Museo LoPiù

Museo LoPiù
(Logo designed by Juan Carlos Cuba)

Translate

miércoles, 29 de julio de 2015

William Powell (Pittsburgh, Pennsylvania, US, 29-7-1892 / Palm Springs, California, US, 5-3-1984): In memoriam

EL DANDY IRÓNICO

Hoy es aniversario natal del actor estadounidense William Powell, una de las estrellas más importantes y distinguidas de tres décadas del Hollywood dorado, los años 20, 30 y 40. Destacó fundamentalmente como sólido intérprete de comedias, a las que aportó suaves matices de ironía y cinismo. Fue candidato al Oscar al mejor actor en tres ocasiones, aunque nunca lo consiguió.
Hijo único, William Horatio Powell mostró tempranas dotes para la actuación. En 1907 se trasladó con su familia a Kansas City, Missouri, donde se graduó tres años más tarde, marchando a continuación a Nueva York para estudiar arte dramático. Después de trabajar en compañías de vaudeville y teatro de repertorio, tuvo experiencias exitosas en escenarios de Broadway. En 1915 se casó con Eileen Wilson, matrimonio que finalizaría en divorcio en 1930 y del que nació su único hijo. En 1922 dio el salto a la gran pantalla gracias a un contrato firmado con la Paramount. Debutó con la película Sherlock Holmes (1922) de Albert Parker, film basado en el famoso personaje literario de Arthur Conan Doyle, que protagonizó John Barrymore. Especializado al principio en roles secundarios de villanos distinguidos y elegantes, entre sus principales films de la era silente figuran Bajo la púrpura cardenalicia (1923) de Alan Crosland, Romola (1924) de Henry King, Beau Geste (1926) de Herbert Brenon, Érase una vez un príncipe (1927) de Howard Hawks, Nevada (1927) de John Waters, Este hombre me gusta (1928) de Clarence Badger y, sobre todo, La última orden (1928) de Josef von Sternberg, obra maestra en la que interpretó a un ex revolucionario ruso convertido en realizador de Hollywood, con Emil Jannings como oponente. Asímismo apareció en Tómeme el pulso, doctor (1928) de Gregory La Cava, y La redada (1928) de Josef von Sternberg, drama criminal con George Bancroft y Evelyn Brent lamentablemente perdido. 
El cambio al cine sonoro no le supuso ningún trauma, más bien todo lo contrario. Su primera película hablada fue Intromisión (1929) de Lothar Mendes, drama con Evelyn Brent. A continuación triunfó principalmente con personajes de carácter detectivesco. El primero fue Philo Vance en películas como ¿Quién la mató? (1929) de Malcom St. Clair, con James Hall, Louise Brooks y Jean Arthur, La casa de los cuatro crímenes (1929) de Frank Tutle, con Florence Eldridge y Jean Arthur, El cuerpo del delito (1930) de Frank Tutle, con William Boyd, Eugene Pallette y Paul Lukas, o Matando en la sombra (1933) de Michael Curtiz, con Mary Astor y Eugene Pallette. También protagonizó Las cuatro plumas (1929), film de aventuras coloniales con Richard Arlen, Fay Wray, Clive Brook y Noah Beery, Tacones en punta (1929) de A. Edward Sutherland, musical con Fay Wray, o El acusador de sí mismo (1930) de John Cromwell, drama judicial con Kay Francis. En 1931 se casó con la actriz Carole Lombard, con quien coincidió en Un hombre de mundo (1931) de Richard Wallace, y El gigoló (1931) de Lothar Mendes, y de quien se divorciaría en 1933. Tras aparecer en películas como Viaje de ida (1932) de Tay Garnett, drama romántico con Kay Francis, Hombre de leyes (1932) de William Dieterle, drama con Joan Blondell, El altar de la moda (1934) de William Dieterle, comedia con Bette Davis, o El enemigo público número 1 (1934) de W.S. Van Dyke, drama criminal con Clark Gable y Myrna Loy, se confirmó con una de las grandes estrellas masculinas de su época con La cena de los acusados (1934) de W.S. Van Dyke, primero de los seis títulos en que encarnó al detective Nick Charles, formando en todos ellos pareja con Myrna Loy. En esas películas ambos encarnaban a un matrimonio de investigadores privados que junto a su perro, el fox-terrier Asta, lograron conectar con el gran público debido a su acertada mezcla entre comedia screwball e historias de intriga y misterio. Ese primer film, basado en la novela "El hombre delgado" de Dashiell Hammett, le supuso su primera candidatura al Oscar como mejor actor. Siguieron Estrella de medianoche (1935) de Stephen Roberts, comedia con Ginger Rogers, La indómita (1935) de Victor Fleming, comedia dramática con Jean Harlow (actriz con la que estuvo comprometido dos años) y Franchot Tone, Rendezvous (1935) de William K. Howard, comedia con Rosalind Russell y Binnie Barnes, El gran Ziegfeld (1936) de Robert Z. Leonard, musical biográfico sobre el famoso empresario teatral, con Myrna Loy y Luise Rainer, Mi ex-mujer y yo (1936) de Stephen Roberts, comedia con Jean Arthur, Al servicio de las damas (1936) de Gregory La Cava, brillantísima comedia coprotagonizada por su ex mujer Carole Lombard y probablemente su mejor película, que además le valió su segunda candidatura al Oscar, Una mujer difamada (1936) de Jack Conway, comedia romántica con Jean Harlow, Myrna Loy y Spencer Tracy, Ella, él y Asta (1936) de W.S. Van Dyke, primera secuela de La cena de los acusados, de éxito aún mayor que su precedente, Los candelabros del Zar (1937) de George Fitzmaurice, comedia dramática con Luise Rainer ambientada en la Rusia pre-revolucionaria, Doble boda (1937) de Richard Thorpe, comedia con Myrna Loy, y Otra reunión de acusados (1939) de W.S. Van Dyke, donde interpretó a Nick Charles por tercera vez.
En 1940 contrajo su tercer matrimonio, esta vez con la actriz Diana Lewis, que sería su viuda cuarenta y cuatro años después. Durante los años 40 William Powell intervino en menor número de películas, generalmente comedias, entre las que figuran Te quiero otra vez (1940) de W.S. Van Dyke y Mi marido está loco (1941) de Jack Conway, ambas con Myrna Loy, Encrucijada (1942) de Jack Conway, drama de intriga con Hedy Lamarr, Mundo celestial (1944) de Alexander Hall, comedia con Hedy Lamarr, Vivir con papá (1947) de Michael Curtiz, comedia de época con Irene Dunne y Elizabeth Taylor por la que fue nominado al Oscar por tercera vez, El senador fue indiscreto (1947) de George S. Kaufman, comedia política con Ella Raines, Domador de sirenas (1948) de Irving Pichel, comedia romántica con Ann Blyth, o Un paso en falso (1949) de Chester Erskine, thriller con Shelley Winters.
Sus últimas películas fueron La chica que lo tenía todo (1953) de Richard Thorpe, drama romántico con Elizabeth Taylor y Fernando Lamas, Cómo casarse con un millonario (1953) de Jean Negulesco, comedia con Marilyn Monroe, Betty Grable y Lauren Bacall, y Escala en Hawai (1955) de John Ford y  Mervyn LeRoy, comedia bélica con Henry Fonda, James Cagney y Jack Lemmon. A pesar de continuar recibiendo ofertas para volver a la pantalla, Powell disfrutó de su retiro de las cámaras hasta su fallecimiento a los 91 años debido a un fallo cardiaco.


No hay comentarios:

Publicar un comentario