Museo LoPiù

Museo LoPiù
(Logo designed by Juan Carlos Cuba)

Translate

lunes, 7 de noviembre de 2016

Howard Keel (Gillespie, Illinois, US, 13-4-1919 / Palm Desert, California, US, 7-11-2004): In memoriam

PRESTANCIA Y DESENFADO

Hoy se cumplen doce años del fallecimiento del actor y cantante estadounidense Howard Keel. Alto, fornido, gallardo y simpático, con notable voz de bajo-barítono, se le recuerda fundamentalmente por los exitosos musicales que, con prestancia resuelta y humor desenfadado, protagonizó para Metro Goldwyn Mayer en la primera mitad de los años 50. En la década de los 80 su carrera reverdeció en la serie televisiva "Dallas".
Nacido Harry Clifford Keel, su padre era minero y su madre cocinera y limpiadora. Pasó su niñez en la pobreza y, en su adolescencia, después del fallecimiento de su padre, se trasladó con su familia a California, graduándose a los 17 años en Fallbrook. En Los Angeles trabajó en diversos oficios hasta consiguir un puesto de representante de la compañía fabricante de aviones Douglas Aircraft. A partir de los veinte años recibió lecciones de canto y en 1941 debutó sobre la escena.
Su lanzamiento se produjo cuando en 1945 interpretó en Broadway el musical "Oklahoma!" de Richard Rodgers y Oscar Hammerstein II, que dos años después fue el primero del género en ser llevado a Londres, y formando parte del elenco, Keel triunfó ampliamente con él. Acreditado como Harold Keel debutó en el cine británico con el thriller El grito acusador (1948) de Fergus McDonell.
En la década de los 50 fue protagonista de una serie de populares musicales producidos por Metro Goldyn Mayer, como La reina del oeste (1950) de George Sidney, donde contó con Betty Hutton como compañera de reparto, Pagan love song (1950) de Robert Alton, con Esther Williams, Magnolia (1951) de George Sidney, tercera adaptación a la pantalla de "Show Boat" de Jerome Kern y Oscar Hammerstein II, con Kathryn Grayson y Ava Gardner, Carnaval en Texas (1951) de Charles Walters, con Esther Williams y Red Skelton, El amor nació en París (1952) de Mervyn LeRoy, con Kathryn Grayson y Red Skelton, Doris Day en el Oeste (1953) de David Butler (una producción de Warner Bros.) con Doris Day, Bésame Kate (1953) de George Sidney, con Kathryn Grayson y Ann Miller, Rose Marie (1954) de Mervyn LeRoy, con Ann Blyth y Fernando Lamas, Siete novias para siete hermanos (1954) de Stanley Donen, con Jane Powell, el más exitoso de todos en cuantos intervino, Profundamente en mi corazón (1954) de Stanley Donen, biopic sobre el compositor americano Siegmund Romberg encarnado por José Ferrer, La amada de Júpiter (1955) de George Sidney, con Esther Williams, Marge & Gower Champion y George Sanders, o Un extraño en el paraíso (1955) de Vincente Minnelli, con Ann Blyth, Dolores Gray y Vic Damone. El fracaso en taquilla de estos dos  últimos canceló su contrato con M.G.M. y Keel volvió a los escenarios.
Cuando cuatro años más tarde volvió a la pantalla, los gustos del público habían cambiado y Keel ya no actuó en más musicales. Entre sus siguientes films figuran: Oleadas de terror (1959) de Charles Crichton, thriller británico con Anne Heywood y Cyril Cusack, El gran pescador (1959) de Frank Borzage, drama histórico-religioso con Susan Kohner, John Saxon, Martha Hyer y Herbert Lom, La semilla del espacio (1962) de Steve Sekely, producción británica de ciencia-ficción con Nicole Maurey, La fuerza de la ley (1966) de R.G. Springsteen, western con Jane Russell y Brian Donlevy, Tomahawk rojo (1967) de R.G. Springsteen, western con Joan Caulfield, Broderick Crawford, Scott Brady y Wendell Corey, Ataque al carro blindado (1967) de Burt Kennedy, western con John Wayne y Kirk Douglas, o Arizona (1968) de Lesley Selander, western con Yvonne De Carlo. Con su carrera en decadencia y problemas con la bebida desde finales de los años 50, apareció esporádicamente en series de televisión y actuó en nightclubs, cabarets o funciones de teatro de repertorio. Entre 1981 y 1991 volvió a saborear las mieles del éxito interviniendo en la serie televisiva "Dallas". En esos años retomó su actividad como cantante y volvió a grabar discos, que alcanzaron cieta repercusión en Gran Bretaña. En 1986 superó una doble cirugía coronaria para implantarle un bypass.
Howard Keel se casó tres veces. Su primera esposa fue la actriz Rosemary Cooper (1943-1948); después estuvo casado con la corista Helen Anderson (1949-1970), con quien tuvo tres hijos, y tras dos divorcios, finalmente, en 1970 con la azafata de aviación Judy Magamoll, 25 años más joven, que le dio una hija. Este matrimonio le hizo dejar atrás sus problemas con el alcohol y perduró hasta su muerte. El actor falleció a los 85 años de cáncer de colon.

  

No hay comentarios:

Publicar un comentario