Museo LoPiù

Museo LoPiù
(Logo designed by Juan Carlos Cuba)

Translate

lunes, 14 de noviembre de 2016

Dick Powell (Mountain View, Arkansas, US, 14-11-1904 / Los Angeles, California, US, 2-1-1963): In memoriam

POLIFACÉTICO Y VERSÁTIL

Hoy es aniversario natal del actor, cantante y director cinematográfico estadounidense Dick Powell. Galán a lo largo de toda la década de los años 30 en buen número de musicales de Warner Brothers, donde solían emparejarlo con Ruby Keeler o Joan Blondell, pasó en los 40 a intérprete de comedias primero y héroe de cine negro después. Su gran versatilidad le permitió asímismo dirigir cinco películas y ejercer de actor y productor en televisión. En su filmografía como actor hay más de media docena de clásicos.
Richard Ewing Powell (su nombre natal) se mudó en 1914 con su familia a Little Rock, donde cantó en coros eclesiásticos. Pronto atraído por la música desde joven, actuó como cantante con orquestas locales, llegando a formar la suya propia. Con la de Charlie Davis en Indianapolis llegó a grabar varios discos a finales de los años 20, trasladándose después a Pittsburgh, donde triunfó como maestro de ceremonias en dos teatros.
Todo ello propició que le contratase Warner Brothers, estudio en el que debutó en Grata compañía (1932) de Roy Del Ruth, una comedia dramática con Lee Tracy y Mary Brian, a la que siguieron títulos como También es negocio el trabajo (1932) de John G. Blystone, drama protagonizado por Will Rogers, y una serie de exitosos musicales: La Calle 42 (1933) de Lloyd Bacon, con Warner Baxter, Bebe Daniels, George Brent, Una Merkel, Ruby Keeler, Guy Kibbee y Ned Sparks, Vampiresas 1933 (1933) de Mervyn LeRoy, con Aline MacMahon, Warren William, Ruby Keeler, Guy Kibbee, Ginger Rogers, Joan Blondell y Ned Sparks, Desfile de candilejas (1933) de Lloyd Bacon, con James Cagney, Joan Blondell y Ruby Keeler, Wonder Bar (1934) de Lloyd Bacon, con Kay Francis, Dolores del Rio, Al Jolson, Ricardo Cortez y Guy Kibbee, Veinte millones de enamoradas (1934) de Ray Enright, con Pat O'Brien y Ginger Rogers, Música y mujeres (1934) de Ray Enright, con Ruby Keeler y Joan Blondell, La generalita (1934) de Frank Borzage, con Ruby Keeler y Pat O'Brien, Vampiresas de 1935 (1935) de Busby Berkeley (que anteriormente había sido el coreógrafo de las espectaculares La Calle 42, Vampiresas 1933, Desfile de candilejas, Wonder Bar y Música y mujeres) con Adolphe Menjou, Gloria Stuart y Alice Brady, El gondolero de Broadway (1935) de Lloyd Bacon, con Joan Blondell, Divina Gloria (1935) de Mervyn LeRoy, con Marion Davies y Pat O'Brien.
Convertido en estrella participó asímismo en El sueño de una noche de verano (1935) de Max Reinhardt y William Dieterle, costosa adaptación de la comedia Shakespeare donde compartió créditos con James Cagney y Joe E. Brown, Viva la marina (1935) de Frank Borzage, musical con Ruby Keeler, Un millón de gracias (1935) de Roy Del Ruth, musical con Ann Dvorak y Fred Allen, Corazones divididos (1936) de Frank Borzage, musical de tema histórico con Marion Davies, Charlie Ruggles, Claude Rains y Edward Everett Horton, Vampiresas de 1937 (1936) de Lloyd Bacon, musical (también coreografiado por Berkeley) con Joan Blondell y Victor Moore, On the avenue (1937) de Roy Del Ruth, musical con Madeleine Carroll, Hollywood Hotel (1937) de Busby Berkeley, musical con Rosemary Lane, El cowboy de Brooklyn (1938) de Lloyd Bacon, musical con Pat O'Brien y Priscilla Lane.
Powell quería desesperadamente expandir su carrera pero Warner no se lo permitió, así que dejó el estudio en 1940 y enfocó su actividad a la comedia primero y después a otros géneros. Entre sus películas más relevantes de esta etapa figuran Navidades en julio (1940) de Preston Sturges, comedia con Ellen Drew, Mi mujer no es soltera (1941) de Leigh Jason, comedia con Joan Blondell, Marineros mareados (1941) de Arthur Lubin, comedia militar con Bud Abbott y Lou Costello, Fantasía de estrellas (1942) de George Marshall, musical de Paramount con reparto multiestelar, En la cumbre de la felicidad (1943) de George Marshall, comedia con Dorothy Lamour y Victor Moore, o Sucedió mañana (1944) de René Clair, comedia fantástica con Linda Darnell y Jack Oakie. Su carrera dio un cambio drástico cuando fue el primer actor en interpretar al detective Philip Marlowe en la pantalla en Historia de un detective (1944) de Edward Dmytryk, noir con Claire Trevor y Anne Shirley, siguiendo la línea del cine policial con Venganza (1945) de Edward Dmytryk, noir con  Walter Slezak, Johnny O'Clock (1947) de Robert Rossen, noir con Evelyn Keyes, Opio (1948) de Robert Stevenson, thriller de aventuras con signe Hasso, Destacamento Oeste (1948) de Sidney Lanfield, western con Jane Greer, La legión de los condenados (1948) de Robert Florey, thriller de espionaje con Marta Torén y Vincent Price, o Mrs. Mike (1949) de Louis King, drama con Evelyn Keyes.
Su restante filmografía incluye: Cruce de derecha (1950) de John Sturges, drama deportivo con June Allyson y Ricardo Montalbán, Grito de terror (1951) de Robert Parrish, noir con Rhonda Fleming, Cautivos del mal (1952) de Vincente Minnelli, espléndido melodrama sobre el mundo del cine, con Lana Turner, Kirk Douglas y Walter Pidgeon, o Las tres noches de Susana (1954) de Frank Tashlin, comedia con Debbie Reynolds. Después Powell abandonó la interpretación en la gran pantalla (no así en la pequeña donde incluso tuvo su propio show) y dirigió cinco películas de diversos géneros, entre ellas El conquistador de Mongolia (1956), drama épico-histórico con John Wayne y Susan Hayward, Duelo en el Atlántico (1957), bélico con Robert Mitchum y Curd Jürgens, y Entre dos pasiones (1958), drama ambientado en la Guerra de Corea, con Robert Mitchum, Robert Wagner, May Britt, Richard Egan y Lee Philips.
Dick Powell se casó tres veces, siendo sus esposas Mildred Maund (1925-1927), de la que se divorció pronto, la actriz Joan Blondell, con la que estuvo casado entre 1936 y 1944, adoptando un hijo previo de ella y siendo ambos padres de una hija. Tras el divorcio contrajo en 1945 su último y definitivo matrimonio con la actriz June Allyson, con quien adoptó una hija y tuvo otro hijo. Como tantos otros de los participantes en el rodaje de El conquistador de Mongolia -rodada en el desierto de Utah, donde se habían realizado pruebas nucleares- falleció de cáncer (en su caso de pulmón). Contaba 58 años de edad. 

    

No hay comentarios:

Publicar un comentario