Museo LoPiù

Museo LoPiù
(Logo designed by Juan Carlos Cuba)

Translate

domingo, 8 de noviembre de 2015

Bram Stoker (Clontarf, Irlanda, 8-11-1847 / Londres, UK, 20-4-1912): In memoriam

EL CREADOR DE DRÁCULA

Hoy es aniversario natal del escritor irlandés Bram Stoker. Autor de una docena de novelas, en la mayoría de las cuales refleja la lucha entre el bien y el mal, debe su fama mundial a una de ellas, Drácula, historia ficticia basada en el personaje real del príncipe rumano Vlad Drăculea (alias Vlad el Empalador de Valaquia), en la que su creación del famoso conde vampiro le hizo pasar a la historia de la literatura.
Hijo de un funcionario público y una feminista, Abraham Stoker fue el tercero de los siete hijos en una familia burguesa austera y culta. Hasta los siete años sufrió una grave parálisis que le impedía andar. Postrado en la cama a consecuencia de su mala salud, las historias de terror basadas en leyendas irlandesas que le contó su madre durante su larga convalecencia habrían de ser determinantes cuando, con el correr del tiempo, se dispusiera a coger la pluma. Ya recuperado, asistió a una escuela privada y fue un buen deportista. Entre 1864 y 1870 estudió en el Trinity College de Dublín, donde se graduó con honores en Matemáticas; también fue empleado en la administración local como su padre. Durante su época de estudiante se aficionó al teatro y más tarde ejerció como crítico teatral para el Dublin Evening Mail. La London Society publicó su historia corta La copa de cristal (1972) y algunos de sus primeros relatos de misterio aparecieron en la revista semanal The Shamrock, como La cadena del destino (1975) o El camino de rosas, novela publicada por entregas entre 1875 y 1876.
En 1876 marchó a Londres acompañando al actor Henry Irving, quien le había contratado como representante y secretario tras leer su favorable crítica de "Hamlet", producción sobre William Shakespeare en la que Irving intervenía. Ambos cultivarían una estrecha relación personal y profesional hasta la muerte del actor en 1905 y juntos dirigieron el Lyceum Theatre londinense durante veintisiete años, lo que les proporcionó prosperidad económica. Stoker se casó en Dublín en 1878 con Florence Balcombe, una belleza anteriormente pretendida por Oscar Wilde (escritor a quien él había conocido en sus días de estudiante), trasladándose el matrimonio a Londres. Un año después nació Irving Noel, su único hijo. La pareja no fue feliz. A través de su amigo Irving, el escritor se introdujo en la alta sociedad londinense y con él viajó por diferentes lugares del mundo, sobre todo a Estados Unidos, donde el actor era popular. Ambos fueron invitados en la Casa Blanca por los presidentes William McKinley y Theodore Roosevelt. En ese país Stoker también llegó a conocer a su ídolo Walt Whitman.
Su primer libro publicado, un manual de referencia, fue Las obligaciones de los escribanos en los Tribunales de Primera Instancia en Irlanda (1879), escrito anteriormente en su época de funcionario. Después publicó Bajo el crepúsculo (1882), recopilación de ocho cuentos de hadas para niños, y novelas como El paso de la serpiente (1890) o El hombro de Shasta (1895).
Pero su obra más célebre y por la que alcanzó la inmortalidad es Drácula (1897), novela en la que construye, a través de diarios y cartas, el retrato de uno de los personajes más famosos del ideario romántico decadentista de la época victoriana, el conde vampiro de Transilvania, a quien dio su aspecto físico inspirándose en su amigo Henry Irving y en el compositor Franz Liszt. La narración se basa en diversas leyendas previas, aunque Stoker consigue una unidad de efecto e inquietantes resonancias eróticas y simbólicas, suprimiendo las fronteras sensibles entre vida y muerte a través de un juego de seducción de gran poder y sugerencia. Elogiada por Oscar Wilde y Arthur Conan Doyle, la novela se convertiría en uno de los libros más vendidos a lo largo del siglo XX y una fructífera inspiración para el cine, dando lugar a un auténtico reguero de películas a partir de "Nosferatu" (1922), la obra maestra del cineasta alemán F. W. Murnau, con Max Schreck como el Conde Orlock (versión no autorizada por la viuda de Stoker en la que hubo de cambiarse el nombre a su protagonista). Entre las siguientes adaptaciones sobresalen "Dracula" (1931) de Tod Browning, produccción de la Universal con Bela Lugosi  como protagonista, "Dracula" (1958) de Terence Fisher, producida por la Hammer británica, con Christopher Lee, o "Drácula de Bram Stoker" (1992) dirigida y producida por Francis Ford Coppola, con Gary Oldman como el tenebroso Conde.
Entre su restante producción cabe citar las novelas La señorita Betty (1898), El misterio del mar (1902), La joya de las siete estrellas (1903), El hombre (1905), La dama del sudario (1909), La guarida del Gusano Blanco (1911), o El invitado de Drácula y otras historias de terror (publicado postumamente en 1914) y los libros no ficticios Recuerdos personales de Henry Irving (1906) o Impostores famosos (1910).
Bram Stoker murió, empobrecido en una modesta pensión londinense, consumido por una sífilis terciaria a los 64 años.

No hay comentarios:

Publicar un comentario