Museo LoPiù

Museo LoPiù
(Logo designed by Juan Carlos Cuba)

Translate

lunes, 15 de febrero de 2016

Ethel Merman - There's no business like show busines

ETHEL MERMAN (New York City, US, 16-1-1908 / Ibídem, 15-2-1984): IN MEMORIAM

Hoy se cumplen treinta y dos años del fallecimiento de la actriz de teatro y cine y cantante estadounidense  Ethel Merman. Aunque nunca tomó lecciones de canto, fue conocida por su peculiar y potente voz de mezzo-soprano y precisos tono y pronunciación, su exuberante energía y su deslenguado sentido del humor. Denominada "la indiscutible Primera Dama de la comedia musical", estrenó obras de grandes autores norteamericanos como George Gershwin, Cole Porter, Irving Berling o Jule Styne y convirtió en standards muchas de sus canciones. Devenida una de las mayores leyendas de Broadway, entre sus galardones figuran dos premios Tony y un Globo de Oro.
Hija de un contable y una profesora, Ethel Agnes Zimmermann nació en el barrio neoyorquino de Queens. Mientras estudiaba en la William Cullen Bryant High School (posteriormente auditorio en su honor) hizo un curso de secretariado. Los viernes por la noche la familia Zimmermann solían tomar el metro a Manhattan para ver los shows del Palace Theatre. Allí Ethel descubrió a estrellas como Fanny Brice o Sophie Tucker, a quienes intentaba emular en casa. Tras graduarse en 1924, trabajó como taquígrafa y secretaria y también comenzó a aparecer en nightclubs. En esa época fue cuando cambó su nombre de Ethel Zimmermann a Ethel Merman y llamó la atención de columnistas como Walter Winchell o Mark Hellinger, que publicitaron sus actuaciones.
Llamada por Paramount para sustituir a Ruth Etting, debutó en el cine en la comedia musical Follow the leader (1930) de Norman Taurog. Su carrera escénica se consolidó ese mismo año con el estreno del musical Girl crazy de George y Ira Gershwin (quienes la contrataron inmediatamente al escucharla cantar uno de sus números, I got rhythm), que alcanzó 272 representaciones y excelentes críticas. Después apareció en otros espectáculos como George White's Scandals of 1931 (1931), Take a chance (1932), Anything goes (1934), el primero de los cinco musicales de Cole Porter que Merman protagonizó, con canciones que se hicieron muy populares, tales como, además de la que daba título al show, I get a kick out of you, You're the top, y Blow Gabriel blow y Red, hot and blue (1936), también de Cole Porter, que introdujo otra de las canciones emblemáticas de Merman, It's de-lovely.
Entretanto la nueva estrella siguió rodando en Hollywood títulos como Música sobre las alas (1934) de Norman Taurog, comedia con Bing Crosby y Carole Lombard, El chico millonario (1934) de Roy Del Ruth, comedia con Eddie Cantor y Ann Sothern, ¿Hombre o ratón? (1936) de Norman Taurog, comedia con Eddie Cantor, Todo vale (1936) de Lewis Milestone, traslación a la pantalla del musical Anything goes de Cole Porter, con el coprotagonismo de Bing Crosby y Charlie Ruggles, o La banda de Alexander (1938) de Henry King, exitoso musical con canciones de Irving Berlin -obviamente Alexander's ragtime band sería incorporada al repertorio Merman- que contó con Tyrone Power, Alice Faye y Don Ameche como protagonistas.
En Broadway, tres nuevos musicales de Porter fueron estrenados con éxito por Merman: DuBarry was a Lady (1939), Panama Hattie (1940) y Something for the boys (1943). Mientras su carrera cinematográfica se detuvo por más de una década, no ocurrió lo mismo con la teatral: Annie get your gun (1946), musical con libreto de los hermanos Dorothy y Herbert Fields y canciones de Irving Berlin (algunas tan célebres como There's no business like show business o They say it's wonderful), resultó un enorme éxito, con 1147 representaciones y casi tres años en cartel, o Call me Madam (1950), también con canciones de Berlin, por el que Merman ganó su primer premio Tony, la establecieron como la máxima estrella del teatro musical americano.
Llámeme señora (1953), traslación al cine de este último musical, fue llevado al cine por 20th Century-Fox con dirección de Walter Lang y Donald O'Connor, Vera-Ellen y George Sanders en el reparto. Merman ganó por él un Globo de Oro. A continuación el mismo director y estudio filmaron Luces de candilejas (1954), espectacular musical sobre una familia dedicada al showbiz, con canciones de Irving Berlin, donde Ethel, al frente de un reparto que incluía a Donald O´Connor, Marilyn Monroe, Dan Dailey, Johnnie Ray y Mitzi Gaynor, se lució en canciones como la que daba título al film original, There's no business like show business, permaneciendo esta como su película más recordada.
De vuelta en Broadway protagonizó otros musicales como Happy hunting (1956) y ofreció otra de sus más legendarias actuaciones en Gypsy (1959), musical basado en la vida de la famosa stripteaser Gypsy Rose Lee, con libreto de Arthur Laurents y canciones de Jule Styne (música) y Stephen Sondheim (letra), varias devenidas standards tan conocidos como Some people, Everything's coming up roses, Together, wherever we go o Rose's turn. Sus más de 700 representaciones y las numerosas reposiciones década tras década lo certifican como uno de los musicales más populares de todos los tiempos. Mervyn Leroy lo llevó al cine tres años después, aunque el papel de Rose finalmente fue adjudicado por Warner Bros a Rosalind Russell.
En los años 60 Merman actuó como estrella invitada en diversos shows televisivos y volvió al cine en la disparatada y muy exitosa comedia El mundo está loco, loco, loco (1963) de Stanley Kramer, en cuyo reparto multiestelar figuraban Spencer Tracy y Mickey Rooney, y en El arte de amar (1965) de Norman Jewison, comedia con James Garner, Dick Van Dyke, Elke Sommer y Angie Dickinson. En el teatro, tras sendas reposiciones de Annie get your gun (1966) y Call me Madam (1968), finalmente se incorporó al reparto de Hello Dolly! (1970), estrenado seis años antes, con canciones que Jerry Herman había escrito para ella, ofrecimiento que declinó en beneficio de estrellas como Carol Channing y otras que la precedieron. El retorno de Merman a Broadway con esta obra fue saludado como todo un acontecimiento y se dieron 210 funciones con ella como aclamada protagonista. En 1972 se le concedió un Tony especial. Mary Martin & Ethel Merman: Together on Broadway (1977) fue su último espectáculo. El álbum "The Ethel Merman Disco Album" (1979) ofrecía un compendio de sus canciones más populares a nuevas generaciones de fans. Del cine se despidió en ¡Aterriza como puedas! (1980) de Jim Abrahams, David Zucker y Jerry Zucker, comedia de increible éxito donde Merman se parodiaba a sí misma. 
Ethel Merman se casó y divorció en cuatro ocasiones. Sus maridos fueron el agente teatral William Smith (1940-1941), el ejecutivo de prensa Robert Levitt (1941-1952), con quien tuvo a sus hijos Ethel y Robert, el presidente de una línea aérea Robert Six (1953-1960) y el actor Ernest Borgnine, con quien apenas estuvo casada cinco meses en 1964. La estrella falleció a los 76 años a consecuencia de un tumor cerebral.





Aunque There's no business like show business fue escrita por Irving Berlin para el musical Annie get your gun, Ethel Merman la cantó ocho años después antes las cámaras en la película Luces de candilejas (1954) y a partir de entonces se convirtió en su canción insignia y en uno de los más conocidos himnos del mundo del espectáculo. 

No hay comentarios:

Publicar un comentario