Museo LoPiù

Museo LoPiù
(Logo designed by Juan Carlos Cuba)

Translate

viernes, 13 de julio de 2018

Exodus (Main theme) - Ernest Gold & The Sinfonia of London

ERNEST GOLD (Vienna, Austria, 13-7-1921 / Santa Monica, California, US, 17-3-1999): IN MEMORIAM

Hoy es aniversario natal del compositor austriaco (nacionalizado estadounidense) Ernest Gold, reconocido autor de bandas sonoras para películas. Tras años de oscuros comienzos en Hollywood fue descubierto por el productor y director Stanley Kramer, para quien compondría la música original de ocho producciones por él dirigidas y otras dos que sólo produjo. Ganador de un Globo de Oro, fue nominado al Oscar en cinco ocasiones, ganándolo en su segunda candidatura por Éxodo (1960) de Otto Preminger, su partitura más célebre, que además de hacerle famoso le proporcionó dos premios Grammy (mejor banda sonora y mejor canción).
Ernst Sigmund Goldner (su nombre natal) vino al mundo en el seno de una familia judía en la que su padre tocaba el violín y su madre cantaba. Talento precoz, ya de mayor contó que de niño había aprendido a leer notas musicales antes que palabras. A los seis años empezó a estudiar violín y piano y a los ocho ya componía. Incluso había escrito una ópera completa cuando tenía trece. Ya en su adolescencia asistía a las salas de cine no sólo para ver la película sino para escuchar atentamente la banda sonora. Su sueño era llegar a ser compositor en Hollywood, como su admirado paisano Max Steiner. En 1938 se propuso ampliar sus conocimientos musicales en la Universidad de Viena, pero pronto sus estudios se vieron interrumpidos cuando los alemanes se anexionaron Austria y él y su familia (a la sazón su hermana y el padre viudo) se vieron obligados a huir a los Estados Unidos. Otros músicos de cine también judíos como el alemán Franz Wassman o el checo Erich Korngold tuvieron que hacer lo mismo para escapar de la barbarie nazi.
En Nueva York, con sólo diecisiete años, retomó su carrera musical, escribió canciones populares y se ganó la vida como pianista acompañante. Un año después de su llegada, la orquesta de la radio NBC ejecutó la primera sinfonía de Gold y en 1945 el Carnegie Hall acogió otra de sus sinfonías. Contratado por los estudios Columbia para ir a Hollywood, ese mismo año escribió su primera partitura para la pantalla. Pasando de un estudio a otro y trabajando como autor o arreglista para películas de bajo presupuesto, a Gold le llevó diez años lograr que se empezase a valorar su talento. Finalmente Stanley Kramer se fijó en él y le encargó orquestar la banda sonora de "No serás un extraño" (1955), compuesta por George Antheil. Así fue como Kramer abrió la puerta de entrada a las ambiciones musicales de Gold en la pantalla y a quien en el futuro encomendaría las partituras de la mayoría de sus producciones.
Las primeras películas importantes que contaron con banda sonora original suya fueron Fugitivos (1958) de Stanley Kramer, La ciudad frente a mí (1959) de Vincent Sherman y La hora final (1959) de Stanley Kramer. Por la partitura de esta última, Gold ganó un Globo de Oro y obtuvo su primera nominación al Oscar. Después de encargarse de la música de La herencia del viento (1960) de Stanley Kramer, logró su obra maestra con la de Éxodo (1960) de Otto Preminger. Por su banda sonora le fue concedido el Oscar de la Academia y un Grammy, además de otro por su tema principal. En toda la historia de los premios Grammy fue la única ocasión en que una canción instrumental lo ganó.
Tras alcanzar la cima de su carrera, en esa década Gold compuso también las bandas sonoras de Fiebre de ambición (1961) de Vincent Sherman, El último atardecer (1961) de Robert Aldrich, ¿Vencedores o vencidos? (1961) de Stanley Kramer, La escuela del odio (1962) de Hubert Cornfield, Angeles sin paraíso (1963) de John Cassavetes, El mundo está loco, loco, loco, loco (1963) de Stanley Kramer, nominada al Oscar a la mejor banda sonora y a la mejor canción, El barco de los locos (1965) de Stanley Kramer o El secreto de Santa Vittoria (1969) de Stanley Kramer, por cuya música fue nuevamente candidato al Oscar. El resto de su producción musical incluye las películas La cruz de hierro (1977) de Sam Peckinpah, Roba bien sin mirar a quién (1977) de Ted Kotcheff, Más allá del amor (1979) de Stanley Kramer o Tom Horn (1980) de William Wiard. También compuso para la televisión y fue autor del musical I'm Solomon, estrenado en Broadway en 1968, y de diversas composiciones de cámara. 
Entre 1950 y 1969, Ernest Gold estuvo casado con la cantante Marni Nixon, con la que tuvo a sus hijos Andrew, Martha y Melanie. Tras el divorcio se casó en 1975 con Jan Keller, a la que permaneció unido hasta el año de su muerte, acaecida a los 77 años tras sufrir una hemorragia cerebral. 



El tema principal de Éxodo se hizo enormemente popular en todo el mundo y fue grabado por orquestas y cantantes en diferentes lenguas (Connie Francis en inglés, Edith Piaf en francés, Milva en italiano...). He aquí la grabación original del film.

No hay comentarios:

Publicar un comentario