Museo LoPiù

Museo LoPiù
(Logo designed by Juan Carlos Cuba)

Translate

lunes, 20 de junio de 2016

Tribute to Stephen Frears (Leicester, UK, 20-6-1941)

SENTIDO CRÍTICO Y EMOCIÓN

El director inglés Stephen Frears cumple hoy 75 años. Autor de una muy variada filmografía y con amplia experiencia en televisión, su cine ofrece principalmente comedias dramáticas de ubicación urbana con tendencia a la sátira social, relatos con ambientes criminales o historias de intrigantes vinculaciones amorosas. Su carrera ha combinado produciones británicas de carácter realista y coste bajo o moderado  y films americanos con altos presupuestos y estrellas, aunando sentido crítico y emoción en sus films más logrados. Dos veces candidato al Oscar al mejor director, ha recibido múltiples reconocimientos internacionales. En 2009 fue nombrado Comandante de la Orden de las Artes y las Letras en Francia.
Hijo de un médico y una trabajadora social, Stephen Frears estudió Derecho en la Universidad de Cambridge y comenzó su carrera artística en el mundo del teatro, participando como director en el Royal Court Theatre, representando funciones como "Esperando a Godot" de Samuel Beckett, que Frears dirigió en 1964. En el cine, y en tareas de asistente de dirección, tuvo la fortuna de colaborar a mediados de los años 60 con varios de los puntales del free cinema británico, entre ellos Karel Reisz y Lindsay Anderson. A finales del decenio, Stephen Frears comenzó a dirigir productos para televisión.
Su primer largometraje fue Detective sin licencia (1971), una especie de neo-noir en tono de comedia con Albert Finney como protagonista, la única vez en la que trabajó para el cine durante los años 70, ocupándose principalmente en la realización de series y telefilms. Trece años después, La venganza (1984) fue un thriller criminal con John Hurt, Tim Roth, Laura Del Sol y Terence Stamp. Este titulo le sirvió a Frears para salir del anonimato, alcanzando su primer éxito internacional con Mi hermosa lavandería (1985), comedia dramática ubicada en el Londres de la era Thatcher con temas como la homosexualidad y el racismo y el protagonismo de Saeed Jaffrey, Roshan Seth y un joven Daniel Day-Lewis. Otras películas británicas fueron Abrete de orejas (1987), adaptación de una biografía de John Lahr sobre el dramaturgo Joe Orton (Gary Oldman), su amante Kenneth Halliwell (Alfred Molina) y su agente literario Peggy Ramsay (Vanessa Redgrave), o la sátira Sammy y Rosie se lo montan (1987), retrato del submundo marginal de Londres, con Shashi Kapoor, Frances Barber y Claire Bloom. Su consagración internacional llegó con Las amistades peligrosas (1988), drama de época basado en la adaptación teatral de Christopher Hampton de la novela dieciochesca "Les liaisons dangereuses" de Pierre Choderlos de Laclos, film rodado en Francia en el que contó con Glenn Close, John Malkovich y Michelle Pfeiffer para los papeles principales. Esta cuidada y lujosa producción recibió aclamación internacional, obtuvo siete candidaturas a los Oscars (ganó tresy el César a la mejor película extranjera.
Los anteriores films constituyeron el preludio de sus siguientes trabajos en Hollywood: Los timadores (1990), magnífico neo-noir basado en una novela de Jim Thompson, con John Cusack, Anjelica Huston y Annette Bening, tuvo a Martin Scorsese como productor y logró cuatro nominaciones a los Oscars, una de ellas para Frears como mejor director; Héroe por accidente (1992), comedia dramatica con Dustin Hoffman, Geena Davis, Andy García que fracasó comercialmente, al igual que El secreto de Mary Reilly (1995), thriller de terror con Julia Roberts y John Malkovich. Para la BBC rodó Café irlandés (1993), un telefilm en tono de comedia familiar con Colm Meaney, Tina Kellegher, Ruth McCabe que se exhibió en salas de cine en algunos países, entre ellos España, cuya Academia le obsequió con un Goya a la mejor película europea.
A partir de sus tropiezos en taquilla, Frears filmó proyectos de menor presupuesto, alternando rodajes en su país y Hollywood: La camioneta (1996), comedia crítica de tinte social con Colm Meaney y Donal O'Kelly; Hi-Lo Country (1998), apreciable western dramático ambientado en tiempos posteriores a la II Guerra Mundial, no bien apreciado en su momento, a pesar de que con él Frears consiguió el Oso de Plata al mejor director en el  Festival de Berlín, siendo sus protagonistas Woody Harrelson, Billy Crudup y Patricia Arquette, además de suponer el debut de la actriz española Penélope Cruz en el cine estadounidense; Alta fidelidad (2000), comedia basada en una novela de Nick Hornby sobre el propietario de una tienda de discos en los años 80 interpretado por John Cusack; Liam (2000), crónica de la vida obrera británica en el Liverpool de los años 30, con Ian Hart, Claire Hackett y Anne Reid; Negocios ocultos (2002), thriller dramático sobre dos inmigrantes en Londres, con Audrey Tautou, Chiwetel Ejiofor y Sergi López, y Mrs. Henderson presenta (2005), comedia basada en hechos reales sobre el teatro musical londinense en los años 30, con Judi Dench, Bob Hoskins y Kelly Reilly.
Frears volvió a saborear las mieles del éxito masivo con La reina (2006), incisivo relato de los sucesos políticos acaecidos tras la muerte de la princesa Diana de Gales, con Helen Mirren como Elizabeth II y Michael Sheen como Tony Blair, un film con seis nominaciones a los Oscars (entre ellas, mejor película, director y actriz principal, obteniendo Mirren la dorada estatuilla), ganador de dos premios BAFTA (de diez candidaturas), dos Globos de Oro y un gran número de reconocimientos internacionales, entre ellos el Goya español a la mejor película europea. En el resto de su filmografía figuran títulos como Chéri (2009), drama adaptador de la novela homónima de Colette, ambientado en la belle époque francesa, sobre la relación entre una madura cortesana (Michelle Pfeiffer) y un joven inexperto (Rupert Friend), Tamara Drewe (2010), comedia dramática rural con Gemma Arterton, Doble o nada (2012), comedia con Bruce Willis, Rebecca Hall, Catherine Zeta-Jones y Joshua Jackson, Philomena (2013), melodrama de gran éxito popular basado en hechos reales, con Judi Dench y Steve Coogan, candidato a cuatro Oscars y ganador del David di Donatello a la mejor película europea, El ídolo (2015), biopic sobre el ciclista estadounidense Lance Armstrong, encarnado por Ben Foster, y Florence Foster Jenkins (2016), biopic sobre una excéntrica heredera neoyorquina que se convirtió en cantante de ópera a pesar de su escaso talento musical, con Meryl Streep y Hugh Grant.
Entre 1966 y 1975 Frears estuvo casado con la editora Mary-Kay Wilmers, con la que tuvo dos hijos; desde el divorcio convive en Londres con la pintora Annie Rothenstein, con la que ha tenido otros dos hijos.

 

No hay comentarios:

Publicar un comentario