Museo LoPiù

Museo LoPiù
(Logo designed by Juan Carlos Cuba)

Translate

viernes, 12 de febrero de 2016

Sal Mineo (New York, US, 10-1-1939 / West Hollywood, California, 12-2-1976): In memoriam

MÁRTIR Y GAY 

Tal día como hoy hace cuarenta años murió asesinado cuando contaba 37 el actor estadounidense Sal Mineo. Dos veces candidato al Oscar como mejor actor secundario, se convirtió en leyenda al participar en la mítica Rebelde sin causa. Postumamente adquirió status de icono gay.

Reseña biográfica procedente (con retoques) de la página alohacriticón:

Salvatore Mineo Jr. nació en el barrio neoyorquino del Bronx, descendiente de un emigrante siciliano que se dedicaba a fabricar ataudes. Problemático en su infancia, fue expulsado del colegio a los ocho años y deseaba unicamente pasarlo bien por las calles de la Gran Manzana con su pandilla cometiendo pequeños robos ante la desesperanza de su familia, quienes le matricularon en una escuela de baile cuando Sal tenía diez años de edad. Allí se apasionó por el mundo de la danza y de la interpretación y se apartó de la delincuencia.
En el año 1951 consiguió debutar y destacar en Broadway gracias a producciones teatrales como "La rosa tatuada" o "El rey y yo", musical que llevó a la fama a Yul Brynner. A mediados de la década se produjo el ansiado salto al cine cuando apareció en Atraco sin huellas (1955) de Joseph Pevney, drama criminal protagonizado por Tony Curtis, Julie Adams y George Nader, La guerra privada del Mayor Benson (1955) de Jerry Hopper, comedia militar con Charlton Heston y Julie Adams, y Rebelde sin causa (1955), la famosa  película de Nicholas Ray en la que compartió créditos con James Dean y Natalie Wood, cuyo éxito supuso la mitificación de su trío protagonista. Mineo fue nominado al Oscar como mejor actor secundario en este último título por su interpretación de Plato, un adolescente atormentado con trágico final. A continuación apareció en títulos como Crimen en las calles (1956) de Don Siegel, drama sobre la delincuencia juvenil con James Whitmore y John Cassavetes, Marcado por el odio (1956) de Robert Wise, biopic sobre el boxeador Rocky Graziano, con Paul Newman y Pier Angeli, Gigante (1956) de George Stevens, drama épico basado en una novela de Edna Ferber, con reparto encabezado por Elizabeth Taylor, Rock Hudson y James Dean, Dino (1957) de Thomas Carr, drama criminal con Brian Keith y Susan Kohner, Negocios del corazón (1959) de Raoul Walsh, comedia musical con Christine Carère, The Gene Krupa story (1959) de Don Weis, drama biográfico sobre el legendario batería de jazz, con Susan Kohner y James Darren, Exodo (1960) de Otto Preminger, drama épico basado en unas novela de Leon Uris sobre el nacimiento del estado de Israel, con reparto encabezado por Paul Newman y Eva Marie Saint. Su interpretación de un joven sionista radical fue premiada con un Globo de Oro al mejor actor secundario y nominada al Oscar en la misma categoría. Entre 1957 y 1959 Mineo también intentó convertirse en una estrella del rock'n'roll, grabando varios singles y EPs y un LP que cosecharon moderadas ventas.
En los años siguientes su carrera cinematográfica no fue demasiado fecunda. Se le pudo ver en roles secundarios en Fuga de Zahrain (1962) de Ronald Neame, film de acción y aventuras con Yul Brynner como protagonista, El día más largo (1962) de Ken Annakin, Andrew Marton y Bernhard Wicki, superproducción bélica de reparto multiestelar, El gran combate (1964) de John Ford, western con James Stewart, Richard Widmark, Carroll Baker y Karl Malden, La historia más grande jamás contada (1965) de George Stevens, superproducción sobre la vida de Jesús de Nazaret con Max Von Sydow encabezando un extenso reparto, Un extraño en el camino (1967) de Don Siegel, western con Henry Fonda y Anne Baxter rodado para televisión y exhibido en salas de cine en algunos países, Krakatoa, al este de Java (1969) de Bernard L. Kowalski, film de aventuras decimonónicas con Maximilian Schell, Diane Baker y Brian Keith, o Huida del planeta de los simios (1971) de Don Taylor, título de ciencia-ficción con Roddy McDowall, Kim Hunter, Bradford Dillman y Ricardo Montalbán. Desde finales de los años 60 Mineo intervino esporádicamente en series televisivas. Para desarrollar su habilidad interpretativa regresó a Broadway e incluso se atrevió con la dirección teatral al dirigir la obra "Fortune and men’s eye" (1969).
En las fiestas de Hollywood  Sal no ocultaba su bisexualidad. Tuvo affairs con el actor Courtney Burr o el cantante Bobby Sherman. Su novia Susan Ladin se intentó suicidar después de que él la abandonara en 1967. Con su carrera en plena decadencia, mientras preparaba su vuelta a los escenarios, Sal Mineo fue apuñalado en el corazón cuando regresaba a su domicilio, falleciendo casi instantáneamente. El asesino fue un repartidor de pizzas con amplio historial delictivo, quien declaró no reconocer a Mineo cuando le acuchilló.

  

No hay comentarios:

Publicar un comentario