Clifton Webb, Barbara Stanwyck, Robert Wagner, Audrey Dalton, Thelma Ritter, Brian Aherne y Richard Basehart, Cómo casarse con un millonario (1953), comedia con Marilyn Monroe, Betty Grable, Lauren Bacall y William Powell que logró la mayor recaudación en taquilla de su carrera, Creemos en el amor (1954), comedia romántica en torno a la romana fontana de Trevi, con Clifton Webb, Dorothy McGuire, Jean Peters, Louis JourdanMaggie McNamara y Rossano Brazzi, El mundo es de las mujeres (1954), drama con Clifton Webb, June Allyson, Van Heflin, Lauren Bacall, Fred MacMurray, Arlene Dahl y Cornel Wilde, Papá piernas largas (1955), musical con Fred Astaire y Leslie Caron, Las lluvias de Ranchipur (1955), drama con Lana Turner, Richard Burton, Fred MacMurray, Joan Caulfield y Michael Rennie, La sirena y el delfín (1957), romance y aventuras en el mar Egeo con Alan Ladd, Clifton Webb y Sophia Loren, Sombra enamorada (1958), melodrama romántico con Lauren Bacall y Robert Stack, Una cierta sonrisa (1958), adaptación de la novela homónima de Françoise Sagan, con Rossano Brazzi, Joan Fontaine, Bradford Dillman y Christine Carère, Tu marido... ese desconocido (1959), comedia dramática con Deborah Kerr, Rossano Brazzi y Maurice Chevalier, o Mujeres frente al amor (1959), melodrama con Hope Lange, Stephen Boyd, Suzy Parker, Martha Hyer, Diane Baker, Brian Aherne, Robert Evans, Louis Jourdan y Joan Crawford.
En adelante solo realizó cuatro películas más: Jessica (1962), comedia dramática de coproducción europea con Maurice Chevalier y Angie Dickinson, En busca del amor (1964), comedia romántica con Ann-MargretTony Franciosa, Carol Lynley, Gardner McKay y Pamela Tiffin, Los héroes (1970), film de aventuras con Stuart Whitman, Elke Sommer y Curd Jürgens, y Hello-Goodbye (1970), comedia británica con Michael Crawford, Curd Jürgens y Geneviève Gilles.
Desde 1946 hasta que murió, Jean Negulesco estuvo casado con la actriz Dusty Anderson, que le dio dos hijos. En 1969 se trasladó a vivir en Marbella (España), donde fallecería de un fallo cardiaco a los 93 años. En 1984 había publicado su autobiografía.


     

martes, 17 de julio de 2018

Milva - Il primo mattino del mondo

CHE MAI UN TRAMONTO VEDRÀ

Milva, diva excepcional de la canción italiana, cumple hoy 79 años. En los comienzos de su carrera se clasificó en cuarta posición en Canzonissima 1961-1962 con Il primo mattino del mondo, bellísima composición de Edilio Capotosti, Alberico Gentile y Antonietta De Simone aparecida en single en 1961 e incluida en su segundo álbum Milva canta per voi (1962).

Il primo mattino del mondo  (testo)

L’alba ci trova abbracciati,
vestiti di calde carezze.
Mi prendi la mano, ti seguo,
mi affaccio sul mondo con te.
Guarda,
l’azzurro si accende sul mare.
E' il primo mattino del mondo
che nasce soltanto per noi.
Senti, noi siamo più vivi, più veri.
E' il primo mattino del mondo
che mai un tramonto vedrà
per te, per me.

Senti, noi siamo più vivi, più veri.
E' il primo mattino del mondo
che mai un tramonto vedrà
per te, per me.


lunes, 16 de julio de 2018

Ginger Rogers - The saga of Jenny ("Lady in the dark", 1944)

DON'T MAKE UP YOUR MIND!

En su aniversario natal recordamos a Ginger Rogers con esta vistosa secuencia onírica de la película "Una mujer en la penumbra" (Lady in the dark, 1944) de Mitchell Leisen, musical 'psicoanalítico' basado en la obra teatral del mismo título con libreto de Moss Hart y canciones de Kurt Weill (música) y Ira Gershwin (letra) estrenada en Broadway en 1941. La acompañan en ella Ray Milland, Warner Baxter, Jon Hall y Mischa Auer. Su más conocido número, The saga of Jenny, que Rogers interpreta, corresponde a un sueño del personaje protagonista de Liza Elliott, la infeliz editora de una revista de modas. La canción llegó a convertirse en un standard que muchas otras importantes artistas también cantaron.


domingo, 15 de julio de 2018

Celeste Holm (New York City, US, 29-4-1917 / Ibid, 15-7-2012): In memoriam

SECUNDARIA DE PRESTIGIO

Hoy se cumplen seis años del fallecimiento de la actriz estadounidense Celeste Holm. Vivaracha, distinguida y muy preparada, desarrolló durante más de seis décadas una larga carrera que incluyó interpretaciones en teatro, cine, radio y televisión. Aunque su filmografía en la gran pantalla no es demasiado amplia debido a su preferencia por el teatro y la televisión, varios de sus films son hoy clásicos, destacando en roles de burguesa chic, con réplicas tajantes y corazón de oro. Ganó el Oscar a la mejor actriz de reparto por su tercera película y luego fue candidata al mismo en otras dos ocasiones.
Hija única de un corredor de seguros y una pintora de retratos, Celeste Holm tuvo una educación cosmopolita propiciada por los frecuentes viajes de sus padres, asistiendo a diversos colegios en Holanda, Francia y Estados Unidos. En la Universidad de Chicago estudió arte dramático y debutó en Broadway en 1938. Con su actuación en el musical "Oklahoma!" (1943) de Rodgers y Hammerstein, logró excelentes críticas. Tres años después, contratada por 20th Century Fox, debutó en el cine con Tres jovencitas vestidas de azul (1946) de H. Bruce Humberstone, musical con June Haver, George Montgomery, Vivian Blaine, Vera-Ellen y Frank Latimore, al que siguió Carnaval en Costa Rica (1947) de Gregory Ratoff, musical con Dick Haymes, Vera-Ellen y César Romero.
Su tercera película, La barrera invisible (1947) de Elia Kazan, drama sobre discriminación racial con Gregory Peck, Dorothy McGuire y John Garfield, fue candidata al Oscar en ocho categorías, ganándolo en tres de ellas: mejor película, director y actriz secundaria, estatuilla que ella recogió después de haber sido premiada con un Globo de Oro en similar apartado. Después se estrenaron simultáneamente dos películas en que ella aparecía: El parador del camino (1948) de Jean Negulesco, noir con Ida Lupino, Cornel Wilde y Richard Widmark, y Nido de víboras (1948) de Anatole Litvak, drama con Olivia de Havilland, Mark Stevens y Leo Genn. Interpretando a una monja francesa, obtuvo su segunda nominación al Oscar como secundaria por Hablan las campanas (1949) de Henry Koster, drama religioso con Loretta Young, y luego pudo ser vista en Si ella lo supiera (1949) de Edmund Goulding, comedia ambientada en el mundo de la ópera, con Paul Douglas, Linda Darnell y Charles Coburn. Un año más tarde interpretó el papel por el que hoy es más recordada: Karen Richards, la amiga íntima de Margo Channing, personaje protagonista de Eva al desnudo (1950) de Joseph L. Mankiewicz, drama satírico sobre el mundo del teatro de Broadway con Bette Davis, Anne Baxter y George Sanders, toda una obra maestra que con 14 nominaciones a los Premios de la Academia estableció un record en su día no igualado hasta Titanic (1997). El film logró seis Oscars, aunque ninguno de ellos fue para Holm, candidata por tercera vez al trofeo.
Curiosamente decidió volver al teatro en pos de mejores papeles (generalmente protagónicos), aceptó ofertas ocasionales en la televisión y tardó cinco años en reaparecer en la gran pantalla, lo que se concretó en dos comedias musicales dirigidas por Charles Walters: El solterón y el amor (1955), junto a Frank Sinatra, Debbie Reynolds y David Wayne, y Alta sociedad (1956), con Bing Crosby, Grace Kelly y Frank Sinatra. Tras otros prolongados intervalos teatrales y televisivos, intervino en Trampa para solteros (1961) de Frank Tashlin, comedia con Tuesday Weld, Richard Beymer y Terry-Thomas, y A la caza de marido (1967), comedia con Sandra Dee y George Hamilton. El resto de su filmografía comprende títulos como Las aventuras de Tom Sawyer (1973) de Don Taylor,  musical basado en el personaje de Mark Twain, con Johnny Whitaker, Jeff East, Warren Oates y Jodie Foster, Amor con sabor amargo (1976) de David Miller, drama romántico con Lana Turner, Robert Lansing, Robert Alda y Scott Hylands, Los archivos privados de Hoover (1977) de Larry Cohen, drama biográfico desmitificador sobre el antiguo y recalcitrante director del FBI (1935-1972), encarnado por Rod Steiger, Tres hombres y un bebé (1987) de Leonard Nimoy, remake de una exitosa comedia francesa dirigida dos años antes por Coline Serrau, con Tom Selleck, Steve Guttenberg y Ted Danson, Unidos por el destino (1998) de James F. Robinson, comedia con Brendan Fraser y Joanna Going, o Alquimia (2005) de Evan Oppenheimer, comedia con Tom Cavanagh y Sarah Chalke. En sus últimos años de carrera trabajó sobre todo en la televisión.
Celeste Holm se casó en cinco ocasiones, terminando en divorcio sus tres primeros matrimonios y enviudando en el cuarto. Sus maridos fueron: el director de cine y televisión Ralph Nelson (1936-1939), con quien tuvo a su hijo Ted; el interventor de cuentas inglés Francis Emerson Harding Davies (1940-1945); el ejecutivo de linea aérea Alexander Schuyler Dunning (1946-1953), con quien tuvo a su hijo Daniel; el actor Wesley Addy (1966-1996), su unión más duradera, que acabó con la muerte de él; y el cantante de ópera Frank Basile (2004-2012), con quien se casó el día que ella cumplió 87 años (él tenía 41). En sus diez últimos años de vida, Holm padeció muchas enfermedades: pérdida de memoria, cáncer de piel, úlceras sangrantes o colapso pulmonar, además de precisar de implantes de cadera y marcapasos. Un mes antes de morir fue hospitalizada por deshidratación y finalmente falleció de un paro cardiaco. Contaba 95 años de edad. Hasta un año antes mantuvo largas batallas legales con sus dos hijos, que le supusieron pérdidas económicas de dos millones de dólares.


sábado, 14 de julio de 2018

Léo Ferré - Paris canaille

ÇA FAIT GUEULER, MAIS C'EST SI BON

En el vigésimo quinto aniversario de su fallecimiento recordamos al cantautor monegasco Léo Ferré con una de sus composiciones más populares, Paris canaille, que dio título a su primer álbum, publicado en 1953.

viernes, 13 de julio de 2018

Exodus (Main theme) - Ernest Gold & The Sinfonia of London

ERNEST GOLD (Vienna, Austria, 13-7-1921 / Santa Monica, California, US, 17-3-1999): IN MEMORIAM

Hoy es aniversario natal del compositor austriaco (nacionalizado estadounidense) Ernest Gold, reconocido autor de bandas sonoras para películas. Tras años de oscuros comienzos en Hollywood fue descubierto por el productor y director Stanley Kramer, para quien compondría la música original de ocho producciones por él dirigidas y otras dos que sólo produjo. Ganador de un Globo de Oro, fue nominado al Oscar en cinco ocasiones, ganándolo en su segunda candidatura por Éxodo (1960) de Otto Preminger, su partitura más célebre, que además de hacerle famoso le proporcionó dos premios Grammy (mejor banda sonora y mejor canción).
Ernst Sigmund Goldner (su nombre natal) vino al mundo en el seno de una familia judía en la que su padre tocaba el violín y su madre cantaba. Talento precoz, ya de mayor contó que de niño había aprendido a leer notas musicales antes que palabras. A los seis años empezó a estudiar violín y piano y a los ocho ya componía. Incluso había escrito una ópera completa cuando tenía trece. Ya en su adolescencia asistía a las salas de cine no sólo para ver la película sino para escuchar atentamente la banda sonora. Su sueño era llegar a ser compositor en Hollywood, como su admirado paisano Max Steiner. En 1938 se propuso ampliar sus conocimientos musicales en la Universidad de Viena, pero pronto sus estudios se vieron interrumpidos cuando los alemanes se anexionaron Austria y él y su familia (a la sazón su hermana y el padre viudo) se vieron obligados a huir a los Estados Unidos. Otros músicos de cine también judíos como el alemán Franz Wassman o el checo Erich Korngold tuvieron que hacer lo mismo para escapar de la barbarie nazi.
En Nueva York, con sólo diecisiete años, retomó su carrera musical, escribió canciones populares y se ganó la vida como pianista acompañante. Un año después de su llegada, la orquesta de la radio NBC ejecutó la primera sinfonía de Gold y en 1945 el Carnegie Hall acogió otra de sus sinfonías. Contratado por los estudios Columbia para ir a Hollywood, ese mismo año escribió su primera partitura para la pantalla. Pasando de un estudio a otro y trabajando como autor o arreglista para películas de bajo presupuesto, a Gold le llevó diez años lograr que se empezase a valorar su talento. Finalmente Stanley Kramer se fijó en él y le encargó orquestar la banda sonora de "No serás un extraño" (1955), compuesta por George Antheil. Así fue como Kramer abrió la puerta de entrada a las ambiciones musicales de Gold en la pantalla y a quien en el futuro encomendaría las partituras de la mayoría de sus producciones.
Las primeras películas importantes que contaron con banda sonora original suya fueron Fugitivos (1958) de Stanley Kramer, La ciudad frente a mí (1959) de Vincent Sherman y La hora final (1959) de Stanley Kramer. Por la partitura de esta última, Gold ganó un Globo de Oro y obtuvo su primera nominación al Oscar. Después de encargarse de la música de La herencia del viento (1960) de Stanley Kramer, logró su obra maestra con la de Éxodo (1960) de Otto Preminger. Por su banda sonora le fue concedido el Oscar de la Academia y un Grammy, además de otro por su tema principal. En toda la historia de los premios Grammy fue la única ocasión en que una canción instrumental lo ganó.
Tras alcanzar la cima de su carrera, en esa década Gold compuso también las bandas sonoras de Fiebre de ambición (1961) de Vincent Sherman, El último atardecer (1961) de Robert Aldrich, ¿Vencedores o vencidos? (1961) de Stanley Kramer, La escuela del odio (1962) de Hubert Cornfield, Angeles sin paraíso (1963) de John Cassavetes, El mundo está loco, loco, loco, loco (1963) de Stanley Kramer, nominada al Oscar a la mejor banda sonora y a la mejor canción, El barco de los locos (1965) de Stanley Kramer o El secreto de Santa Vittoria (1969) de Stanley Kramer, por cuya música fue nuevamente candidato al Oscar. El resto de su producción musical incluye las películas La cruz de hierro (1977) de Sam Peckinpah, Roba bien sin mirar a quién (1977) de Ted Kotcheff, Más allá del amor (1979) de Stanley Kramer o Tom Horn (1980) de William Wiard. También compuso para la televisión y fue autor del musical I'm Solomon, estrenado en Broadway en 1968, y de diversas composiciones de cámara. 
Entre 1950 y 1969, Ernest Gold estuvo casado con la cantante Marni Nixon, con la que tuvo a sus hijos Andrew, Martha y Melanie. Tras el divorcio se casó en 1975 con Jan Keller, a la que permaneció unido hasta el año de su muerte, acaecida a los 77 años tras sufrir una hemorragia cerebral. 



El tema principal de Éxodo se hizo enormemente popular en todo el mundo y fue grabado por orquestas y cantantes en diferentes lenguas (Connie Francis en inglés, Edith Piaf en francés, Milva en italiano...). He aquí la grabación original del film.