Museo LoPiù

Museo LoPiù
(Logo designed by Juan Carlos Cuba)

Translate

viernes, 9 de septiembre de 2016

Lila Downs - Paloma negra

TRIBUTO A LILA DOWNS (Heroica Ciudad de Tlaxiaco, Oaxaca, México, 9-9-1968)

La cantante y compositora mexicana Lila Downs cumple hoy 48 años. Tras iniciar su carrera musical a finales de los años 80 con diversas agrupaciones, se lanzó como solista independiente en 1994 y ya en el siglo XXI su música ha alcanzado amplia repercusión internacional. Poseedora de un extenso rango vocal de contralto, en su ecléctica discografía, que incluye grabaciones en español e inglés, ha frecuentado toda clase de estilos musicles, alternando rancheras o tonadas tradicionales con nuevas composiciones. Se ha distinguido por sus esfuerzos en preservar la cultura indígena de México y su vestimenta originaria y colorida es parte de sus presentaciones. Muchos hablan de ella como la sucesora de Chavela Vargas. Es asímismo activista de diversas causas sociales. Desde 1990 está casada con Paul Cohen, su colaborador y director artístico, con quien adoptó un hijo en 2010.

Reseña biográfica procedente de la web oficial de Lila Downs:

Lila Downs tiene una de las voces más singulares del mundo y uno de los enfoques más innovadores de la música. Nacida en el estado de Oaxaca, México, es la hija de una india mixteca, Anastasia Sánchez, quien se escapó de su pueblo a los 15 años para cantar en cantinas de la Ciudad de México y Allen Downs, un profesor de la Universidad de Minnesota. Lila creció tanto en Minnesota como en Oaxaca y estudió canto clásico y antropología cultural en la Universidad de Minnesota. Su música y arte vocal tienen muchas influencias y son tan variados como las antiguas culturas que le sirven de inspiración. Las composiciones de Lila contienen a menudo sorprendentes comentarios sobre las condiciones sociales, reflexiones acerca de la migración y la búsqueda de las raíces como una necesidad humana básica; logrando una conexión importante y profunda con sus fans, que son de todas las edades, razas y procedencias. “Soy muy afortunada”, dice Downs. “La gente que sigue nuestra música pertenece a todos los ámbitos de la vida. Cada día nos conectamos con ellos”.
Durante dos décadas, Lila Downs ha viajado por todo el mundo, reinterpretando las raíces de la música, desde el blues, jazz, cumbia, rock e incluso el rap, hasta la música klezmer. Ella teje diversas formas musicales con música tradicional mexicana y nativa de Mesoamérica, cantando en español, inglés y lenguas de las culturas Mixteca, Zapoteca, Maya y Náhuatl. Su tremenda voz y la originalidad de sus composiciones crean un concepto musical que es altamente innovador y único. Lila es difícil de poner en una caja, ella no es simplemente una artista mexicana ni una intérprete de jazz, blues o world music -no hay forma real de categorizar su música, excepto para decir que es una excitante fusión de sonidos y géneros musicales internacionales-.
Lila ha grabado 9 discos de estudio, obteniendo un Grammy y cuatro Grammy Latino. El primer Grammy Latino fue por su álbum del 2004 “Una sangre”. Lanzado en 2011, “Pecados y milagros” ganó un Grammy Latino en la categoría Folklórica y un Grammy en la categoría Regional Mexicana. El material discográfico, “Raíz”, realizado en conjunto con las intérpretes Niña Pastori y Soledad, ganó un Grammy Latino en la categoría Folklórica y fue nominado como Álbum del Año. También fue nominado para un Grammy en la categoría Mejor Álbum Pop Latino.
Su cautivador álbum del 2015 “Balas y chocolate” dio a Downs su cuarto Grammy Latino y fue incluido en el Sunday Times 2015 de Reino Unido como uno mejores discos del año, así como en el listado de los mejores lanzamientos mundiales del 2015 de iTunes Estados Unidos.
El álbum fue inspirado por ambos, la ofrenda y celebración del día de muertos y su lucha personal ante la posible muerte de su pareja. Mientras que el animado sonido del álbum se centra en fusiones bailables de cumbias, klezmer con tintes norteños, hip hop y pop, el contenido serio y oportunamente lírico es una feroz condena de la violencia actual y la corrupción que envuelve a México. “Balas y chocolate” pone en relieve las preocupaciones de Downs sobre la erosión de los derechos civiles y la justicia, las ascendentes amenazas siguen a los periodistas del país, el exceso en la vida moderna, amor perdido y más. La pista del título es una dedicación a los niños migrantes, mientras que el sencillo, “La Patria Madrina”, es un dueto con la superestrella colombiana Juanes, que se compromete a luchar apasionadamente por los valores de nuestra tierra y sociedad.
Lila Downs ha actuado en muchos de los festivales y venues de mayor prestigio del mundo, ha sido invitada a cantar en la Casa Blanca, evento transmitido durante la entrega del Grammy Latino 2012, así como en la 75° ceremonia de la Academia, donde interpretó con Caetano Veloso “Burn it blue”, canción de la película nominada al Oscar, “Frida”. Su música también ha sido incluida en otras películas tales como “El consejero”, “Sopa de tortilla”, “Las mujeres de verdad tienen curvas”, “Los tres entierros de Melquiades Estrada”, “Fados” de Carlos Saura, “Mariachi gringo” y “Hecho en México”.
Otros artistas con los que ha colaborado en grabaciones y conciertos incluyen a Mercedes Sosa, Carlos Santana, Juanes, Bunbury, Café Tacuba, Los Tigres del Norte, 1 Giant Leap, Wynton Marsalis, Niña Pastori, Angelique Kidjo, Kevin Johansen y Juan Gabriel, por mencionar algunos.



Paloma negra, una ranchera compuesta por el méxicano Tomás Méndez, que antes grabaron figuras como Lola Beltrán o Chavela Vargas, fue incluida en el álbum “Una sangre” (2004) de Lila Downs, de quien en el clip podemos apreciar su sentida interpretación.

No hay comentarios:

Publicar un comentario