Museo LoPiù

Museo LoPiù
(Logo designed by Juan Carlos Cuba)

Translate

miércoles, 30 de noviembre de 2016

Tribute to Ridley Scott (South Shields, UK, 30-11-1937)

PRIMACÍA DE LA AMBIENTACIÓN Y EL ESPECTÁCULO VISUAL

El director y productor cinematográfico inglés Ridley Scott cumple hoy 79 años. Formado en la televisión y rodando películas publicitarias, es poseedor de un gran talento como decorador y experto conocedor del trabajo de la cámara. Aunque ha dirigido películas de diversos géneros, destaca sobre todo por sus aportaciones al de la ciencia-ficción. Sus películas son atractivas fundamentalmente por su gran impacto visual. Candidato tres veces al Oscar al mejor director sin conseguirlo, ha sido premiado con un BAFTA honorífico, un Globo de Oro como productor y dos Emmy televisivos. En el año 2003 fue nombrado Caballero con el título de Sir por la reina Elizabeth II por sus servicios a la industria cinematográfica británica.
Hijo de un coronel, Ridley Scott es el segundo de tres hermanos (Frank, militar, y Tony, también cineasta, ya fallecieron). Entre 1954 y 1958 estudió diseño artístico en la universidad de Hartlepool, prosiguiendo su aprendizaje en otra universidad privada en Londres. Tras graduarse en 1963 trabajó para la BBC como diseñador artístico y realizador publicitario y de series televisivas, lo que resultaría esencial en su concepción como cineasta, dada su capacidad para crear atmósferas con los decorados. En 1968, Ridley y Tony Scott fundaron Ridley Scott Associates (RSA), compañía de cine y producción comercial. En ella, durante los años 70, Scott realizó gran número de comerciales televisivos.
Su primer largometraje para el cine fue Los duelistas (1977), estilizado drama de época que adaptaba una novela de Joseph Conrad, con el protagonismo de Keith Carradine y Harvey Keitel, premiado como mejor ópera prima en el Festival de Cannes. Asímismo, en Italia, Scott ganó un David di Donatello al mejor director extranjero. Sus dos siguientes películas, ambas devenidas grandes clásicos del género de la ciencia-ficción, consagraron su nombre y cimentaron su fama posterior: Alien, el octavo pasajero (1979), tenebrosa y aterradora aventura espacial con Tom Skerritt, Sigourney Weaver, Veronica Cartwright, Harry Dean Stanton, John Hurt, Ian Holm y Yaphet Kotto, tuvo un gran éxito comercial, destacando por sus decorados neogóticos, sus efectos especiales y su sobrecogedor suspense; Blade runner (1982), distopía futurista basada en una novela de Philip K. Dick (e inspirada en clásicos como "Metrópolis" o "La vida futura"), con Harrison Ford, Rutger Hauer, Sean Young y Edward James Olmos, sólo tuvo un discreto éxito en su estreno pero se la considera su obra maestra y se ha convertido en un film de culto que seduce por su diseño artístico, su agobiante atmósfera y su lirismo trágico. El resto de la filmografía de Scott no ha logrado superar en calidad estos títulos iniciales.
Además de Blade runner, en la década de los 80 dirigió otras tres películas de menor repercusión: Legend (1985), historia fantástica de aventuras y brujería inspirada en la pintura prerrafaelista, con Tom Cruise, Mia Sara y Tim Curry, que supuso un considerable fracaso de taquilla; La sombra del testigo (1987), thriller con Tom Berenger y Mimi Rogers, otro fracaso comercial; y Black rain (1989), thriller de acción ambientado en Japón, con Michael Douglas, Andy García, Ken Takakura y Kate Capshaw, que parcialmente devolvió las mieles del éxito taquillero a su director.
En el decenio siguiente Scott recuperó apreciación crítica con Thelma & Louise (1991), drama itinerante con tintes feministas protagonizado por Susan Sarandon y Geena Davis que obtuvo seis candidaturas al Oscar (la primera para Scott como director). En cambio, puede decirse que 1492: La conquista del paraíso (1992), drama histórico conmemorativo del quinto centenario del descubrimiento de América por Cristóbal Colón, con Gérard Depardieu, Armand Assante y Sigourney Weaver, fue el mayor fracaso de su carrera. Tormenta blanca (1996), exuberante aventura por los mares del Pacífico Sur con el protagonismo de Jeff Bridges, aun mejor recibida por la crítica, también fracasó en taquilla. No ocurrió lo mismo con La teniente O'Neil (1997), drama militar con Demi Moore, Viggo Mortensen y Anne Bancroft, bien recibido por el público pero el film de peor aceptación crítica de cuantos ha filmado Scott.
Gladiator (2000), epopeya ambientada en la antigua Roma con gran despliegue de efectos visuales y reparto incluyendo a Russell Crowe, Joaquin Phoenix, Connie Nielsen, Oliver Reed, Derek Jacobi, Djimon Hounsou y Richard Harris, fue tibiamente acogida por la crítica pero supuso uno de sus mayores éxitos de taquilla. De doce nominaciones al Oscar ganó cinco estatuillas, una de ellas a la mejor película, no así la de mejor director. El film consiguió también cuatro premios BAFTA y dos Globos de Oro. Después Scott rodó consecutivamente otros dos éxitos comerciales: Hannibal (2001), secuela de "El silencio de los corderos" con Anthony Hopkins y Julianne Moore, y Black Hawk derribado (2001), título bélico que relata una operación de las fuerzas de élite del ejército americano en Mogadiscio (Somalia) con apabullante despliegue visual pero escasa consistencia dramática, con Josh Hartnett, Eric Bana, Ewan McGregor, Tom Sizemore, William Fichtner y Sam Shepard, un film por el que fue nominado por tercera vez al Oscar al mejor director. Menos ambiciosa fue Los impostores (2003), comedia negra con Nicolas Cage, Sam Rockwell y Alison Lohman, a la que siguieron El reino de los cielos (2005), drama épico-histórico de aventuras medievales con Orlando Bloom, Eva Green, Jeremy Irons y Liam Neeson, Un buen año (2006), comedia romántica con Russell Crowe, Albert Finney, Marion Cotillard, Tom Hollander y Freddie Highmore, American gangster (2007), thriller con Russell Crowe y Denzel Washington donde recupera pulso narrativo y valoración crítica y popular, Red de mentiras (2008), thriller de espionaje con Leonardo DiCaprio y Russell Crowe, Robin Hood (2010), costosa aventura épica medieval sobre el célebre arquero veterano de la Cruzadas, con Russell Crowe y Cate Blanchett, Prometheus (2012), aventura espacial de ciencia-ficción con Noomi Rapace, Michael Fassbender, Guy Pearce, Idris Elba, Logan Marshall-Green Charlize Theron, El consejero (2013), thriller criminal con Michael Fassbender, Penélope Cruz, Cameron Diaz, Javier Bardem y Brad Pitt, Exodus: Dioses y reyes (2014), superproducción bíblica sobre la huída de Moisés conduciendo al pueblo hebreo a través de Egipto en busca de la Tierra Prometida, con reparto encabezado por Christian Bale, y Marte (2015), nueva aventura espacial que muestra la lucha de un astronauta (Matt Damon) por sobrevivir solo en el planeta rojo y los esfuerzos de otros por rescatarlo. Este, por ahora su último film y el de mayor recaudación en taquilla, obtuvo nueve candidaturas al Oscar y es el mejor valorado por la crítica en décadas.
Casado desde 1964 hasta 1975 con Felicity Heywood, con la que tuvo dos hijos, Jake y Lucas, que trabajan como directores de la productora Ridley Scott Associates, en 1979 contrajo matrimonio con Sandy Watson, con quien tuvo una hija, Jordan Scott, y de la que se divorció en 1989.  


No hay comentarios:

Publicar un comentario