Museo LoPiù

Museo LoPiù
(Logo designed by Juan Carlos Cuba)

Translate

jueves, 1 de diciembre de 2016

Tribute to Treat Williams (Rowayton, Connecticut, US, 1-12-1951)

EL PRÍNCIPE DE LA CIUDAD

El actor estadounidense Treat Williams cumple hoy 65 años. Procedente del teatro musical y con buena planta, sus prometedores inicios en la pantalla en películas como Hair o El príncipe de la ciudad fueron seguidos por una carrera irregular en la que no abundan los títulos memorables, dividida entre el cine, la televisión y los escenarios teatrales. Actualmente es un competente actor de carácter, principalmente en la pequeña pantalla.
Nacido Richard Treat Williams, en el seno de una familia acomodada, estudió en una universidad privada en Pennsylvania, donde junto a sus compañeros comenzó a participar en obras teatrales. Después de su graduación se desplazó a Nueva York donde continuó su formación en arte dramático, recibiendo también lecciones de canto y baile. En Broadway actuó en musicales como "Grease" y "Over there".
Su debut se produjo en un rol secundario en el thriller Deadly hero (1976) de Ivan Nagy, protagonizado por Don Murray, al que siguieron El Ritz (1976) de Richard Lester, hilarante comedia ambientada en una sauna gay, con Jack Weston, Rita Moreno, Jerry Stiller y Kaye Ballard y Ha llegado el águila (1976) de John Sturges, thriller bélico con Michael Caine, Donald Sutherland y Robert Duvall. Su carrera despegó con su papel protagónico junto a John Savage y Beverly D'Angelo en el musical Hair (1979) de Milos Forman, adaptación del musical hippie de igual nombre estrenado doce años antes en Broadway, continuando con títulos como 1941 (1979) de Steven Spielberg, sátira bélica coral donde también aparecían Dan Aykroyd, Ned Beatty, John Belushi y Lorraine Gary, Why would I lie? (1980) de Larry Peerce, comedia dramática con Lisa Eichhorn, y El príncipe de la ciudad (1981) de Sidney Lumet, thriller sobre la corrupción policial basado en hechos reales y en el que, ya protagonista absoluto, ofreció la mejor interpretación de su carrera. 
En televisión destacó su interpretación de Stanley Kowalski en "Un tranvía llamado deseo" (1984), que John Erman dirigió según la obra de Tennessee Williams, con Ann-Margret como Blanche DuBois. También se le pudo ver en films como  Érase una vez en América (1984) de Sergio Leone, excelente drama sobre la mafia en Nueva York a lo largo de cincuenta años, con Robert De Niro, James Woods, Elizabeth McGovern, Joe Pesci, Burt Young y Tuesday Weld, Palabras suaves (1985) de Joyce Chopra, drama romántico con Laura Dern, Secretos indiscretos (1986) de Peter Medak, drama con David Dukes, Richard Jordan, Harvey Keitel, Frank Langella, Roy Scheider y Craig Wasson, Dulces mentiras (1988) de Nathalie Delon, comedia romántica con Joanna Pacula y Julianne Phillips, Russicum: los días del diablo (1988) de Pasquale Squitieri, thriller criminal italiano con F. Murray Abraham y Danny Aiello, La noche de los tiburones (1988) de Tonino Ricci, otra cinta italiana de acción con Janet Agren, Antonio Fargas y John Steiner, Estamos muertos... ¿o qué? (1988) de Mark Goldblatt, comedia de terror con Joe Piscopo, o El color del odio (1989) de Martin Davidson, drama sobre racismo con Ally Sheedy, Virginia Madsen y Phoebe Cates. Curiosamente, en una década tan brillantemente iniciada, Williams acabó rodando películas de bajo presupuesto y escasa difusión, por lo que en adelante concentró más su trabajo en la televisión y en esporádicos retornos a los escenarios.
Entre sus películas siguientes figuran Cosas que hacer en Denver cuando estás muerto (1995) de Gary Fleder, combinación de thriller y comedia negra con protagonismo de Andy García, Mulholland Falls (La brigada del sombrero) (1996) de Lee Tamahori, neo-noir con Nick Nolte, Melanie Griffith, Chazz Palminteri, Michael Madsen, Chris Penn, Jennifer Connelly, Andrew McCarthy y John Malkovich, El hombre enmascarado (1996) de Simon Wincer, adaptación del cómic de Lee Falk protagonizada por Billy Zane, La sombra del diablo (1997) de Alan J. Pakula, thriller de suspense con Harrison Ford y Brad Pitt, Deep rising: El misterio de las profundidades (1998) de Stephen Sommers, film de acción y terror con Famke Janssen y Anthony Heald, En lo profundo del océano (1999) de Ulu Grosbard, melodrama protagonizado por Michelle Pfeiffer, Situación crítica (2001) de Fred Olen Ray, film de acción de serie B, con Udo Kier, Un final made in Hollywood (2002) de Woody Allen, comedia ácida sobre el mundo del cine con Allen y Téa Leoni, Miss Agente Especial 2: Armada y fabulosa (2005) de John Pasquin, comedia de acción al servicio de Sandra Bullock, Algo pasa en Las Vegas (2008) de Tom Vaughan,  comedia romántica con Cameron Diaz y Ashton Kutcher, Howl (2010) de Rob Epstein y Jeffrey Friedman, biopic sobre el poeta Allen Ginsberg encarnado por James Franco, 127 horas (2010) de Danny Boyle, drama de supervivencia basado en hechos reales y con protagonismo de James Franco, Un pedacito de cielo (2011) de Nicole Kassell, comedia romántica con Kate Hudson y Gael García Bernal masacrada por la crítica, La huida (2012) de Stefan Ruzowitzky, drama criminal con Eric Bana, Olivia Wilde y Charlie Hunnam, Flores raras (2013) de Bruno Barreto, drama romántico brasileño sobre el amor entre dos mujeres interpretadas por Glória Pires y Miranda Otto, Descubriendo el amor (2014) de Andrew Fleming, drama romántico con Evan Rachel Wood y Scott Speedman, o Venganza (2014) de John Stockwell, drama de acción con Gina Carano y Luis Guzmán.
Además de en numerosos trabajos en televisión, Williams ha participado en obras teatrales como "Los piratas de Penzance" de Gilbert & Sullivan (1981-1982), "Cartas de amor" de  A. R. Gurney (1989-1990), "Oleanna" de David Mamet (1992-1994), o "Follies" de Stephen Sondheim (2001).
Desde 1988 Treat Williams está casado con Pam Van Sant, con quien ha tenido un hijo y una hija.

 

No hay comentarios:

Publicar un comentario