Museo LoPiù

Museo LoPiù
(Logo designed by Juan Carlos Cuba)

Translate

jueves, 2 de julio de 2015

Hermann Hesse (Calw, Wurtemberg, Imperio alemán, 2-7-1877 / Montagnola, Tesino, Suiza, 9-8-1962): In memoriam

EL LOBO ESTEPARIO

Hoy es aniversario natal del escritor alemán nacionalizado suizo Hermann Hesse. Uno de los escritores más representativos de la Europa de entreguerras, fue continuador de la línea del romanticismo alemán e intérprete al mismo tiempo de los problemas de la sociedad moderna. El tema central de su obra es la inquietud del hombre en busca de su destino. Ganó el Premio Nobel de Literatura en 1946 y a su muerte se convirtió en una figura de culto en el mundo occidental. Es uno de los escritores europeos más leídos en todo el mundo.
Vástago de una tradicionalista familia de misioneros cristianos, fue destinado al estudio de la teología y enviado en 1891 al seminario evangélico de Maulbronn. De allí se fugó al año siguiente, siendo sucesivamente expulsado de varios colegios. Un intento de suicidio hizo que su familia lo ingresase en un manicomio y en diversas instituciones infantiles. Tras abandonar los estudios comenzó a trabajar como mecánico en una fábrica de relojes y más tarde se empleó en una librería, donde surgiría su pasión por la literatura, educándose a sí mismo a base de lecturas. A partir de 1898, con su sueldo de asistente de librero, consiguió independencia económica. Después del éxito de su primera novela Peter Camenzind (1904) -inspirada en recuerdos de su reciente juventud y donde ya aborda el tema de la soledad del ser humano, una de las constantes de toda su escritura- se instaló a orillas del lago de Constanza dedicado a la literatura. Ese mismo año se casó con María Bernoulli, matrimonio del que nacieron sus hijos Bruno (1905), Heiner (1909) y Martin (1911).
Peter Camenzind puede ser considerada un arquetipo del género conocido como novela iniciática, de escritura reflexiva y melancólica, sobre un joven que llega del campo a la ciudad para, tras llevar una vida de vagabundo, acabar huyendo de la cultura urbana y regresar a la naturaleza y la vida sencilla. En esa misma línea, Bajo las ruedas (1906) expresa la rebelión contra la educación formal y la autoridad. Gertrud (1910) completó la primera etapa en su producción narrativa caracterizada por un idealismo juvenil.
Tras un viaje a la India, en 1912 se trasladó a Berna, la capital de Suiza, abandonando Alemania para siempre. El estallido de la Primera Guerra Mundial en 1914 le horrorizó y, tras presentarse como voluntario en la embajada de Alemania, fue declarado inútil para el combate y destinado en Berna para asistir a prisioneros de guerra en su embajada. Sus escritos antibelicistas le hicieron ser tildado de traidor por la prensa alemana, lo que unido a la muerte de su padre, una grave enfermedad de su hijo menor y un episodio esquizofrénico de su esposa, le sumieron en una profunda depresión que precisó de tratamiento psicoterapéutico entre 1916 y 1917, época en la que Hesse comenzó a interesarse por el psicoanálisis y las teorías propuestas por el psiquiatra suizo Carl Jung. Los protagonistas de sus nuevas novelas se convirtieron en individuos solitarios a través de los cuales se puede vislumbrar a la perfección la profunda crisis de los valores en que está sumido el mundo burgués. Sus escritos se fueron enfocando hacia la búsqueda espiritual de nuevos objetivos que sustituyeran a los tradicionales, que ya no eran válidos. Fruto de sus experiencias introspectivas surgió Demian (1919), publicada bajo el seudónimo Emil Sinclair. Aun escrita en medio de una acusada crisis existencial, la novela es sin embargo un canto a la amistad, al arte y a la vida. Siddharta (1922), diametralmente distinta, recoge la experiencia del autor en la India y su interés por el misticismo oriental, y se convertiría, una generación más tarde, en el libro de cabecera de los primeros 'hippies', difusores en Occidente de la cultura budista. Toda la historia gira alrededor de un protagonista que, en permanente conflicto entre el mundo burgués en el que vive y las exigencias del artista que es, se contempla a sí mismo como un ser desgarrado y dividido, un esquizofrénico incapaz de conciliar sus dos mitades.
Tras el armisticio, con su matrimonio arruinado y vendida su casa de Berna, Hesse se había mudado a Montagnola, donde alquiló un pequeño castillo en el que se dedicó a escribir y a pintar. En 1923 adoptó la nacionalidad suiza. Al año siguiente se casó con Ruth Wenger, matrimonio que no fue consumado.
El lobo estepario (1927), el más célebre de los títulos de Hesse, inicia sin duda la etapa de madurez de su obra: está construido a partir de las notas póstumas del artista Harry Haller, introducidas por los comentarios de un editor, y es un lúcido análisis sobre la locura de una época en la que muere lo viejo sin que haya nacido algo nuevo. La obra simboliza la escisión entre la individualidad rebelde y las convenciones burguesas. Narciso y Goldmundo (1930), situada en una imprecisa alba del Renacimiento, presenta la contraposición de Narciso, el monje ascético, y Goldmundo, el artista, en una escuela monástica, donde traban amistad. Es la confrontación entre el mundo paterno, encarnado en el logos y la ciencia, y el arte maternal, que no representa una certeza sino una búsqueda de por vida.
En 1931 se casó con Ninon Dolbin y, mientras observaba con preocupación el ascenso del nazismo en su país de origen, comenzó a concebir su último gran proyecto literario, la novela El juego de abalorios (1943), que, situada en un futuro utópico, cierra lo que puede entenderse como una trilogía de culminación de la obra de Hesse, a través de un nuevo intento de reunión (los abalorios) del mundo de las artes y de las ciencias: un auténtico resumen de los esfuerzos anteriores del autor por reflejar la inquietante dualidad entre el pensamiento y el espíritu. Esta obra fue decisiva para que se le concediese el Nobel de Literatura en 1946. También recibió Premio Goethe (1946), y el Premio de la Paz del Comercio Librero Alemán (1953), pero no acudió a las respectivas ceremonias. Indiferente a las corrientes y movimientos literarios, rara vez aparecía en público y jamás firmó ejemplares.
Sus últimas publicaciones fueron colecciones de cuentos, relatos y meditaciones, y en 1951 la antología literaria de este educador humano, que une la interioridad de la lucha sostenida para la existencia del espíritu, consciente de su propia responsabilidad, con la advertencia dirigida a su misma época en peligro y al pueblo alemán. La edición completa de las obras de Hermann Hesse, en seis tomos, apareció en 1952. Diez años después, Hermann Hesse falleció mientras dormía, a causa de una hemorragia cerebral a los 85 años.


No hay comentarios:

Publicar un comentario