Museo LoPiù

Museo LoPiù
(Logo designed by Juan Carlos Cuba)

Translate

sábado, 9 de abril de 2016

José Guardiola - Verde campiña

JOSÉ GUARDIOLA (Barcelona, España, 22-10-1930 / Ibídem, 9-4-2012): IN MEMORIAM

Hoy se cumplen cuatro años del fallecimiento del cantante español José Guardiola. Llamado "el crooner de España", su voz grave y cálida, profunda y modulada, con perfecta dicción, conquistó al publico español desde 1958 y él llegó a ser el solista melódico con mayores ventas de discos entre 1961 y 1963. Famoso por su bigote, continuó dando a conocer en lengua española gran cantidad de éxitos extranjeros durante toda la década de los 60.
José Guardiola Díaz de Rada nació en el seno de una modesta familia barcelonesa. Su padre trabajaba en una peletería y su madre era una maestra nacional. Cantando de niño en el coro de su parroquia, el vicario recomendó a su progenitor que el pequeño estudiase música, por lo que Guardiola aprendió a manejar el violín y el saxofón y completaría seis años en el Conservatorio, al tiempo que, finalizados sus estudios primarios, se empleó de aprendiz en la misma peleteria que su padre. En 1949 se enroló en una orquestina denominada Los Magos del Ritmo para tocar el saxofón. Tras un obligado paréntesis para cumplir el servicio militar, decide adoptar la música como profesión y comienza a cantar en la radio. Para entonces ingresa en los Crazy Boys, un grupo especializado en el swing y el jazz más comercial y que son una de las atracciones más apreciadas en las salas de fiestas de la Ciudad Condal. Con esta formación anduvo de gira por varios países extranjeros. La tesitura vocal de barítono-bajo de José lo lleva a ocupar el puesto de vocalista hacia 1954. Interpreta como nadie los standards americanos y comienza a cimentarse, aún a nivel local, su fama de buen cantante. Lo compagina con el saxo, aunque su faceta canora se impondrá. En 1954 se casa con Esperanza Gómez, con quien tendría dos hijos, Julio y Rosa Mary.
Hacia 1957 su nombre supera al de su orquesta y Regal le pone delante un contrato, comenzando su carrera como solista. Una carrera que se extendería durante medio siglo y en la que consolidaría un repertorio de más de quinientas canciones. Su primer disco es un EP publicado en enero de 1958: Soy americano, versión de una canción italiana a ritmo de swing que vende 40.000 copias. Ese año va a registrar una actividad discográfica frenética con ocho microsurcos en el mercado. Son tiempos en que la música italiana en general y la procedente de San Remo en particular dominan la música moderna en nuestro país y son imprescindibles en bailes y guateques. Guardiola, por ejemplo, graba versiones de los dos triunfos sanremeses de Modugno: En el azul del cielo y Piove o de Come prima. En el primer festival de Benidorm (1959) interpretó Alguna vez y La montaña y, entre 1959 y 1961, convertido en el primer cantante melódico español (sólo el Dúo Dinámico rivalizaba con él), registró versiones en castellano de éxitos foráneos como Pequeña flor, Mackie el navaja, Mustapha, Dieciséis toneladas, Los niños del Pireo, Verde campiña, Bikini amarillo, Nuestro concierto, Exodo, Sol de nuestro amor, La novia, Viejo río, Apache o Moliendo café. En ocasiones sus versiones superaron en popularidad a las originales. En 1961 consiguió el segundo premio en el barcelonés Festival de la Canción Mediterránea con Presentimiento, cantada en segunda versión por Lita Torelló. En una triunfal gira por Venezuela comenzaron a llamarle "el Sinatra español".
En 1962 continuó grabando versiones de temas de Sanremo (Tango italiano, Cuando, cuando, cuando) consiguió un gran éxito con Dí, papá, grabada a dúo con su hija Rosa Mary (de cuatro años y medio), y se alzó con el triunfo en el Festival de la Canción Mediterránea con Nubes de colores, asímismo interpretada por la chilena Monna Bell, victoria anulada al día siguiente, pues insólitamente se descubrió que, en votación popular, el número de votos superaba al de asistentes a la gala final. Con todo, Guardiola siguió grabando éxitos como El día más largo o Desafinado y versiones de canciones de Sanremo (Uno para todas, Amor, mon amour, my love), en lo que fue un auténtico especialista año tras año. En 1963 fue designado por TVE para representar a España en el Festival de Eurovisión con Algo prodigioso, canción que sólo obtuvo el duodécimo puesto. Más fortuna  logró sucesivamente con canciones como Chariot, Esta noche pago yo, La balada del vagabundo (de nuevo con su hija Rosa Mary), Dame felicidad, Uno de tantos, La mamma, Más, He sabido que te amaba, Goldfinger, Venecia sin tí, Extraños en la noche o Guantanamera.
Aunque en la segunda mitad de los años 60 comenzó a pasar de moda, Guardiola continuó su actividad discográfica hasta mediados de la década siguiente y no abandonó sus actuaciones en público, si bien en menor escala. Aficionado de siempre al fútbol, también escribió y grabó el primer himno del Real Club Deportivo Espanyol en 1975: Somos españolistas. En 1998 se editó el álbum "José Guardiola, 40 aniversario", que se componía de nuevas grabaciones de sus temas junto a artistas como Joan Manuel Serrat, Dyango o Loquillo.
José Guardiola falleció en su ciudad natal a los 81 años.

  

Verde campiña, versión en castellano de "Green fields" (Gilkyson/Derr/Miller), un hit internacional de The Brothers Four, superó en España, en la voz de José Guardiola, el éxito de su precedente.

No hay comentarios:

Publicar un comentario