Museo LoPiù

Museo LoPiù
(Logo designed by Juan Carlos Cuba)

Translate

miércoles, 21 de junio de 2017

Gabinete Caligari - La culpa fue del cha cha cha

TRIBUTO A JAIME URRUTIA (Madrid, España, 21-6-1958)

El cantante, compositor y músico español de pop y rock Jaime Urrutia cumple hoy 59 años. Con personalídad de dandy castizo e indudable talento como músico y letrista, fue el alma del grupo Gabinete Caligari en los años 80 y, en la actualidad, desde hace quince años, prosigue su carrera como solista haciéndose acompañar de la banda Los Corsarios.
Hijo de un crítico taurino en el diario "Madrid", Jaime Urrutia Valenzuela comenzó su carrera musical en 1979 en el grupo Ejecutivos Agresivos. Eran los comienzos de la movida madrileña. Cuando el grupo se disolvió en 1981, fundó Gabinete Caligari, junto a Ferni Presas (bajista) y Edi Clavo (batería), siendo Jaime guitarra y voz solista. El nombre del trío lo tomaron de una histórica película expresionista alemana, titulada "El gabinete del doctor Caligari" (1920), y sus primeras grabaciones en 1982 se efectuaron en el recién nacido sello independiente 3 Cipreses.  La primera época de Gabinete Caligari fue de sonidos oscuros, con temas un tanto siniestros influidos por el afterpunk británico, como Golpes, Sombras negras, Olor a carne quemada, Cómo perdimos Berlín u Obediencia.
En su primer álbum Que Dios reparta suerte (1983) confluía lo siniestro con un estilo de rock más español, incluyendo canciones alusivas a la tauromaquia como la que daba título al L.P. (un pasodoble) o Sangre española, aparecida también en single junto a Me tengo que concentrar. Fue la etapa del llamado 'rock torero'. Después, en constante evolución, editaron el mini-álbum Cuatro rosas (1985), con seis canciones y sonidos más sofisticados, muy apreciado por crítica y público. Supuso el primer gran éxito comercial de la banda y el primer disco de oro conseguido por una compañía independiente en España. Con su tercer álbum, Al calor del amor en un bar (1986) vuelven al casticismo y la canción titular se hace icónica.
Lo que se llamó la movida - que ciertamente sólo siguieron minorías antes de ser fagocitada por políticos y medios de comunicación- ya había dejado de serlo y los grupos que en ella surgieron o bien desaparecieron o bien fueron absorbidos por compañías discográficas multinacionales. Así ocurrió con Gabinete Caligari, que editaron con EMI su cuarto álbum, Camino Soria (1987), con canciones como Pecados más dulces que un zapato de raso, Suite nupcial, Tocala, Uli, La sangre de tu tristeza o la propia Camino Soria, que se diría un homenaje a "Penny Lane" de Los Beatles. La crítica lo considera el mejor álbum del grupo (y muchos de todo el pop español). Ampliamente promocionado, fue su mayor éxito y de él se vendieron  más de 280.000 ejemplares. Después aparecieron los álbumes Privado (1989) -en el que destacan canciones como Sólo se vive una vez y, sobre todo, La culpa fue del cha cha- y Cien mil vueltas (1999), que marca el inicio de su decadencia. Sus últimos álbumes Gabinetíssimo (1995) y ¡Subid la música! (1998) pasan casi desapercibidos y el grupo se disuelve.
Jaime Urrutia continuó su carrera en solitario con la publicación del álbum Patente de corso (2002), del que se extrajeron sencillos como Qué barbaridad o Castillos en el aire y que incluye pequeñas incursiones en ritmos latinos y bossanova, ampliando el estilo musical que Jaime Urrutia había desarrollado hasta entonces con Gabinete Caligari. Paralelamente, Jaime Urrutia también colabora con artistas como Loquillo o Andrés Calamaro. En 2005 aparece el álbum titulado El muchacho eléctrico, con resultados más discretos. En 2007 publica En Joy, el primer disco registrado en directo en la carrera musical del artista. El álbum fue grabado en la sala Joy Eslava de Madrid e incluye grandes temas de Gabinete Caligari. Junto a Urrutia participan en la grabación artistas tales como Ariel Rot, Loquillo, Amaral, Dani Martín de El Canto del Loco, Pereza, Enrique Bunbury y Jorge Drexler. Su último álbum por el momento se titula Lo que no está escrito (2010). En 2014 publicó el libro "Canciones para enmarcar".



La culpa fue del cha cha cha, incluida en el álbum Privado (1989) de Gabinete Caligari, es una canción que alcanzó gran popularidad y de las más recordadas del grupo. En ella Jaime Urrutia introdujo divertida e ingeniosamente términos procedentes del lenguaje taurino que le era tan familiar a causa de la profesión de su padre.

No hay comentarios:

Publicar un comentario