Museo LoPiù

Museo LoPiù
(Logo designed by Juan Carlos Cuba)

Translate

sábado, 25 de junio de 2016

George Orwell (Motihari, India Británica, 25-6-1903 / Londres, Reino Unido, 21-1-1950): In memoriam

PROFETA DEL MUNDO CONTEMPORÁNEO

Hoy es aniversario natal del escritor británico George Orwell. Testigo de su época, cercano a la clase trabajadora, durante los años 30 y 40 ejerció como cronista, crítico de literatura y novelista. Su prosa, realista y de gran cualidad narrativa, posee una franqueza y clarividencia sin precedentes en la literatura inglesa. Muchas de sus obras tenían contenidos autobiográficos y fue también autor de gran número de ensayos. En general, toda su variada producción refleja sus posiciones políticas y morales contra el imperialismo británico y los totalitarismos nazi y soviético, subrayando la lucha del ser humano para cambiar las reglas sociales establecidas por el poder político y en favor de la justicia social. De ella destacan dos célebres novelas publicadas después de la Segunda Guerra Mundial: Rebelión en la granja y, sobre todo, 1984, ficciones en las cuales describió un nuevo tipo de sociedad totalitaria controlada por métodos burocráticos y políticos corruptos y abusivos. Ambas se enmarcan en el género de la literatura antiutópica o de sátira de las instituciones.
George Orwell (nacido con el nombre de Eric Arthur Blair) era hijo de un administrador del departamento de opio del gobierno indio. Siendo niño regresó con su familia a Inglaterra y estudió en el colegio de Eton, para después alistarse en la policía india imperial en Birmania, entonces una colonia británica. De los excesos que observó en esta época proviene su rechazo al Imperialismo británico, así que abandonó ese trabajo en 1927 y decidió convertirse en escritor. Después vivió en París y Londres, donde conoció la pobreza; de este difícil período de su vida nació su relato Sin blanca en París y en Londres (1933), ya publicado con el seudónimo de George Orwell. Para entonces hacía cuatro años que había regresado a casa de sus padres en Southwold, enfermo de tuberculosis y sin dinero. Allí se vio obligado a dar clases para ganarse la vida y posteriormente trabajó a media jornada en una librería de segunda mano en Hampstead.
Su siguiente obra, Los días de Birmania (1934) rememoraba criticamente sus cinco años como policía en aquella colonia. Después públicó La hija del clérigo (1935), basándose en sus experiencias como profesor en Southwold, Que no muera la aspidistra (1936), novela semiautobiográfica que narra el proceso de autoexclusión social de un joven de treinta años, y El camino a Wigan Pier (1937), relato sobre la pobreza entre los mineros en el norte de Inglaterra, surgido tras haber recorrido el escritor las zonas deprimidas de Lancashire y Yorkshire, libro donde además expone con claridad su ideología izquierdista. 
En junio de 1936 se casó con Eileen O'Shaughnessy, con quien adoptaria un niño, y a finales de ese mismo año viajó a España para unirse al bando republicano durante la Guerra Civil española. Alistado como miliciano en el POUM, partido de orientación trotskista, vivió los enfrentamientos en su propio bando entre los anarquistas y los comunistas soviéticos, combatió en el frente aragonés y fue herido en Alcubierre (Huesca), siendo poco después declarado inútil para el servivio y volviendo a su país a mediados de 1937. Sus experiencias, recogidas en su interesante libro Homenaje a Cataluña (1938) cambiaron su visión del mundo y fueron origen de su firme posición anti-stalinista, contra el totalitarismo y a favor del socialismo democrático. Su tuberculosis se agravó y hubo de ser ingresado en un sanatorio. Para evitar el frío invierno inglés y reponerse, viajó después a Marruecos, permaneciendo medio año en Casablanca. Su novela Subir a por aire (1939) supuso una nostálgica visión de las costumbres inglesas anteriores a la guerra que se avecinaba.
Tras el estallido de la Segunda Guerra Mundial, escribió reseñas periodísticas de libros hasta 1940 y fue miembro de la Home Guard, organización de defensa del Reino Unido integrada por voluntarios que no habían podido incorporarse al ejército debido fundamentalmente a la edad. Entre 1941 y 1943 trabajó para la BBC en funciones de propaganda de guerra, empleo que abandonó para convertirse en columnista y editor literario de Tribune, revista semanal de ideología izquierdista. Para entonces era ya un escritor prolífico, encargado de redactar reseñas, artículos y reportajes, además de libros. Poco antes del final de la contienda falleció su esposa Eileen durante una operación de útero. A la sazón Orwell estaba en París trabajando como corresponsal de guerra para el periódico The Observer.
A poco de acabar la guerra, Orwell publicó Rebelión en la granja (1945), fábula política alegórica basada en la traición de Stalin a la Revolución rusa y la corrupción de los ideales socialistas. Con la influencia satírica de Jonathan Swift, parodió en ella el modelo del socialismo soviético: los personajes son animales de una granja que se rebelan contra sus dueños, los hombres, aunque luego crean una estructura social peor que la anterior; Lenin, Stalin, Trotski y otras figuras de la escena política son representados por dichos animales. La novela fue un éxito y le proporcionó por primera vez reconocimiento y seguridad económica. Cuatro años más tarde publica 1984, distopía sobre un futuro totalitario imaginado que lleva como título el año en que se ubica la acción. En ella concibó una ficción tan pesadillesca como en la anterior: un mundo regido por grandes potencias. En tal sociedad el lenguaje es adulterado por el poder para distorsionar los hechos, o más exactamente, para crear una nueva realidad artificial; los sentimientos, al igual que los placeres (incluido el sexual), están prohibidos. "El Gran Hermano" (sucedáneo del Máximo Líder político) y su mirada policial lo penetran todo, incluso la intimidad de las personas. Las claves de ese mundo aterrador son el lavado de cerebro, el soborno, el control y la manipulación de la verdad, características y modos que poco después serían habituales en numerosos países. El libro causó una gran impresión, y su título y muchas de sus frases (como « El Gran Hermano te vigila ») pasaron a formar parte del lenguaje común y de la crítica a los totalitarismos y a las técnicas modernas de vigilancia sobre los ciudadanos.
En octubre de 1949 se casó en segundas nupcias con Sonia Brownell. En esta época su salud estaba en franco deterioro y, finalmente, George Orwell falleció tres meses después víctima de la tuberculosis. Contaba 46 años.

 

No hay comentarios:

Publicar un comentario