Museo LoPiù

Museo LoPiù
(Logo designed by Juan Carlos Cuba)

Translate

domingo, 30 de abril de 2017

Jill Clayburgh (New York City, US, 30-4-1944 / Salisbury, Connecticut, 5-11-2010): In memoriam)

FUERZA, INTENSIDAD Y ESTILO

Hoy es aniversario natal de la desaparecida actriz estadounidense Jill Clayburgh, que tuvo su momento de esplendor a finales de los años 70 encarnando en la pantalla personajes que reflejaban los cambios y desafíos a que se enfrentaban las mujeres de su tiempo. Aunque su gloria fue efímera, dejó actuaciones llenas de fuerza, intensidad y estilo. Ganó un premio de interpretación en Cannes y fue dos años consecutivos candidata al Oscar a la mejor actriz.
Hija de un acaudalado ejecutivo de manufacturas textiles y una actriz y secretaria de producción teatral, Jill Clayburgh estudió en la universidad privada neoyorquina Sarah Lawrence y allí fue donde decidió que quería ser actriz. Después de unirse a un grupo teatral de repertorio en Boston, debutó en Broadway en 1968. Un año después lo hizo en el cine con The wedding party (1969) de Brian De Palma, Wilford Leach y Cynthia Munroe, comedia indie en tono de farsa con  Robert De Niro. En Broadway continuaría actuando las dos próximas décadas en buen número de producciones, entre las que figuran los musicales "Los Rothschilds" y "Pippin" (1975) y en la televisión continuó apareciendo durante toda su carrera.
Su primer papel de cierta extensión lo obtuvo en Portnoy's complaint (1972) de Ernest Lehman, comedia con Richard Benjamin, Karen Black y Lee Grant, a la que siguieron  El ladrón que vino a cenar (1973) de Bud Yorkin, comedia de intriga con Ryan O'Neal, Jacqueline Bisset y Warren Oates, El hombre terminal (1974) de Mike Hodges, thriller futurista con George Segal y Joan Hackett, Los ídolos también aman (1976) de Sidney J. Furie, drama biográfico sobre la relación amorosa entre Clark Gable y Carole Lombard a principios de los años 30, que protagonizó junto a James Brolin, El expreso de Chicago (1976) de Arthur Hiller, exitosa comedia de intriga y acción con Gene Wilder y Richard Pryor, Dos más uno... igual a dos (1977) de Michael Ritchie, comedia deportiva con Burt Reynolds y Kris Kristofferson, también exitosa.
Se consagró como una de las principales actrices del momento con Una mujer descasada (1978) de Paul Mazursky, comedia dramática con Alan Bates donde interpretaba a una mujer de clase alta a quien su marido deja por una jovencita y debe sobreponerse a su situación, papel por el que ganó el premio de interpretación femenina en el Festival de Cannes (compartido con Isabelle Huppert) y fue nominada al Oscar a la mejor actriz. Una segunda candidatura al premio de la Academia la obtuvo al año siguiente por Comenzar de nuevo (1979) de Alan J. Pakula, comedia romántica con Burt Reynolds y Candice Bergen donde consolidaba el arquetipo de mujer urbana independiente, protagonizando después La luna (1979) de Bernardo Bertolucci, controvertido drama con Matthew Barry y Tomas Milian, donde interpretaba a una cantante de ópera que mantiene una relación incestuosa con su hijo adolescente.
En la década siguiente actuó en Ahora me toca a mí (1980) de Claudia Weill, comedia con Michael Douglas y Charles Grodin, Mi querida señor juez (1981) de Ronald Neame, comedia dramática con Walter Matthau, Estoy bailando tan deprisa como puedo (1982) de Jack Hofsiss, drama biográfico sobre la documentalista Barbara Gordon, con Nicol Williamson, Daniel Stern, Joe Pesci, Dianne Wiest y Geraldine Page, Hanna K. (1983) de Costa-Gavras, drama con Jean Yanne y Gabriel Byrne ambientado en el conflicto árabe-israelí, ¿Dónde están los niños? (1986) de Bruce Malmuth, thriller con Max Gail y Barnard Hughes, y Vidas distantes (1987) de Andrei Konchalovsky, drama con Barbara Hershey. La escasa repercusión comercial de estas películas precipitó el declive de la actriz en la gran pantalla. 
El resto de su filmografía incluye títulos como Susurros en la oscuridad (1992) de Christopher Crowe, thriller con Annabella Sciorra y Jamey Sheridan,  En busca del amor (1993) de Bruce Beresford, drama con Albert Finney, Desnudo en Nueva York (1993) de Daniel Algrant, comedia romántica con Eric Stoltz, Mary-Louise Parker, Ralph Macchio, Tony Curtis, Timothy Dalton, Kathleen Turner y Whoopi Goldberg, Sólo los tontos se enamoran (1997) de Andy Tennant, comedia romántica con Matthew Perry y Salma Hayek, Sin respiro (1997) de Mark Pellington, comedia indie con Jeremy Davies, Ben Affleck, Amy Locane, Rachel Weisz y Rose McGowan, Recortes de mi vida (2006) de Ryan Murphy, comedia con Annette BeningBrian Cox, Joseph Fiennes, Evan Rachel Wood, Alec Baldwin, Joseph Cross y Gwyneth Paltrow, Amor y otras drogas (2010) de Edward Zwick, comedia romántica con Jake Gyllenhaal y Anne Hathaway, o La boda de mi mejor amiga (2011) de Paul Feig, comedia que se estrenó después de su muerte.
Jill Clayburgh se casó en 1979 con el guionista y dramaturgo David Rabe, con quien tuvo un hijo y una hija y que sería su viudo. Una leucemia crónica que padecía desde más de veinte años atrás acabó con la vida de la actriz a los 66 años.

 

No hay comentarios:

Publicar un comentario