Museo LoPiù

Museo LoPiù
(Logo designed by Juan Carlos Cuba)

Translate

sábado, 14 de marzo de 2015

Tribute to Michael Caine (Londres, UK, 14-3-1933)

SUTIL Y COMPLEJO
 
El admirable actor inglés Michael Caine cumple hoy 82 años. Ganador de dos Oscars (entre seis candidaturas), tres Globos de Oro, un BAFTA competitivo y otro honorífico, es uno de los intérpretes británicos más célebres y prestigiosos de todos los tiempos. De indiscutible y versátil talento, manifiesto tanto en el cine de su país como en producciones de Hollywood, su asombrosa y prolífica carrera de casi 60 años y más de 115 películas casi no ha conocido altibajos. En el año 2000 la corona británica le nombró Caballero con el título de Sir.

Semblanza biográfica a partir de la página El Criticón:

Maurice Joseph Micklewhite, verdadero nombre de Michael Caine, nació en el barrio londinense de Bermondsey en el seno de una familia humilde. Su padre era un estibador irlandés y su madre empleada de hogar. Poco aplicado en los estudios, el joven Maurice se enroló en el ejército británico, llegando a luchar en la Guerra de Corea. Cuando terminó el conflicto bélico trabajó en diferentes oficios mientras asistía a clases de interpretación. Su oportunidad llegó cuando fue contratado como asistente del director en la compañía de teatro Horsham Repertory Company. Por esa época adoptó el nombre de Michael Caine. Entre la segunda mitad de la década de los años 50 y la primera de los 60, Caine apareció en un buen número de producciones teatrales y en trabajos para la pequeña pantalla. Su elegante porte y acento cockney pudo ser disfrutado en la gran pantalla durante esa época, aunque con breves papeles en películas como Infierno en Corea (1956) de Julian Amyes, La llave (1958) de Carol Reed, Zafarrancho en la marina (1960) de Robert Asher o El honrado gremio del robo (1963) de Cliff Owen.
Su primer papel importante como actor cinematográfico fue Zulú (1964), film de aventuras coloniales realizado por Cy Endfield que contaba con el protagonismo principal de Stanley Baker y Jack Hawkins. Este título fue el preámbulo para el protagonismo en la película que le convirtió en estrella en todo el mundo, Alfie (1966), comedia dramática dirigida por Lewis Gilbert que le llegó a proporcionar una candidatura al premio Oscar. Con anterioridad Michael Caine había sido elegido como actor protagonista para encarnar al detective Harry Palmer, un sosias de James Bond que apareció en tres películas: Ipcress (1965) de Sidney J. Furie, Funeral en Berlin (1966) de Guy Hamilton y Un cerebro de un billón de dólares (1967) de Ken Russell. Otros importantes films de finales de los años 60 en los que intervino Caine fueron La caja de las sorpresas (1966) de Bryan Forbes, comedia negra con John Mills y Ralph Richardson, Ladrona por amor (1966) de Ronald Neame, comedia con Shirley MacLaine, La noche deseada (1967) de Otto Preminger, drama con Jane Fonda, Siete veces mujer (1967) de Vittorio de Sica, comedia de episodios con Shirley MacLaine, Angustia mortal (1968) de Bryan Forbes, thriller con Giovanna Ralli, El mago (1968) de Guy Green, film de misterio con Anthony Quinn, Candice Bergen y Anna Karina, Un trabajo en Italia (1969) de Peter Collinson, comedia de acción con  Noël Coward, Mercenarios sin gloria (1969) de Andre de Toth, ambientada en la Segunda Guerra Mundial, o La batalla de Inglaterra (1969) de Guy Hamilton, film bélico con reparto multiestelar.
En los años 70 el prolífico Michael Caine confirmó su estrellato al protagonizar cintas de muy diversos géneros como Comando en el mar de China (1970) de Robert Aldrich, título bélico con  Cliff Robertson y Henry Fonda, El último valle (1970) de James Clavell, drama histórico con Omar Sharif y Florinda Bolkan, Asesino implacable (1971) de Mike Hodges, neo noir con Britt Ekland, Salvaje y peligrosa (1972) de Brian G. Hutton, drama triangular con Elizabeth Taylor y Susannah York, Historias peligrosas (1972) de Mike Hodges, comedia de intriga con Mickey Rooney, La huella (1972) de Joseph L. Mankiewicz, fascinante thriller de misterio que supuso un auténtico tour de force con Laurence Olivier, resultando ambos actores nominados al Oscar, El molino negro (1974) de Don Siegel, thriller de espionaje con Donald Pleasence y Delphine Seyrig, Contrato en Marsella (1974) de Robert Parrish, thriller con Anthony Quinn y James Mason, La conspiración (1975) de Ralph Nelson, thriller con Sidney Poitier, Una inglesa romántica (1975) de Joseph Losey, comedia dramática con Glenda Jackson y Helmut Berger, El hombre que pudo reinar (1975) de John Huston, clásico de aventuras con Sean Connery, Harry y Walter van a Nueva York (1976), comedia de época con James Caan, Elliott Gould y Diane Keaton, Ha llegado el águila (1977) de John Sturges, thriller bélico con Donald Sutherland y Robert Duvall, Un puente lejano (1977) de Richard Attenborough, título bélico con reparto multiestelar, El enjambre (1978) de Irwin Allen, película de catástrofes que resultó un fiasco pese a su reparto de estrellas, California suite (1978) de Herbert Ross, comedia de episodios basada en una obra de Neil Simon, donde era el marido gay de Maggie Smith, o Ébano (1979) de Richard Fleischer, título de aventuras basado en una novela de Alberto Vázquez Figueroa.
La carrera de Michael Caine durante las siguientes décadas continuó a buen ritmo, apareciendo en multitud de producciones, tanto de cine como de televisión. Las más conocidas son el thriller erótico Vestida para matar (1980) de Brian de Palma, con Angie Dickinson y Nancy Allen, el film de terror La mano (1981) de Oliver Stone, el drama carcelario-futbolístico Evasión o victoria (1981) de John Huston, la comedia negra La trampa de la muerte (1982) de Sidney Lumet, con Christopher Reeve y Dyan Cannon, la comedia dramática Educando a Rita (1983) de Lewis Gilbert, con Julie Walters, que proporcionó sendos premios BAFTA, Globos de Oro y nominaciones al Oscar a la pareja protagonista, el drama de intriga Cónsul honorario (1983) de John Mackenzie, basado en una novela de Graham Greene, donde compartió créditos con Richard Gere, la comedia romántica Lío en Río (1984) de Stanley Donen, con Joseph Bologna, la magnífica comedia dramática Hannah y sus hermanas (1986) de Woody Allen, por la que, después de tres previas candidaturas al Oscar al mejor actor principal, finalmente lo gana como secundario, la comedia Dulce libertad (1986) de Alan Alda, deliciosa mirada a los entresijos del mundo del cine, el interesante neo noir Mona Lisa (1986) de Neil Jordan, con Bob Hoskins, el thriller La calle de la Media Luna (1986) de Bob Swaim, con Sigourney Weaver, los thrillers de espionaje La sombra del delator (1986) de Simon Langton, con James Fox, y El cuarto protocolo (1987) de John Mackenzie, con Pierce Brosnan, la comedia Un par de seductores (1988) de Franz Oz, con Steve Martin, la comedia vodevilesca ¡Qué ruina de función! (1992) de Peter Bogdanovich, el neo noir Sangre y vino (1996) de Bob Rafelson, con Jack Nicholson, la comedia dramática Little voice (1998) de Mark Herman, con Brenda Blethyn, Jim Broadbent, Ewan McGregor y Jane Horrocks, por la que consiguió su segundo Globo de Oro, el drama Las normas de la casa de la sidra (1999) de Lasse Hallström, con Tobey Maguire y Charlize Theron, en el papel de un médico pro-abortista por el que recibe su segundo Oscar como actor secundario, el drama de época Quills (2000) de Philip Kaufman, con Geoffrey Rush como el Marqués de Sade, además de Kate Winslet y Joaquin Phoenix, la comedia Miss Agente Especial (2000) de Donald Petrie, un enorme éxito de taquilla protagonizado por Sandra Bullock, la comedia dramática Last orders (2001) de Fred Schepisi, con Tom Courtenay, David Hemmings, Bob Hoskins, Helen Mirren y Ray Winstone, el drama de intriga El americano impasible (2002) de Phillip Noyce, segunda adaptación al cine de la novela de Graham Greene, con Brendan Fraser, por la que Caine vuelve a ser candidato al Oscar al mejor actor principal, el thriller La sentencia (2003) de Norman Jewison, con Tilda Swinton y Jeremy Northam, Batman begins (2005) de Christopher Nolan, con Christian Bale, el thriller de ciencia-ficción Hijos de los hombres (2006) de Alfonso Cuarón, con Clive Owen y Julianne Moore, el drama El truco final (El prestigio) (2006) de Christopher Nolan, con Hugh Jackman, Christian Bale y Scarlett Johansson, el remake La huella (2007) de Kenneth Branagh, donde Jude Law se hacía cargo del papel que Caine interpretó treinta y cinco años antes, las nuevas y muy taquilleras secuelas de la franquicia Batman El caballero oscuro (2008) y El caballero oscuro: La leyenda renace (2012), ambas de Christopher Nolan y de nuevo con Christian Bale como Batman, el thriller de ciencia-ficción Origen (2010) de Christopher Nolan, con Leonardo DiCaprio, el thriller Ahora me ves... (2013) de Louis Leterrier, el drama postapocalíptico de ciencia-ficción Interstellar (2014) de Christopher Nolan (director que en el último decenio cuenta con él en todas sus producciones), con Matthew McConaughey, Anne Hathaway y Jessica Chastain, o la comedia de espías Kingsman: Servicio secreto (2014) de Matthew Vaughn, con Peter Firth.
En cuanto a su vida sentimental, Michael Caine estuvo casado entre 1955 y 1958 con la actriz Patricia Haines, a la que conoció en su primera etapa en el teatro. La pareja tuvo una hija a la que llamaron Dominique (nacida en el año 1956). Tras su divorcio se casó por segunda vez en 1973 con la modelo y Miss Guayana Shakira Baksh, su actual esposa, con quien ese mismo año tuvo a su hija Natasha.


No hay comentarios:

Publicar un comentario