Museo LoPiù

Museo LoPiù
(Logo designed by Juan Carlos Cuba)

Translate

martes, 10 de mayo de 2016

Max Steiner's Tara's theme (Gone with the wind) - Original soundtrack

MAX STEINER (Viena, Imperio Austrohúngaro, 10-5-1888 / Hollywood, California, 28-12-1971): IN MEMORIAM

Hoy es aniversario natal del compositor austriaco nacionalizado estadounidense Max Steiner, sin duda uno de los más prolíficos que haya tenido Hollywood a lo largo de su historia. Introductor de la música sinfónica en sus bandas sonoras para películas, la calidad de muchos de sus trabajos le situó en el rango más alto y distinguido de la música de cine, como compositor y orquestador, por lo que fue uno de los nombres más respetados por la industria cinematográfica. Escribió composiciones para más de trescientas películas y ganó cuatro Oscars (por un corto y tres largometrajes) de entre veinticuatro nominaciones. Fue asímismo el primer músico en ganar un Globo de Oro por una banda sonora. Su influencia es notable en compositores cinematográficos como Dimitri Tiomkin, Franz Waxman, Alfred Newman, Bernard Herrmann, o Miklós Rózsa.
Maximilian Raoul Steiner comenzó a destacar en el ámbito musical ya en la Academia Imperial de Música de Viena. Estudió con Gustav Mahler y compuso sus primeras obras años antes de estallar la Primera Guerra Mundial, momento que aprovechó para marchar a Estados Unidos. Broadway fue su primer destino; allí sobrevivió como arreglista de todo tipo de partituras para alguno de los muchos musicales que se representaban en los escenarios neoyorquinos.
Entró en el cine cuando uno de sus espectáculos, Río Rita, fue trasladado a la pantalla en 1929. Vivió la transformación de Hollywood con la implantación del sonido. En los años 30 comenzó una trayectoria ininterrumpida de gran trabajo que le mantuvo activo hasta mediados de los años 60. Una dilatada carrera en la que obtuvo tres Oscar de la Academia por El delator (1935) de John Ford, La extraña pasajera (1942) de Irving Rapper y Desde que te fuiste (1944) de John Cromwell, aunque fue nominado en veinticuatro ocasiones (1). Entre sus partituras se recuerdan especialmente la música original para King Kong (1933), Lo que el viento se llevó (1939), Casablanca (1943), El halcón y la flecha (1950), El motín del Caine (1954) o En una isla tranquila al sur (1959), títulos que son más que suficientes como para valorar toda una carrera.
No obstante, el trabajo de Max encerró muchos alicientes; algunos de ellos le situaron en la consolidación del estilo 'Hollywood', en el haber aplicado por primera vez un tema básico –el denominado leitmotiv- sobre el que se elaboraban una serie de variaciones y el haber sido capaz de adoptar ambientes musicales para películas y temáticas muy diferentes entre sí; y todo ello, muchas veces, a un mismo tiempo, pues algunos años fue capaz de escribir partituras para más de veinte películas.
Los trabajos de Steiner no pasaron desapercibidos para los cineastas de su época, con quienes trabajó a lo largo de treinta años. George Cukor, King Vidor, William A. Wellman, John Ford, Michael Curtiz, William Dieterle, Frank Capra, William Wyler, Howard Hawks, Raoul Walsh, John Huston, Delmer Daves, etc... supieron aprovechar la calidad de sus pentagramas para arropar con ellos el trabajo de actrices y actores como Bette Davis (Cautivo del deseo, 1934; Jezabel, 1938; Amarga victoria, 1939; La carta, 1940), Fred Astaire y Ginger Rogers (Volando hacia Río de Janeiro, 1933; La alegre divorciada (1934; Roberta, 1935, Sombrero de copa, 1935; Sigamos la flota, 1936), Errol Flynn (La carga de la Brigada Ligera, 1936; Dodge, ciudad sin ley, 1939; Murieron con las botas puestas, 1941, El burlador de Castilla, 1948), Humphrey Bogart (Angeles con caras sucias, 1938; El sueño eterno, 1946; El tesoro de Sierra Madre, 1948), Gary Cooper (El sargento York, 1941; El manantial, 1949; Tambores lejanos, 1951; El árbol del ahorcado, 1959), Cary Grant (Arsénico por compasión, 1944), Jane Wyman (Belinda, 1948, El zoo de cristal, 1950), James Cagney (Ciudad de conquista (1940), Al rojo vivo, 1949) o John Wayne (Centauros del desierto, 1956), entre otros muchos.
Aunque trabajó para la RKO, David O’Selznick y otros estudios, destacó fundamentalmente su larga etapa en Warner Bros (entre 1936 y 1953), en la que definió un estilo muy característico que se propagó en toda su creación: a partir de un tema principal, el compositor reforzaba cada momento importante de la historia, instante musical que podía situarse en primer plano o mantenerse de forma que pasase desapercibida para el espectador; elaboró un preciso hilo conductor que jamás se limitó a 'ilustrar' la historia. Así abordó el melodrama, el cine de gangsters, la aventura y el western con gran eficacia hasta convertirse en uno de los compositores más recordados del cine.
A lo largo de los años 50 también compuso la música de varias series de televisión como King’s row (1955), Sugarfoot (1957), 77 Sunset Strip (1958), The Alaskans (1959) y Hawaiian eyes (1959).
Max Steiner tuvo cuatro esposas y un hijo con la tercera. Falleció de una parada cardiaca a los 83 años.

(1)  Nominaciones al Oscar de Max Steiner:

So this is Harris! (1934) de Mark Sandrich, cortometraje ganador del Oscar
La alegre divorciada (1934) de Mark Sandrich
La patrulla perdida (1934) de John Ford
El delator (1935) de John Ford, ganador
El jardín de Alá (1936) de Richard Boleslawski
Jezabel (1938) de William Wyler
Amarga victoria (1939) de Edmund Goulding
Lo que el viento se llevó (1939) de Victor Fleming
La carta (1940) de William Wyler
El sargento York (1941) de Howard Hawks
Casablanca (1942) de Michael Curtiz
La extraña pasajera (1942) de Irving Rapper, ganador
Las aventuras de Mark Twain (1942) de Irving Rapper
Desde que te fuiste (1944) de John Cromwell, ganador
Rapsodia en azul (1945) de Irving Rapper
Noche y día (1946) de Michael Curtiz
Vivir con papá (1947) de Michael Curtiz
My wild Irish rose (1947) de David Butler
Belinda (1948) de Jean Negulesco
Más allá del bosque (1949) de King Vidor
El halcón y la flecha (1950) de Jacques Tourneur
El mensaje de Fátima (1952) de John Brahm
El motín del Caine (1954) de Edward Dmytryk
Más allá de las lágrimas (1955) de Raoul Walsh

(Semblanza a partir de la pagina mcnbiografías)





La banda sonora de Lo que el viento se llevó es la composición más conocida de la obra de Max Steiner y su tema central se convirtió en todo un perdurable símbolo dentro del mundo del cine.
 

No hay comentarios:

Publicar un comentario