Museo LoPiù

Museo LoPiù
(Logo designed by Juan Carlos Cuba)

Translate

domingo, 11 de junio de 2017

Gene Wilder (Milwaukee, Wisconsin, US, 11-6-1933 / Stamford, Connecticut, US, 29-8-2016): In memoriam

CÓMICO POPULAR DE LOS 70 Y 80

Hoy es aniversario natal del actor director y guionista Gene Wilder. Procedente del teatro, donde había sido actor dramático, se inició en el cine con un papel serio, pero, desde su segunda película -la primera de las tres en que fue dirigido por Mel Brooks- se especializó en roles bufonescos y la comedia fue una constante en su no muy dilatada carrera en la gran pantalla. Reconocible por sus saltones ojos azules y su alborotado pelo rizado, es uno de los rostros más recordados entre los cómicos de los años 70 y 80. Fue candidato al Oscar dos veces, una como actor secundario y otra como co-guionista.
Nacido Jerome Silberman, era hijo de un inmigrante ucraniano judío fabricante de botellas de whisky y cerveza en miniatura y una norteamericana de ascendencia ruso-judía. A los ocho años se interesó por la actuación cuando su madre fue diagnosticada de fiebre reumática y el doctor le dijo que intentase hacerla reir.
Tras estudiar comunicación y arte dramático en la Universidad de Iowa, donde se graduó en 1955, fue aceptado en la escuela teatral Old Vic ubicada en Bristol, Inglaterra. Poco después regresó a su país para continuar su aprendizaje en el Herbert Berghof Studio en el Greenwich Village neoyorquino, mientras residía en Queens con la familia de su hermana. Reclutado por el ejército en septiembre de 1956, fue destinado al departamento de psiquiatría y neurología en un hospital de Pennsylvania y, licenciado dos años después, regresó a Nueva York para reanudar sus estudios teatrales. En esa época se mantenía con ocasionales empleos como conductor de limusinas o instructor de esgrima. A los 26 años debutó como actor profesional con el nombre de Gene Wilder, pasó por el Actor's Studio y poco a poco fue curtiéndose en representaciones en Broadway y en giras con diferentes producciones teatrales.
En el cine debutó con un pequeño papel en Bonnie & Clyde (1967) de Arthur Penn, drama criminal ambientado en los años 30 que protagonizaron Warren Beatty y Faye Dunaway. El papel de Leon Bloom en su segunda película, Los productores (1968), primero de los títulos que dirigió Mel Brooks, una comedia con Zero Mostel, lo consiguió por su amistad con el realizador, a quien conocía de cinco años atrás cuando Wilder actuó junto a Anne Bancroft (a la sazón prometida de Brooks) en una producción en Broadway de "Madre Coraje y su hijos" de Bertolt Brecht. Con buena acogida crítica para su actuación, Wilder obtuvo una nominación al Oscar como mejor actor de reparto y, a partir de ahí, su carrera en la pantalla despegó. Entre las películas que protagonizó a continuación figuran: Empiecen la revolución sin mí (1970) de Bud Yorkin, comedia paródica ambientada en la Francia del siglo XVIII donde compartió créditos con Donald Sutherland, Un mundo de fantasía (1971) de Mel Stuart, fábula musical familiar con Jack Albertson y Peter Ostrum, donde interpretó a Willy Wonka, el propitario de una fábrica de chocolate, un film que se convertiría en un clásico del cine infantil, Todo lo que usted siempre quiso saber sobre el sexo pero nunca se atrevió a preguntar (1972) de Woody Allen, disparatada comedia en siete episodios donde Wilder aparecía en el segundo encarnando a un doctor que se enamora de la pareja de un paciente armenio (una oveja), Sillas de montar calientes (1974) de Mel Brooks, western cómico con Cleavon Little, Slim Pickens, Madeline Kahn y el propio Brooks que resultó un tremendo éxito comercial, El pequeño príncipe (1974) de Stanley Donen, adaptación musical del cuento de Saint Exupéry, con Richard Kiley, Bob Fosse y Steven Warner, donde daba vida al zorro, o El jovencito Frankenstein (1974) de Mel Brooks, otra muy exitosa comedia que parodiaba los films de terror de Universal en los años 30 sobre los personajes de Mary Shelley, con Peter Boyle, Marty Feldman, Cloris Leachman, Teri Garr, Kenneth Mars y Madeline Kahn,  cuyo delirante guión, coescrito por Brooks y Wilder, fue candidato al Oscar.
Con su siguiente film, El hermano más listo de Sherlock Holmes (1975), otra comedia paródica sobre un guión propio, dio el paso a la dirección, además de ser protagonista junto a Madeline Kahn y Marty Feldman, y en El expreso de Chicago (1976) de Arthur Hiller, thriller cómico con Jill Clayburgh y Richard Pryor, coincidió por primera vez con éste último (juntos aparecerían en otras tres películas). De nuevo fue guionista, director e intérprete en El mejor amante del mundo (1977), comedia sobre el Hollywood de los años 20, con Carol Kane y Dom DeLuise, y luego actuó en El rabino y el pistolero (1979) de Robert Aldrich, western cómico con Harrison Ford, y en dos comedias dirigidas por Sidney Poitier: Locos de remate (1980), con Richard Pryor, y Una fuga muy chiflada (1982), con Gilda Radner. Volvió a ejercer de guionista, director y actor en La mujer de rojo (1984), comedia con Charles Grodin y Kelly LeBrock, y Terrorífica luna de miel (1986), comedia con Gilda Radner y Dom DeLuise y colaboró en el guión de No me chilles, que no te veo (1989) de Arthur Hiller, su tercera comedia con Richard Pryor, a la que siguieron Funny baby (1990) de Leonard Nimoy, comedia con Christine Lahti y Mary Stuart Masterson, y No me mientas que te creo (1991) de Maurice Phillips, comedia que le emparejó por cuarta y última vez con Richard Pryor, además de suponer su despedida de la gran pantalla. Después trabajó esporádicamente en la televisión.
Los dos primeros matrimonios de Gene Wilder, con Mary Mercier (1960-1965) y Mary Joan Schutz (1967-1980), acabaron en divorcio. Luego estuvo casado con la actriz Gilda Radner desde 1984 hasta que ella murió de cáncer en 1989. Con su cuarta y última esposa, Karen Boyer, con la que se casó en 1991, convivió los últimos quince años de su vida. Con ninguna de ellas tuvo hijos. Retirado del cine, dedicó su tiempo a obras benéficas, a escribir sus memorias-que publicó en 2005-, tres novelas y una recopilación de cuentos, y a pintar acuarelas. Entre 1999 y 2005 padeció un linfoma que consiguió superar. Tres años antes de su fallecimiento a los 83 años, había sido diagnosticado de Alzheimer, aunque su familia lo mantuvo en secreto para no entristecer a sus fans más juveniles.


No hay comentarios:

Publicar un comentario