Museo LoPiù

Museo LoPiù
(Logo designed by Juan Carlos Cuba)

Translate

domingo, 31 de julio de 2016

Tribute to Don Murray (Hollywood, California, US, 31-7-1929)

EL COWBOY INGENUO

El actor estadounidense Don Murray cumple hoy 87 años. Procedente del teatro accedió al cine en la segunda mitad de los años 50 y obtuvo una candidatura al Oscar al mejor actor secundario por su primera película, donde compartió créditos con Marilyn Monroe. Logró mantener su posición estelar por poco más de una década, interpretando a héroes sencillos, ingenuos y atormentados, concentrándose después mayormente en la televisión.
Hijo único de una pareja de profesionales del espectáculo, Donald Patrick Murray estudió arte dramático en la American Academy of Dramatic Arts de Nueva York y, tras graduarse, debutó en Broadway en 1951 con la obra "La rosa tatuada" de Tennessee Williams. Después de una pausa de tres años en que se dedicó a actividades humanitarias, volvió al teatro para protagonizar junto a Mary Martin el drama "La piel de nuestros dientes" de Thornton Wilder. El director Joshua Logan se fijó en él y le ofreció el papel coprotagonista junto a Marilyn Monroe en Bus stop (1956), adaptación de una obra de William Inge donde interpretaba a un rudo e inocente vaquero, papel que le valió una nominación al Oscar al mejor actor secundario.
Posteriormente apareció en La noche de los maridos (1957) de Delbert Mann, drama con E.G. Marshall, Jack Warden y Carolyn Jones, Un sombrero lleno de lluvia (1957) de Fred Zinnemann, drama con Eva Marie Saint y  Anthony Franciosa, Del infierno a Texas (1958) de Henry Hathaway, western con Diane Varsi, Duelo en el barro (1959) de Richard Fleischer, western con Richard Egan, Lee Remick, Patricia Owens y Stuart Whitman, Luces de rebeldía (1959) de Michael Anderson, drama irlandés con  James Cagney, Dana Wynter y Glynis Johns, Un pie en el infierno (1960) de James B. Clark, western con Alan Ladd y Dan O'Herlihy, Refugio de criminales (1960) de Irvin Kershner, drama biográfico donde interpretó a un sacerdote, Tempestad sobre Washington (1962) de Otto Preminger, drama político donde formó parte de un gran reparto que incluía a Henry Fonda, Charles Laughton, Walter Pidgeon, Peter Lawford, Gene Tierney, Lew Ayres, Franchot Tone y Burgess Meredith, probablemente su mejor película, Túnel 28 (1962) de Robert Siodmak, drama sobre el Telón de Acero berlinés con Christine Kaufmann, El destino de un hombre (1964) de Denis Sanders, drama con Diana Hyland, La última tentativa (1965) de Robert Mulligan, drama con Steve McQueen y Lee Remick, Kid Rodelo (1966) de Richard Carlson, western rodado en España con Janet Leigh y Broderick Crawford, La fuerza de la nobleza (1966) de David Lowell Rich, western con Guy Stockwell, Abby Dalton, Bradford Dillman y Leslie Nielsen, La reina vikinga (1967) de Don Chaffey, título de aventuras con Carita, El cuento del gallo (1969) de John Derek, drama con Linda Evans, Feliz cumpleaños, Wanda June (1971) de Mark Robson, adaptación de una obra de Kurt Vonnegut, con Rod Steiger, Susannah York y George Grizzard, o La rebelión de los simios (1972) de J. Lee Thompson, secuela de "El planeta de los simios" (1968) con Roddy McDowall y Ricardo Montalbán.
En los años siguientes se prodigó más en la televisión, retornando al cine en esporádicos roles de composición en films como Amor sin fin (1981) de Franco Zeffirelli, Sueños radiactivos (1985) de Albert Pyun, Peggy Sue se casó (1986) de Francis Ford Coppola, Hecho en el cielo (1987) de Alan Rudolph, Los fantasmas no pueden... hacerlo (1989) de John Derek, u otros.
Don Murray estuvo casado entre 1956 y 1961 con la actriz Hope Lange, con quien tuvo dos hijos; tras el divorcio, se casó en 1962 con Elizabeth Johnson, matrimonio del que nacieron otros tres hijos. 

 

sábado, 30 de julio de 2016

Tribute to Hilary Swank (Lincoln, Nebraska, US, 30-7-1974)

ENERGÍA Y CREDIBILIDAD

La actriz estadounidense Hilary Swank cumple hoy 42 años. Intérprete que sabe dotar de credibilidad en la pantalla a mujeres ambiciosas, de ideas claras y de marcado carácter luchador, con su indudable talento encontró dos grandes oportunidades en las películas Los chicos no lloran y Million dollar baby, por las que ganó sendos y merecidos Globos de Oro y Oscars. No obstante, su carrera posterior no ha confirmado las expectativas depositadas en ella por falta de papeles apropiados.
Nacida en el seno de una modesta familia de clase media, a los seis años se trasladó con su familia a Bellingham, Washington. Mientras estudiaba se aficionó al teatro y los deportes, y, tras el divorcio de sus padres cuando ella tenía quince años, se estableció con su madre en Los Angeles, soñando con hacer carrera como intérprete.
Debutó en la televisión en 1991 y en el cine un año después con un pequeño papel en Buffy, la cazavampiros (1992) de Fran Rubel Kuzui, una comedia de terror para adolescentes, a la que siguieron títulos como El nuevo Karate Kid (1994) de Christopher Cain, drama de artes marciales con Pat Morita donde ya fue protagonista, Pacto letal (1996) de John Asher, thriller con Bruce Payne y Corbin Bernsen, Días tranquilos (1997) de Josef Rusnak, comedia dramática donde coincidió con su futuro marido Chad Lowe, o El desafío de Logan (1998) de Lanny Cotler, drama con Jason Robards. Si bien estos films lograron escasa difusión, el rostro de Swank comenzó a hacerse popular a raiz de su participación en la serie televisiva "Sensación de vivir" (1997-1998).
Su actuación como un joven transexual en Los chicos no lloran (1999) de Kimberly Peirce, drama indie con Chloë Sevigny y Peter Sarsgaard, causó sensación y le valió un Globo de Oro y un Oscar a la mejor actriz. Después actuó en Premonición (2000) de Sam Raimi, thriller sobrenatural con Cate Blanchett, Giovanni Ribisi, Keanu Reeves, Katie Holmes y Greg Kinnear, El misterio del collar (2001) de Charles Shyer, drama romántico de época con Jonathan Pryce basado en una historia real en la Francia del siglo XVIII, que resultó un gran fracaso, Insomnio (2002) de Christopher Nolan, thriller psicológico con Al Pacino y Robin Williams, 11:14 - Destino fatal (2003) de Greg Marcks, comedia negra con Rachael Leigh Cook, Patrick Swayze y Barbara Hershey, El núcleo (2003) de Jon Amiel, ciencia-ficción con Aaron Eckhart, o Tierra de sangre (2004) de Tom Hooper, drama con Chiwetel Ejiofor. Su vigorosa interpretación de una camarera decidida a convertirse en campeona de boxeo en el estremecedor drama Million dollar baby (2004) de Clint Eastwood, absoluta obra maestra en la que compartió créditos con Eastwood y Morgan Freeman, asombró a propios y extraños y por ella volvió a ganar Globo de Oro y Oscar a la mejor actriz.
Con semejantes techos interpretativos en sus dos oscarizados trabajos, la estrella de Hilary Swank no ha vuelto a brillar con semejante intensidad, al no encontrar vehículos apropiados para su lucimiento. En lo sucesivo protagonizó La dalia negra (2006) de Brian De Palma, noir adaptador de una novela de James Ellroy, con Josh Hartnett, Scarlett Johansson y Aaron Eckhart, La cosecha (2007) de Stephen Hopkins, thriller de terror con David Morrissey, Diarios de la calle (2007) de Richard LaGravenese, drama basado en hechos reales, con Scott Glenn, Imelda Staunton y Patrick Dempsey, Posdata: Te quiero (2007) de Richard LaGravenese, taquillero drama sentimental con Gerard Butler, Amelia (2009) de Mira Nair, drama biográfico con Richard Gere sobre la aviadora estadounidense Amelia Earhart, que desapareció en 1937 mientras sobrevolaba el Océano Pacífico cuando intentaba dar la vuelta al mundo, film saldado con un notable fracaso, Betty Anne Waters (2010) de Tony Goldwyn, thriller biográfico con Sam Rockwell, La víctima perfecta (2011) de Antti Jokinen, thriller de terror con Jeffrey Dean Morgan, Noche de fin de año (2011) de Garry Marshall, comedia de historias cruzadas y reparto multiestelar, Deuda de honor (2014) de Tommy Lee Jones, drama de época en el que su director fue coprotagonista, y Nunca me dejes sola (2014) de George C. Wolfe, drama con Emmy Rossum y Josh Duhamel.
Hilary Swank se casó en 1997, tras cinco años de convivencia con el actor Chad Lowe, divorciándose diez años después. La actriz también se ha distinguido por su apoyo a diversas causas humanitarias.



Jacques Sernas (Kaunas, Lithuania, 30-7-1925 / Roma, Italia, 3-7-2015): In memoriam

EL PRÍNCIPE PARIS DE TROYA

Hoy es aniversario natal del actor francés (nacido en Lituania) Jacques Sernas. Su rubia y singular belleza le abrió las puertas del cine en una muy activa carrera internacional, mayormente desarrollada en Italia, destacando sobre todo, primero como protagonista y después como secundario, en diversas producciones del género peplum, de las que Helena de Troya es la más recordada. Cuando estas películas pasaron de moda, su figura se fue oscureciendo.
Nacido Jurgis Šernas, era hijo de Jokūbas Šernas, uno de los signatarios del Acta de Independencia de Lituania en 1918 y ministro de justicia en su país, fallecido cuando su hijo tenía sólo un año de edad. Su madre, que era rusa, lo llevó consigo a París, donde se volvió a casar. El pequeño recibió una educación formal y llegaría a ser ciudadano francés. Durante la Segunda Guerra Mundial, Jacques se unió a la resistencia francesa, fue capturado por los nazis y enviado al campo de concentración de Buchenwald, cerca de Weimar (Alemania), de donde salió tras la liberación de los aliados al acabar la contienda. De vuelta en París emprendió estudios de medicina, mientras se ganaba la vida con diversos empleos como vigilante nocturno, camarero, monitor de esquí, e incluso cubrió el proceso de Nuremberg para el diario Combat. Entrenándose en boxeo, le surgió un papel de figurante en la película Miroir (1947) de Raymond Lamy, protagonizada por Jean Gabin.
Su apostura y cosmopolitismo contribuyeron a que poco después se abriese camino en el cine, particularmente el italiano, donde, contratado por la productora Lux films interpretó su primer rol protagonista en Juventud perdida (1948) de Pietro Germi, drama con Carla Del Poggio y Massimo Girotti por el que fue premiado con un Nastro d'Argento. Tras intervenir en títulos como El molino del Po (1949) de Alberto Lattuada, drama con Carla Del Poggio, o El lobo de la Sila (1949) de Duilio Coletti, drama con Amedeo Nazzari, Vittorio Gassman y Silvana Mangano, en los años 50 y primeros 60 fue muy solicitado para películas de época, de aventuras o del entonces emergente género conocido como peplum. Entre sus films más destacados de esta etapa figuran La salamandra de oro (1950) de Ronald Neame, aventuras africanas con Trevor Howard, Anouk Aimée y Herbert Lom, Barba Azul (1951) de Christian-Jaque, adaptación del cuento de Charles Perrault, con Cécile Aubry y Pierre Brasseur, Ana Garibaldi (1952) de Goffredo Alessandrini, drama histórico con el protagonismo de Anna Magnani, Los hijos no se venden (1952) de Mario Bonnard, drama con Lea Padovani, Los ángeles del barrio (1952) de Carlo Borghesio, drama social donde coincidió por primera vez con Rossana Podestà, Lulú (1953) de Fernando Cerchio, comedia con Valentina Cortese y Marcello Mastroianni, o Magdalena (1954) de Augusto Genina, drama protagonizado por Märta Torén.
En Helena de Troya (1956) de Robert Wise, producción épica norteamericana de Warner Brothers basada en "La Ilíada" de Homero y rodada en Cinecittà, interpretó (acreditado con el  nombre de Jack Sernas) al príncipe troyano Paris, quien al raptar a su enamorada Helena, la reina de Esparta (Rossana Podestà), desdencadena la guerra entre sus pueblos respectivos. El film tuvo amplia difusión europea pero no brindó a sus protagonistas la oportunidad de dar el salto a Hollywood. Con todo, sigue siendo el título más recordado de Sernas.
Después pudo ser visto, entre otros films, en Cadetes del aire (1956) de Leonardo De Mitri, drama romántico con Antonella Lualdi y Franco Interlenghi, Bajo el signo de Roma (1959) de Guido Brignone, peplum con Anita Ekberg, Georges Marchal y Folco Lulli, Las bodas venecianas (1959) de Alberto Cavalcanti, comedia con Martine Carol y Vittorio De Sica, El mundo de los milagros (1959) de Luigi Capuano, comedia con Vittorio De Sica y Virna Lisi, La dolce vita (1960) de Federico Fellini, la famosa sátira protagonizada por Marcello Mastroianni y Anita Ekberg, Salambó (1960) de Sergio Grieco, adaptación del relato histórico de Flaubert ubicado en el siglo III A.C en Cartago, con Jeanne Valérie y Edmund Purdom, Puños de hierro (1961) de Sergio Corbucci, peplum fantástico con Gordon Scott y Gianna Maria Canale, La espada del vencedor (1961) de Ferdinando Baldi y Terence Young, peplum con el protagonismo de Alan Ladd, La destrucción de Corinto (1961) de Mario Costa, peplum con Geneviève Grad y Gianna Maria Canale, Rómulo y Remo (1961) de Sergio Corbucci, peplum con Steve Reeves, Gordon Scott y Virna Lisi, El hijo de Espartaco (1962) de Sergio Corbucci, peplum con Steve Reeves y Gianna Maria Canale, 55 días en Pekín (1963) de Nicholas Ray, aventura colonial rodada en España, con Charlton Heston, Ava Gardner y David Niven, La moneda rota (1964) de Marcello Giannini, thriller de espionaje con Rossana Podestà, George Sanders y Folco Lulli, Guerra secreta (1965) de Terence Young, Christian-Jaque y Carlo Lizzani, thriller de espionaje con Henry Fonda, Vittorio Gassman, Robert Ryan y Annie Girardot, El hombre del Sur (1966) de Giorgio Ferroni, spaghetti-western con Giuliano Gemma, Nido de avispas (1970) de Phil Karlson, drama bélico con Rock Hudson y Sylva Koscina, El adiós de un campeón (1978) de Ruggero Deodato, drama con Luigi Diberti, La piel (1981) de Liliana Cavani, drama bélico con Marcello Mastroianni, Burt Lancaster y Claudia Cardinale, La última solución (1984) de Denis Amar, thriller con Richard Berry, Richard Bohringer y Victoria Abril, El avaro (1989) de Tonino Cervi, según la obra de Molière, con Alberto Sordi o La africana (1990) de Margarethe von Trotta, drama romántico con Stefania Sandrelli, Barbara Sukowa y Sami Frey. También trabajó en la televisión.
Jacques Sernas se casó en 1955 con la periodista italiana Maria Stella Signorini, matrimonio del que nació al año siguiente su hija Francesca. Establecido durante décadas en Italia, falleció en su casa romana a los 89 años.


jueves, 28 de julio de 2016

Herbert Von Karajan - Air, Suite nº 3, BWV 1068 (Johann Sebastian Bach)

JOHANN SEBASTIAN BACH (Eisenach, Sacro Imperio Romano Germánico, 21-3-1685 / Leipzig, Ibíd., 28-7-1750): IN MEMORIAM 

Hoy es aniversario del fallecimiento del compositor alemán Johann Sebastian Bach. Uno de los más grandes y productivos genios de la música europea -para algunos el mayor compositor de todos los tiempos-, dejó su influencia en músicos posteriores como Mozart, Beethoven, Mendelssohn o Chopin. Dedicado de lleno a la música toda su vida, legó a la posteridad una obra inmensa, en su mayor parte de carácter religioso, cumbre del Barroco alemán y uno de los pilares de la música universal.

Reseña procedente (con retoques) de la página Biografías y Vidas:

Johann Sebastian Bach nació en el seno de una dinastía de músicos e intérpretes que desempeñó un papel determinante en la música alemana durante más de dos siglos y cuya primera mención documentada se remonta a 1561. Hijo de Johann Ambrosius Bach, trompetista de la corte de Eisenach y director musical de dicha ciudad, la música rodeó a Johann Sebastian desde el principio de sus días.
A la muerte de su padre en 1695, se hizo cargo de él su hermano mayor, Johann Christoph, a la sazón organista de la iglesia de San Miguel de Ohrdruf. Bajo su dirección, el pequeño Bach se familiarizó rápidamente con los instrumentos de teclado, el órgano y el clavicémbalo, de los que sería un consumado intérprete durante toda su vida. Su formación culminó en el convento de San Miguel de Lüneburg, donde estudió a los grandes maestros del pasado, entre ellos Heinrich Schütz, al tiempo que se familiarizaba con las nuevas formas instrumentales francesas o italianas que podía escuchar en la corte.
A partir de estos años, los primeros del siglo XVIII, Bach estaba ya preparado para iniciar su carrera como compositor e intérprete. Una carrera que puede dividirse en varias etapas, según las ciudades en las que el músico ejerció: Arnstadt (1703-1707), Mühlhausen (1707-1708), Weimar (1708-1717), Köthen (1717-1723) y Leipzig (1723-1750). Si en las dos primeras poblaciones, sobre todo en Mühlhausen, sus proyectos chocaron con la oposición de ciertos estamentos de la ciudad y las propias condiciones locales, en Weimar encontró el medio adecuado para el desarrollo de su talento. Nombrado organista de la corte ducal, Bach centró su labor en esta ciudad sobre todo en la composición de piezas para su instrumento musical: la mayor parte de sus corales, preludios, tocatas y fugas para órgano datan de este período, al que también pertenecen sus primeras cantatas de iglesia importantes.
En 1717 Johann Sebastian Bach abandonó su puesto en Weimar a raíz de haber sido nombrado maestro de capilla de la corte del príncipe Leopold de Anhalt, en Köthen, uno de los períodos más fértiles en la vida del compositor, durante el cual vieron la luz algunas de sus partituras más célebres, sobre todo en el campo de la música orquestal e instrumental: los dos Conciertos para violín, los seis Conciertos de Brandemburgo, el primer libro de El clave bien temperado, las seis Sonatas y partitas para violín solo y las seis Suites para violoncello solo.
Durante los últimos veintisiete años de su vida fue kantor de la iglesia de Santo Tomás de Leipzig, cargo éste que comportaba también la dirección de los actos musicales que se celebraban en la ciudad. A esta etapa pertenecen sus obras corales más impresionantes, como La Pasión según San Juan y La Pasión según San Mateo, la monumental Misa en si menor, el Oratorio de Navidad y la Cantata de la Ascensión. Entre las obras para teclado compuestas durante este periodo destacan las famosas Variaciones Goldberg, el segundo libro de El Clave bien temperado y el Arte de la fuga, formada por 16 fugas y cuatro cánones, todos sustentados en el mismo tema.
En los últimos años de su existencia su producción musical descendió considerablemente debido a unas cataratas que lo dejaron prácticamente ciego. Falleció a los 65 años de una apoplejía poco después de someterse a una fallida operación ocular.
Casado en dos ocasiones, con su prima Maria Barbara Bach la primera (1707-1720) y con la soprano Anna Magdalena Wilcken la segunda (1721-1950), Bach tuvo veinte hijos, siete de su primera esposa y trece de la segunda, de los que sólo nueve alcanzaron la edad adulta y entre los cuales descollaron como compositores Wilhelm Friedemann, Carl Philipp Emanuel, Johann Christoph Friedrich y Johann Christian.
Pese a que tras la muerte del maestro su música, considerada en exceso intelectual, cayó en un relativo olvido, compositores de la talla de Mozart o Beethoven siempre reconocieron su valor. Recuperada por la generación romántica, desde entonces la obra de Johann Sebastian Bach ocupa un puesto de privilegio en el repertorio mundial. La razón es sencilla: al magisterio que convierte sus composiciones en un modelo imperecedero de perfección técnica, se une una expresividad que las hace siempre actuales.

Portrait of  J. S. Bach by E. G. Haussmann, 1746

Una de la obras más conocidas de Johann Sebastian Bach es la Suite para orquesta n.º 3 en re mayor (para oboes, trompetas, timbales, cuerdas y continuo), de la que en el clip se puede escuchar el segundo movimiento, Aire, en una grabación dirigida por Herbert Von Karajan.

miércoles, 27 de julio de 2016

Alexandre Dumas, fils (Paris, France, 27-7-1824 / Marly-le-Roi, France, 27-11-1895): In memoriam

ENTRE EL ROMANTICISMO  Y EL REALISMO

Hoy es aniversario natal del escritor francés Alexandre Dumas, hijo. Novelista y dramaturgo, es sobre todo recordado como creador de La dama de las camelias, obra en la que realizó una aguda observación de las costumbres y de los problemas sociales de su tiempo y uno de los textos míticos del siglo XIX. En casi toda su obra enfatizó el propósito moral de la literatura, sus personajes presentan problemas de seres marginados y víctimas de los convencionalismos. Un año antes de fallecer fue distiguido con la Legión de Honor francesa en el grado de Gran Oficial.
Hijo natural del escritor Alexandre Dumas y de Marie-Catherine Lebay, una costurera, tuvo una infancia descuidada y no fue reconocido por su padre hasta 1931. Interno en un pensionado donde sufrió burlas de sus compañeros por ser hijo ilegítimo, en 1944 pasó a vivir bajo el techo paterno poco antes de decidir llevar una vida independiente en la que contraería enormes deudas. En esa época conoció a Marie Duplessis, una joven cortesana que inspiraría su personaje de Marguerite Gautier.
En 1845 publicó Pecados de juventud, un compendio de versos que pasó desapercibido, y tras ello comenzó a escribir en prosa. Al regreso de un viaje a España con su padre escribió una primera novela, Aventura de cuatro mujeres y un papagayo (1847), a la que siguió Césarine (1848) y después dio a conocer La dama de las camelias (1848), texto de fondo netamente autobiográfico que apareció ese año en forma de novela y que le valió una fama tan importante como la de su padre. En los años siguientes continuó escribiendo novelas para calmar a sus acreedores: El Doctor Servand (1849), Antonine (1849), Tristán o el hijo del crimen (1850), El mendigo hipócrita (1850) y Diane de Lys (1851), entre otras.
Luego se volcó al teatro: realizó con gran éxito adaptaciones para la escena de algunas de sus novelas, entre las que destaca la versión teatral de La dama de las camelias (1852), extraordinariamente aplaudida en su estreno y llevada a todos los teatros de Europa; Giuseppe Verdi se basaría en ella para su célebre ópera La Traviata (1853). El argumento, pese a algunas leves variaciones, es prácticamente el mismo: tanto el drama como la novela relatan el amor sincero de una cortesana, Marguerite Gautier, con un joven de buena familia llamado Armand Duval. Los amantes se refugian en una casita en el campo (en Auteuil en el drama, en Bougival en la novela), donde parecen vivir su amor en plenitud, hasta que aparece en la casa el padre de Armand, que se hace anunciar en secreto a Marguerite. Pese al carácter inequívocamente romántico de su argumento, la versión teatral de La dama de las camelias se considera iniciadora de un nuevo realismo en la escena, en la medida en que el dramatismo amoroso se conjuga con el retrato de la sociedad contemporánea y sus costumbres, efectuado sin embargo desde una perspectiva más moral que objetiva.
Dumas compuso posteriormente nuevas obras teatrales, siempre de tono moralizante y alrededor de los problemas de la ilegalidad, el adulterio y la prostitución. Entre ellas cabe citar Demi-monde (1855), El hijo natural (1858), Un padre pródigo (1859), o El amigo de las mujeres (1964). Su última novela importante fue El caso Clemenceau (1867). También escribió ensayos de actualidad. Fue nombrado Académico de la Lengua Francesa en 1874 y Caballero (1857), Oficial (1867), Comandante (1888) y Gran Oficial (1894) de la Legión de Honor francesa.
Alexandre Dumas hijo contrajo matrimonio en dos ocasiones, la primera en 1864 con Nadejda von Knorring, con quien tuvo dos hijas, nacidas en 1860 y 1867, y, tras enviudar, la segunda en 1895 con Henriette Régnier. Poco después falleció a los 71 años.

martes, 26 de julio de 2016

Jason Robards (Chicago, Illinois, US, 26-7-1922 / Bridgeport, Connecticut, US, 26-12-2000): In memoriam

PRESTIGIO EN TODOS LOS MEDIOS

Hoy es aniversario natal del actor estadounidense de teatro, cine y televisión Jason Robards. De rostro marcado y pelo canoso, fue un prestigioso intérprete de sólida formación, aclamado en cuantos medios artísticos participó. En el cine, ya en papeles protagonistas o de reparto, podía mostrarse tierno o inquietante a voluntad. Fue ganador de un premio Tony teatral, dos Oscars al mejor actor secundario y un premio Emmy televisivo. Asímismo recibió en 1997 la Medalla Nacional de las Artes, el más alto galardón de su país, que le impuso el Presidente Clinton, y en 1999 los Honores del Kennedy Center por su contribución a la cultura americana.
Jason Robards Jr. era hijo del también actor teatral y cinematográfico Jason Robards Sr., quien tuvo éxito en las películas silentes pero no en las sonoras. El pequeño Jason se trasladó con su familia primero a Nueva York y después a Los Angeles, y allí más adelante viviría traumáticamente el divorcio de sus padres. Después de graduarse en la Hollywood High School en 1940, Robards decidió alistarse en la Marina, donde permaneció durante toda la II Guerra Mundial como combatiente, licenciándose con honores. Posteriormente su padre le sugirió asistir a la American Academy of Dramatic Arts en Nueva York. Poco a poco fue encontrando pequeños papeles, primero en la radio y luego en la escena, donde, finalmente, en 1956, consiguió destacar en las obras "El repartidor de hielo" de Eugene O'Neill, de la que se rodó una versión televisiva en 1960, y "Larga jornada hacia la noche", también de O'Neill, posteriormente llevada al cine en 1962. Por la obra "El desencantado" de Budd Schulberg ganó un premio Tony en 1959 y, aunque ese año debutó en el cine, su actividad teatral proseguiría exitosamente hasta 1994, llegando a acumular ocho nominaciones al citado galardón, más que ningún otro actor masculino.
La primera película en que intervino fue Rojo atardecer (1959) de Anatole Litvak, drama sobre la invasión soviética de Hungría, con Deborah Kerr y Yul Brynner, a la que siguieron títulos como Brotes de pasión (1961) de John Sturges, drama con Lana Turner y Efrem Zimbalist Jr., Suave es la noche (1962) de Henry King, adaptación de la novela de Scott Fitzgerald, con Jennifer Jones, Joan Fontaine y Tom Ewell, Larga jornada hacia la noche (1962) de Sidney Lumet, traslación a la pantalla de la obra de O'Neill estrenada seis años antes, con Katharine Hepburn, Ralph Richardson y Dean Stockwell, El payaso de la ciudad (1965) de Fred Coe, adaptación de una obra de Herb Gardner, con Barbara Harris y Martin Balsam, El destino también juega (1966) de Fielder Cook, western sobre el mundo del póker, con Henry Fonda y Joanne Woodward, Cualquier miércoles (1966) de Robert Ellis Miller, comedia con Jane Fonda y Dean Jones, El novio de mi mujer (1967) de Bud Yorkin, comedia con Dick Van Dyke, Debbie Reynolds, Jean Simmons y Van Johnson, La matanza del día de San Valentín (1967) de Roger Corman, drama criminal ubicado en la fecha en que Al Capone se proclamó jefe supremo del crimen organizado de Chicago, con  George Segal, Ralph Meeker y Jean Hale, La hora de las pistolas (1967) de John Sturges, western con James Garner y Robert Ryan, Hasta que llegó su hora (1968) de Sergio Leone, spaghetti-western con Henry Fonda, Claudia Cardinale y Charles Bronson, La noche del escándalo Minsky's (1968) de
William Friedkin, comedia ambientada en el mundo de las variedades de los años 20, o Isadora (1968) de Karel Reisz, retrato de la atormentada vida de la bailarina Isadora Duncan, con Vanessa Redgrave, James Fox e Ivan Tchenko.
En los años 70 consolidó su posición estelar en películas como La balada de Cable Hogue (1970) de Sam Peckinpah, western crepuscular con Stella Stevens y David Warner, Asesinato de Julio César (1970) de Stuart Burge, adaptación shakespeariana con Charlton Heston y John Gielgud donde interpretó a Bruto, Tora! Tora! Tora! (1970) de Richard Fleischer, pormenorizado relato del ataque japonés a Pearl Harbor en diciembre de 1941, con Martin Balsam, Joseph Cotten, E:G. Marshall y James Whitmore (por parte americana; los actores y directores de las secuencias japonesas fueron otros), Locos (1970) de Tom Gries, drama con Katharine Ross, Johnny cogió su fusil (1971) de Dalton Trumbo, impactante drama antibelicista con Timothy Bottoms, Donald Sutherland, David Soul y Diane Varsi, Asesinatos en la Calle Morgue (1971) de Gordon Hessler, thriller de intriga basado en una historia de Edgar Allan Poe, con  Christine Kaufmann y Herbert Lom, Guerra entre hombres y mujeres (1972) de Melville Shavelson, comedia con Jack Lemmon y Barbara Harris, Pat Garrett y Billy The Kid (1973) de Sam Peckinpah, western con James Coburn, Kris Kristofferson y Bob Dylan, Todos los hombres del presidente (1976) de Alan J. Pakula, thriller político sobre el famoso 'caso Watergate', con Robert Redford y Dustin Hoffman, por el que Robards ganó su primer Oscar al mejor actor secundario, galardón que volvió a conseguir al año siguiente por Julia (1977) de Fred Zinnemann, adaptación de un capítulo de "Pentimento", libro autobiográfico de Lillian Hellman, con Jane Fonda, Vanessa Redgrave y Maximilian Schell, donde interpretó al escritor Dashiell Hammett, Llega un jinete libre y salvaje (1978) de Alan J. Pakula, western con James Caan y Jane Fonda, o Huracán (1979) de Jan Troell, film de aventuras éxóticas en Bora Bora, con Mia Farrow, Max von Sydow, Trevor Howard, Timothy Bottoms y Dayton Ka'ne. 
Del resto de su filmografía destacan Melvin y Howard (1980) de Jonathan Demme, comedia dramática con Paul Le Mat y Mary Steenburgen, que le supuso su tercera nominación al mejor actor secundario interpretando a Howard Hughes, Hola Mr. Dugan (1982) de Herbert Ross, comedia con Marsha Mason y Donald SutherlandEl carnaval de las tinieblas (1983) de Jack Clayton, fantasía de terror con  Jonathan Pryce, Diane Ladd y Pam Grier, El precio de la pasión (1988) de Leonard Nimoy, drama con  Diane Keaton, Liam Neeson y Ralph Bellamy, El reencuentro del amigo (1989) de Jerry Schatzberg, drama con Christien Anholt, Samuel West y Françoise Fabian, Dulce hogar... ¡a veces! (1989) de Ron Howard, comedia con reparto encabezado por Steve Martin, Más allá del arco iris (1989) de Mike Hodges, thriller sobrenatural con Rosanna Arquette y Tom Hulce, Con la poli en los talones (1990) de Howard Franklin y Bill Murray, comedia con Bill Murray, Geena Davis y Randy Quaid, El peso de la corrupción (1992) de Mark Frost, thriller de intriga con James Spader y Joanne Whalley-Kilmer, Las aventuras de Huckleberry Finn (1993) de Stephen Sommers, adaptación de la novela de Mark Twain, con Elijah Wood, Courtney B. Vance y Robbie Coltrane, El proceso (1993) de David Hugh Jones, drama adaptador de la novela de Kafka, con Kyle MacLachlan y Anthony Hopkins, Philadelphia (1993) de Jonathan Demme, drama judicial con Tom Hanks y Denzel Washington, Detrás de la noticia (1993) de Ron Howard, comedia periodística con Michael Keaton, Glenn Close, Marisa TomeiRandy Quaid y Robert Duvall, Heredarás la tierra (1997) de Jocelyn Moorhouse, drama rural con Michelle Pfeiffer y Jessica Lange, El desafío de Logan (1998) de Lanny Cotler, drama con Hilary Swank, y Magnolia (1999) de Paul Thomas Anderson, drama de historias cruzadas con un reparto que incluía a Tom Cruise, Philip Seymour Hoffman y Julianne Moore. Asímismo intérprete asiduo de la televisión hasta el final de su vida, fue seis veces nominado al premio Emmy, consiguiéndolo en 1988.
Jason Robards tuvo seis hijos y cuatro esposas (de las tres primeras se divorció): Eleanor Pittman (1948-1958), Rachel Taylor (1959-1961), Lauren Bacall (1961-1969), actriz madre de su hijo el también actor Sam Robards, y Lois O'Connor (1970-2000), que sería su viuda. Durante muchos años fue alcohólico, adicción que le costó la ruptura de su matrimonio con Bacall, y que se prolongó tras un grave accidente automovilístico sufrido en 1972, que requirió complicada cirugía facial. Finalmente rehabilitado,  hizo campañas publicitarias para la prevención del alcoholismo. Falleció de cáncer de pulmón a los 78 años.