Museo LoPiù

Museo LoPiù
(Logo designed by Juan Carlos Cuba)

Translate

jueves, 17 de marzo de 2016

Capucine (Saint-Raphaël, Francia, 6-1-1928 / Lausana, Suiza, 17-3-1990): In memoriam

FLOR DE MISTERIO

Tal día como hoy hace veintiséis años murió defenestrada la actriz francesa Capucine. Bella y elegante, su porte distinguido hizo de ella una estrella poco al uso, discreta en su vida privada e incluso algo distante y misteriosa. Su estrellato apenas duró una década.
De nombre real Germaine Lefebvre, se graduó en lenguas extranjeras y dió inicio en su adolescencia a una carrera como modelo, profesión para la que adoptó su conocido nombre artístico, llegando a trabajar para casas de alta costura como Givenchy, Dior o Balmain. Debutó en el cine participando sin acreditar en El águila de dos cabezas (1948) de Jean Cocteau y Rendez-vous de juillet (1949) de Jacques Becker. Mientras rodaba este título, Capucine conoció a Pierre Trabaud, actor francés con el que se casó en 1950. La relación fue un fracaso y a los ocho meses la pareja decidió separarse. Capucine nunca volvió a casarse. Aunque intervino en tres películas más, en la década de los años 50 su principal actividad profesional fue la moda.
En 1957 fue descubierta en Nueva York por el productor Charles K. Feldman, quien la llevó a Hollywood para perfeccionar su inglés y estudiar arte dramático con Gregory Ratoff. Fichada por Columbia Pictures trabajó por primera vez en un film en lengua inglesa, Sueño de amor (1960) de Charles Vidor, biopic sobre el músico austro-húngaro Franz Liszt donde tuvo como compañeros de reparto a Dirk Bogarde y  Geneviève Page. Su interpretación de la princesa Carolyne zu Sayn-Wittgenstein le valió una nominación al Globo de Oro.
A lo largo de la década dividió su carrera entre América y Europa, apareciendo en títulos como Alaska, tierra de oro (1960) de Henry Hathaway, western en tono de comedia con John Wayne y Stewart Granger, El triunfo de Miguel Strogoff (1961) de Viktor Tourjansky, producción francesa de aventuras con Curd Jürgens, La gata negra (1962) de Edward Dmytryk, melodrama ambientado en la Gran Depresión americana, con Laurence Harvey, Jane Fonda, Anne Baxter y Barbara Stanwyck, o El león (1962) de Jack Cardiff, drama británico de aventuras africanas con William Holden y Trevor Howard. Con Holden, a la sazón casado con Brenda Marshall, vivió un tórrido romance durante dos años, aunque tras la ruptura permanecieron amigos hasta la muerte de él en 1981. El film por el que Capucine es más recordada fue La Pantera Rosa (1963) de Blake Edwards, comedia policiaca con David Niven, Peter Sellers, Robert Wagner y Claudia Cardinale. Después se la vió en El séptimo amanecer (1964) de Lewis Gilbert, aventuras en Malasia con William Holden y Susannah York, ¿Qué tal, Pussycat? (1965) de Clive Donner, comedia con Peter Sellers, Peter O'Toole, Romy Schneider, Paula Prentiss,Woody Allen y Ursula Andress, Las cuatro brujas (1966), comedia italiana en cuatro episodios firmados por cuatro directores, donde Capucine protagonizó junto a Alberto Sordi y Anthony Steel el realizado por Antonio Pietrangeli, Mujeres en Venecia (1967) de Joseph L. Mankiewicz, comedia dramática con Rex Harrison, Susan Hayward, Cliff Robertson, Edie Adams y Maggie Smith, Fräulein Doktor (1969) de Alberto Lattuada, producción italiana de espionaje ambientada durante la Primera Guerra Mundial, con Suzy Kendall y Kenneth More, Las crueles (1969) de Vicente Aranda, thriller español con Carlos Estrada y Teresa Gimpera, o Satiricón (1969) de Federico Fellini, fantasía sobre la antigua Roma.
El resto de su carrera, de menor interés, contó con su actuación como secundaria en películas como Sol rojo (1971) de Terence Young, El incorregible (1975) de Philippe de Broca, Retrato en negro de la burguesía (1978) de Tonino Cervi, Días de amor y venganza (1979) de Sergio Corbucci, De Dunkerke a la victoria (1979) de Umberto Lenzi, Alfombras mágicas (1979) de Kevin Connor, Afrodita, la diosa del amor (1982) de Robert Fuest, Tras la pista de la Pantera Rosa (1982) y La maldición de la pantera rosa (1983), ambas de Blake Edwards, Crimenes en portada (1987) de Lamberto Bava, o La reina de la jet set (1987) de Carlo Vanzina. También trabajó en telefims y series de televisión.
Desde 1962 Capucine estableció su residencia habitual en la ciudad suiza de Lausana, en donde vivió semi-recluida los últimos años de su existencia, manteniendo una estrecha amistad con la actriz Audrey Hepburn, a quien conocía desde que trabajó como modelo para Givenchy. El 17 de marzo de 1990, tras uno de sus habituales desequilibrios emocionales, Capucine se tiró por la ventana de su apartamento, ubicado en el octavo piso de un edificio de Lausana. Falleció en el acto a la edad de 62 años.



No hay comentarios:

Publicar un comentario