Museo LoPiù

Museo LoPiù
(Logo designed by Juan Carlos Cuba)

Translate

martes, 4 de octubre de 2016

George Sidney (Long Island, New York, US, 4-10-1916 / Las Vegas, Nevada, US, 5-5-2002): In memoriam

EL DIRECTOR MÁS TAQUILLERO DE M.G.M.

Hoy se cumple el centenario del nacimiento del director cinematográfico George Sidney. Desde sus inicios como recadero en Metro-Goldwyn-Mayer, ascendió al estatus de director en 1941, convirtiéndose en los años 40 y primeros de la siguiente década en el realizador más taquillero del estudio. Fue un sólido y competente artesano que se especializó en la puesta en escena de coloristas comedias musicales, que manifiestan gusto por lo espectacular e inventiva en la decoración. Parecidos presupuestos contaron sus películas de aventuras, con ligera tendencia a la parodia, género al que aportó un par de clásicos: Los tres Mosqueteros y Scaramouche.
George Sidney nació en el seno de una familia dedicada al mundo del espectáculo: su madre era actriz y su padre productor teatral. Ya desde niño subió a escenarios teatrales en funciones con su familia, luego fue músico de vaudeville y en los años 30 trabajó en Hollywood como montador y asistente de dirección para Metro-Goldwyn-Mayer, llegando incluso a participar como actor en "El enemigo público nº 1" (1934) de W. S. Van Dyke. En el estudio del león permanecería la primera y mayor parte de su carrera. Mediada la década comenzó a dirigir cortos, en su mayoría musicales y comedias, entre ellos bastantes cintas con el protagonismo del grupo de niños que protagonizaban la serie 'La Pandilla'. Su primer largometraje fue Free and easy (1941), comedia romántica protagonizada por Robert Cummings y Ruth Hussey basada en una obra teatral de Ivor Novello.
La habilidad de Sidney para poner en escena brillantes coreografías le sirvió tanto para dirigir con soltura vistosas y optimistas comedias musicales como destacados títulos de aventuras que en sus momentos de mayor acción parecían musicales. También realizó, sin tanto éxito, películas de otros géneros, como dramas, melodramas y alguna comedia no musical. En plena Segunda Guerra Mundial dirigió El desfile de las estrellas (1943), musical protagonizado por Gene Kelly y Kathryn Grayson con el que M-G-M se propuso reforzar la moral de las tropas combatientes y sus familiares, incluyendo en el film muchos números musicales a cargo de las principales luminarias bajo contrato con el estudio. A continuación tuvo su primeros grandes éxitos internacionales con Escuela de sirenas (1944), musical 'acuático' con Red Skelton y la nadadora Esther Williams que lanzó la carrera estelar de esta última, y Levando anclas (1945), musical con Frank Sinatra, Kathryn Grayson y Gene Kelly que incluía escenas de audaz originalidad, como el baile de Kelly con el ratoncito Jerry de los dibujos animados de Hannah & Barbera, productora de la que fue cofundador. Otros musicales exitosos fueron Las chicas de Harvey (1946), con Judy Garland como una de las camareras de un restaurante en Arizona a finales del siglo XIX, y Festival en México (1946), que contó con el protagonismo de Walter Pidgeon y Jane Powell. Cambió de género con Dos edades del amor (1947), drama romántico con Spencer Tracy, Lana Turner y Zachary Scott, y siguió triunfando con Los tres Mosqueteros (1948), clásico del cine de aventuras basado en la célebre novela de Alejandro Dumas, con Lana Turner, Gene Kelly, June Allyson, Van Heflin y Angela Lansbury que aún se recuerda sobre todo por sus combates coreografiados pletóricos de acrobacias y muy imitados en películas posteriores. Menos afortunada resultó El Danubio rojo (1949), drama de propaganda antisoviética con la guerra fría como telón de fondo y Walter Pidgeon, Ethel Barrymore, Peter Lawford, Angela Lansbury y Janet Leigh como protagonistas.
En la década siguiente, tras filmar Las llaves de la ciudad (1950), comedia romántica con Clark Gable y Loretta Young, logró tres grandes éxitos consecutivos con La reina del oeste (1950), musical con canciones de Irving Berlin sobre la figura de la pionera Annie Oakley, encarnada por Betty Hutton acompañada por Howard Keel, Magnolia (1951), tercera traslación al cine del famoso musical "Show Boat" (ya filmado en 1929 y 1936) basado en una novela de Edna Ferber y canciones de Jerome Kern y Oscar Hammerstein II, siendo sus protagonistas Kathryn Grayson, Howard Keel y Ava Gardner, y Scaramouche (1952), espléndido título de aventuras de capa y espada en el siglo XVIII basado en una novela de Rafael Sabatini, con Stewart Granger, Eleanor Parker, Janet Leigh y Mel Ferrer. Su carrera en M.G.M. continuó con La reina virgen (1953), drama histórico en la Inglaterra del siglo XVI sobre la juventud de la princesa Elizabeth Tudor, hija de la decapitada Ana Bolena, con Jean Simmons, Stewart Granger, Deborah Kerr y Charles Laughton, Bésame, Kate (1953), musical inspirado en "La doma de la bravía" de Shakespeare, con canciones de Cole Porter y Kathryn Grayson, Howard Keel y Ann Miller al frente del elenco, y La amada de Júpiter (1954), musical acuático ubicado en la antigua Roma con Esther Williams, Howard Keel y George Sanders. Sus siguientes films los rodó para Columbia: La historia de Eddy Duchin (1956), drama biográfico sobre el pianista y director de orquesta americano, con Tyrone Power y Kim Novak, Jeanne Eagels (1957), otro biopic, esta vez sobre una estrella de Broadway en los años 20, con Kim Novak y Jeff Chandler, y Pal Joey (1957), estupenda adaptación del musical homónimo triunfador en Broadway, con canciones de Rodgers y Hart y con Rita Hayworth, Frank Sinatra y Kim Novak como trío protagonista.
Sidney inició los años 60 con ¿Quién era esa chica? (1960), divertida comedia de equívocos y enredo protagonizada por Tony Curtis, Dean Martin y Janet Leigh. Después el nuevo decenio le deparó títulos de menor entidad, como Pepe (1960), vehículo hollywoodense para Cantinflas con numerosos cameos de otras estrellas, Un beso para Birdie (1963), musical satírico con Janet Leigh, Ann-Margret y Dick Van Dyke, Cita en Las Vegas (1964), musical donde M.G.M (estudio al que Sidney volvió por última vez con esta película) reunió a Elvis Presley y Ann-Margret, y dos producciones Paramount: Chica sin barreras (1966), comedia con Ann-Margret y Anthony Franciosa, y La mitad de seis peniques (1967), musical a la antigua usanza rodado en Inglaterra con el protagonismo del cantante Tommy Steele. Posteriormente, con los cambios operados en el cine de Hollywood a finales del decenio, ya no hubo lugar para él y no volvió a dirigir ningúna otra película.
George Sidney estuvo casado tres veces, siendo sus esposas Lillian Burns (? - ?), Jane Robinson (1973-1991), de quienes se divorció y, finalmente, Corrine Cole, con la que se casó en 1991 y que sería su viuda. El director falleció a consecuencia de un linfoma a los 85 años.



No hay comentarios:

Publicar un comentario