Museo LoPiù

Museo LoPiù
(Logo designed by Juan Carlos Cuba)

Translate

viernes, 27 de enero de 2017

Lilli Palmer (Poznań, Polonia, antes Posen, Prusia, 24-5-1914 / Los Angeles, California, US, 27-1-1986): In memoriam

ENCANTO Y DISTINCIÓN COSMOPOLITAS

Hoy es aniversario del fallecimiento de la actriz alemana Lilli Palmer. Intérprete de gran refinamiento, sensible, elegante, seductora y algo misteriosa, se convirtió en una estrella internacional desde que el nazismo la obligó a huir de su país natal. Tras hacerse un nombre en el cine británico, mantuvo una extensa trayectoria profesional errante entre Hollywood y Europa, donde fue muy solicitada en producciones de buen número de paises. En 1974 fue condecorada con la Gran Cruz del Mérito de la República Federal de Alemania.
De familia judia, Lilli Marie Peiser era hija de un cirujano austriaco y una actriz de teatro alemana. Cuando ella tenía cuatro años su familia se mudó a Berlín, donde posteriormente Lilli estudiaría arte dramático y comenzaría su carrera en los escenarios en 1932. Con el ascenso del nacionalsocialismo emigró a París, actuando allí en clubs nocturnos junto a su hermana Irene. Lilli debutó en el cine francés con un pequeño papel en el drama Rivales de la pista (1933) de Serge de Poligny.
Un cazatalentos británico la descubrió y le ofreció un contrato con la compañía Gaumont Film, en la que debutó en 1935. Durante más de una década su presencia fue habitual en el cine inglés. Alfred Hitchcock le dio un pequeño papel en su película El agente secreto (1936), thriller de intriga con Madeleine Carroll, Peter Lorre, John Gielgud y Robert Young. Entre sus películas de este periodo figuran La puerta de las siete cerraduras (1940) de Norman Lee, film de terror con Leslie Banks, El sexo débil (1943) de Leslie Howard, drama bélico con Joan Gates, Jean Gillie y Joan Greenwood, o Amor en seis lecciones (1944) de Harold French, comedia con Michael Wilding y Penelope Dudley-Ward. En 1943 se casó con el actor Rex Harrison, con el que tuvo un hijo al año siguiente y junto a quien se desplazó a Hollywood en 1945. El matrimonió pasaría por altibajos, como el romance de Harrison (apodado "Sexy Rexy") con la actriz Carole Landis, quien acabó suicidándose en 1948.
En su nueva etapa americana, Palmer participó en títulos importantes como Clandestino y caballero (1946) de Fritz Lang, thriller de espionaje con Gary Cooper y Robert Alda, Cuerpo y alma (1947) de Robert Rossen, contundente drama boxístico con John Garfield y Hazel Brooks, probablemente su mejor película, o Ningún vicio menor (1948) de Lewis Milestone, comedia con Dana Andrews y Louis Jourdan. A comienzos de los años 50 actuó con éxito junto a su marido en varias obras en Broadway y, a partir de esta década, también diversificó su trabajo en la televisión y en películas de diferentes nacionalidades, tales como El salón oscuro (1951) de Reginald Beck, thriller británico con Rex Harrison, Alcoba nupcial (1952) de Irving Reis, comedia dramática junto a Rex Harrison por la que ganó la Copa Volpi a la mejor actriz en el Festival de Venecia, o Sueños de circo (1954) de Kurt Hoffmann, su primera película en Alemania, una comedia musical con Karl Schönböck, Romy Schneider y Claus Biederstaedt donde cantó la melodía "Oh mein papa", luego famosa en todo el mundo. En 1955 Rex Harrison inició un romance con la actriz británica Kay Kendall, lo que provocaría la separación del matrimonio al año siguiente y el divorcio en 1957.
Mientras la Fox producía "Anastasia" (1956) de Anatole Litvak, con Ingrid Bergman en el rol titular, Lilli Palmer interpretó el mismo papel en Anastasia, la hija del zar (1956) de Falk Harnack, drama de producción alemana, con Ivan Desny, que se estrenó apenas dos meses antes. Después encabezó el reparto de Entre hoy y la eternidad (1956) de Arthur Maria Rabenalt y José Antonio Nieves Conde, drama de coproducción germano-española, en cuyo rodaje se enamoró de su coprotagonista, el actor argentino Carlos Thompson, con quien se casó tras divorciarse de Rex Harrison. Este segundo matrimonio duraría hasta que Thompson murió en 1986. Entre sus siguientes películas se cuentan Los amantes de Montparnasse (1958) de Jacques Becker, drama biográfico sobre el pintor Amedeo Modigliani con Gérard Philipe y Anouk Aimée, otro de sus mejores films, Corrupción en el internado (1958) de Géza von Radványi, drama con Romy Schneider, No soy para ti (1959) de Walter Lang, comedia romántica con Clark Gable, Carroll Baker y Lee J. Cobb que supuso su eventual retorno a Hollywood, La guerra secreta de Sor Catherine (1960) de Ralph Thomas, drama de producción británica basado en hechos reales en el que interpretaba a una monja que promueve la evasión de unos niños judíos de un campo de internamiento en la Italia de la Segunda Guerra Mundial, con Sylvia Syms, Yvonne Mitchell y Ronald Lewis, Su grata compañía (1961) de George Seaton, comedia con Fred Astaire, Debbie Reynolds y Tab Hunter, La virtuosa señora Cheney (1961) de Franz Josef Wild, comedia con Carlos Thompson y Martin Held, Mi esposa Constanza (1962) de Tom Pevsner, comedia que adaptaba una novela de Somerset Maugham, con Peter van Eyck, Carlos Thompson y Dorian Gray, Espía por mandato (1962) de George Seaton, thriller de espionaje donde compartió créditos con William Holden, Julia se porta mal (1962) de Alfred Weidenmann, comedia con Charles Boyer y Jean Sorel en la que encarnaba a una dama madura y casada que se enamora de un joven quince años más joven que ella, Operación Cowboy (1963) de Arthur Hiller, melodrama bélico con Robert Taylor, Curd Jürgens, Eddie Albert y James Franciscus, Duelo en el mar (1963) de Charles Frend y Bruno Vailati, film bélico con James Mason y Gabriele Ferzetti, El triángulo del crimen (1964) de Pierre Kast, drama con Pierre Brasseur, Laurent Terzieff, Paul Hubschmid y Sylva Koscina.
El resto de su filmografía se compone generalmente de colaboraciones en papeles de reparto (a veces protagonísticos) en producciones internacionales: Operación Crossbow (1965) de Michael Anderson, thriller de espionaje con Sophia Loren, George Peppard, Trevor Howard, John Mills, Richard Johnson y Tom Courtenay, Moll Flanders (1965) de Terence Young, comedia basada en una novela de Daniel Defoe ambientada en el siglo XVIII, con Kim Novak, Richard Johnson, Angela Lansbury, Vittorio De Sica, Leo McKern y George Sanders, Como un trueno (1965) de Denys de La Patellière, comedia dramática con Jean Gabin, Michèle Mercier y Robert Hossein, El congreso se divierte (1966), comedia ambientada en la Viena de 1815, con Curd Jürgens, Paul Meurisse, Hannes Messemer y Françoise Arnoul, Las chicas de la estrella roja (1966) de Sammy Drechsel, comedia paródica sobre la guerra fría, con Curd Jürgens, Pascale Petit y Daniel Gélin, Juegos satánicos (1967) de Michael Verhoeven, drama según una obra de August Strindberg, con Paul Verhoeven, Jack de diamantes (1967) de Don Taylor, drama criminal con George Hamilton, Joseph Cotten, Marie Laforêt y Maurice Evans, Sebastian (1968) de David Greene, drama de espionaje con Dirk Bogarde, Susannah York y John Gielgud, Nadie huye eternamente (1968) de Ralph Thomas, thriller de acción con Christopher Plummer y Rod Taylor, La residencia (1969) de Narciso Ibáñez Serrador, producción española de terror con Cristina Galbó y John Moulder-Brown, Antes amar... después matar (1969) de S. Lee Pogostin, thriller de intriga con James Coburn, Lee Remick, Burgess Meredith, Patrick Magee y Sterling Hayden, De Sade (1969) de Cy Endfield, drama biográfico con  Keir Dullea y Senta Berger, Misión Torpedo (1970) de Jean Delannoy, drama criminal con Stéphane Audran y Klaus Kinski, Asesinatos en la Calle Morgue (1971) de Gordon Hessler, adaptación de una historia de Edgar Allan Poe, con Jason Robards, Christine Kaufmann y Herbert Lom, Diabólica malicia (1972) de James Kelley y Andrea Bianchi, film de terror con Mark Lester, Britt Ekland y Hardy Krüger, Los niños del Brasil (1978) de Franklin J. Schaffner, thriller adaptador de una novela de Ira Levin sobre la persecución de un cazador de nazis a Josef Mengele, el siniestro médico de Auschwiz, con Gregory Peck, Laurence Olivier y James Mason, o El pacto de Berlín (1985) de John Frankenheimer, thriller de espionaje con Michael Caine, Anthony Andrews y Victoria Tennant.
Lilli Palmer, que en sus últimos tiempos escribió varios libros de memorias y una novela, falleció de cáncer abdominal a los 71 años. Cuatro años después, su marido, Carlos Thompson, se suicidó.

 

No hay comentarios:

Publicar un comentario