Museo LoPiù

Museo LoPiù
(Logo designed by Juan Carlos Cuba)

Translate

martes, 31 de marzo de 2015

Tribute to Richard Chamberlain (Beverly Hills, California, US, 31-3-1934)

DOCTOR Y CLÉRIGO en TV (Dr. James Kildare & Father Ralph De Bricassart)

El polifacético actor estadounidense de televisión, cine y teatro Richard Chamberlain cumple hoy 81 años. Fue muy popular por su participación en las series televisivas "Dr. Kildare", "Shogun" y "El pájaro espino".

Reseña biográfica a partir de la página El Criticón:

Hijo de un vendedor, George Richard Chamberlain se graduó en la Beverly Hills High School y luego estudió en el Pomona College, en donde destacó como atleta. Más tarde pasó por el ejército y llegó a participar en la Guerra de Corea. En la parte final de los años 50 se unió a grupos teatrales y trabajó en la televisión antes de debutar en el cine con El secreto de los arrecifes (1960), un thriller dirigido por William Witney con Peter Falk en el reparto y conseguir la popularidad a comienzos de la siguiente década al protagonizar la teleserie "Dr. Kildare" (1961-1966), que le valió un Globo de Oro además de convertirle en teen-idol. En los años 60, pudo ser visto en el western Fort Comanche (1961) de Joseph M. Newman, con Richard Boone y George Hamilton, el drama judicial A cualquier precio (1963) de Boris Sagal, su primer papel protagonista en la gran pantalla, el drama romántico Alegre amanecer (1965) de Alex Segal, coprotagonizado por Yvette Mimieux, Petulia (1968), drama de Richard Lester en el que estaba casado con Julie Christie, o La loca de Chaillot (1969) de Bryan Forbes, comedia dramática protagonizada por Katharine Hepburn. En 1969 protagonizó Hamlet de Shakespeare para el Birmingham Repertory Theatre.
A lo largo de su trayectoria como actor, Chamberlain interpretó a diversos personajes reales, fuese en televisión o en el cine. Al lado de Charlton Heston se convirtió en Octavio Augusto en Asesinato de Julio César (1970) de Stuart Burge, fue el compositor Piotr Ilich Tchaikowsky en La pasión de vivir (1970) de Ken Russell, donde Glenda Jackson era su mujer, o encarnó al escritor Lord Byron en Lady Caroline Lamb (1973) de Robert Bolt, drama de época con Sarah Miles y Peter Finch. En televisión interpretó al rey inglés Eduardo VIII junto a Faye Dunaway en "La mujer que yo amo" (1972), fue F. Scott Fitzgerald en "F. Scott Fitzgerald and the last of the Belles" (1974) o interpretó a Giacomo Casanova en "Casanova" (1987). También rodó varias adaptaciones de clásicos literarios, convirtiéndose en Aramis para Richard Lester en Los Tres Mosqueteros (1973), Los Cuatro Mosqueteros (1974) y El regreso de los Tres Mosqueteros (1989), películas basadas en personajes creados por Alejandro Dumas. En televisión también participó en otras adaptaciones de Dumas interpretando el papel de Edmond Dantès en "El Conde de Montecristo" (1975) y como Luis XIV de Francia y su hermano Philippe en "La máscara de hierro" (1977), así como en la serie del oeste "Centennial" (1978-1979). Otros títulos de su filmografía en los años 70 son El coloso en llamas (1974) de John Guillermin, multiestelar película de desastres, La zapatilla y la rosa: La historia de Cenicienta (1976) de Bryan Forbes, versión musical del famoso cuento europeo, La última ola (1977) de Peter Weir, drama psicológico de suspense que es uno de sus mejores títulos cinematográficos, o El enjambre (1978) de Irwin Allen, otra producción de catástrofes con reparto multiestelar.
En la década de los 80 triunfó en la pequeña pantalla con series como "Shogun" (1980) y "El pájaro espino" (1983), por las que recibió sendos Globos de Oro. En este período protagonizó junto a Sharon Stone las películas de aventuras Las minas del Rey Salomón (1985) de J. Lee Thompson y Allan Quatermain en la ciudad perdida del oro (1986) de Gary Nelson, adaptaciones de novelas de H. Ridder Haggard. En adelante apareció esporadicamente en la gran pantalla interpretando roles secundarios en producciones menores y en televisión, su medio más habitual, donde protagonizó versiones de "El caso Bourne" (1988) y "La noche del cazador" (1991). En Broadway representó revivals de musicales como My fair Lady y The sound of music.
Richard Chamberlain, homosexual no confeso hasta que en 2003 publicó su autobiografía «Shattered love», tiene como pareja desde 1977 al actor Martin Rabbett, a quien se unió civilmente en el estado de Hawaii después de haberlo adoptado.


lunes, 30 de marzo de 2015

Francisco Goya paintings

FRANCISCO DE GOYA Y LUCIENTES (Fuendetodos, Zaragoza, España, 30-3-1746 / Burdeos, Francia, 16-4-1828): IN MEMORIAM

Hoy es aniversario natal del celebérrimo pintor español Francisco José de Goya y Lucientes, el artista europeo más importante de su tiempo y el que ejerció mayor influencia en la evolución posterior de la pintura. Siempre ligado a las circunstancias que le tocó vivir, pasó de pinturas de tema religioso y escenas idílicas o costumbristas, plasmadas con colores claros y vivos e impregnadas de alegría y romanticismo, a retratista de la Corte, con atento estudio de las posturas y las expresiones, así como de los contrastes de luces y sombras. Sus grabados al aguafuerte, con personajes extraños y macabros, constituyen una crítica feroz de la sociedad civil y religiosa de la época. Tras la invasión de España por las tropas napoleónicas, plasmó los horrores de la guerra y sus dramáticas consecuencias, dando testimonio de las atrocidades cometidas por los dos bandos. Finalmente retratista de la España más negra, sus últimas obras, tanto por su originalidad temática como por su técnica pictórica de pincelada amplia y suelta, se consideran precursoras tanto del impresionismo como del expresionismo. Su obra, fecunda y versátil, de gran libertad técnica y brillantez de ejecución, no ha dejado de acrecentar la importancia de su figura hasta nuestros días.

Reseña biográfica procedente (con algún retoque) de la página artehistoria:

Los grandes genios son siempre difíciles de encasillar. Habitualmente ellos marcan las pautas de un estilo concreto pero a veces, y es el caso de Goya, se desvinculan del estilo característico de su tiempo. Quizá la figura de Goya sea más atrayente por lo que supone de ruptura. Francisco de Goya y Lucientes nace en un pequeño pueblo de la provincia de Zaragoza llamado Fuendetodos el 30 de marzo de 1746. Sus padres formaban parte de la clase media baja de la época; José Goya era un modesto dorador que poseía un taller en propiedad y poco más, de hecho "no hizo testamento porque no tenía de qué" según consta en su óbito parroquial. Engracia Lucientes pertenecía a una familia de hidalgos rurales venida a menos. La familia tenía casa y tierras en Fuendetodos por lo que el pintor nació en este lugar, pero pronto se trasladaron a Zaragoza. En la capital aragonesa recibió Goya sus primeras enseñanzas; fue a la escuela del padre Joaquín donde conoció a su amigo íntimo Martín Zapater y parece que acudió a la escuela de dibujo de José Ramírez. Con doce años aparece documentado en el taller de José Luzán, quien le introdujo en el estilo decadente de finales del Barroco. En este taller conoció a los hermanos Bayeu, muy importantes para su carrera profesional. Zaragoza era pequeña y Goya deseaba aprender en la Corte; este deseo motiva el traslado durante 1763 a Madrid, participando en el concurso de las becas destinadas a viajar a Italia que otorgaba la Academia de San Fernando, sin obtener ninguna. En la capital de España se instalará en el taller de Francisco Bayeu, cuyas relaciones con el dictador artístico del momento y promotor del Neoclasicismo, Antón Rafael Mengs, eran excelentes. Bayeu mostrará a Goya las luces, los brillos y el abocetado de la pintura. Durante cinco años permaneció en el taller, concursando regularmente en el asunto de la pensión, siempre con el mismo resultado. Así las cosas, decidió ir a Italia por su cuenta; dicen que llegó a hacer de torero para obtener dinero. El caso es que en 1771 está en Parma, presentándose a un concurso en el que obtendrá el segundo premio; la estancia italiana va a ser corta pero muy productiva (Aníbal vencedor contempla por primera vez Italia desde los Alpes, Sacrificio a Pan). A mediados de 1771 está trabajando en Zaragoza, donde recibirá sus primeros encargos dentro de una temática religiosa y un estilo totalmente académico. El 25 de julio de 1773 Goya contrae matrimonio en Madrid con María Josefa Bayeu, hermana de Francisco y Ramón Bayeu por lo que los lazos se estrechan con su "maestro". Los primeros encargos que recibe en la Corte son gracias a esta relación. Su destino sería la Real Fábrica de Tapices de Santa Bárbara, para la que Goya deberá realizar cartones, es decir, bocetos que después se transformarán en tapices. La relación con la Real Fábrica durará 18 años y en ellos realizará sus cartones más preciados: Merienda a orillas del Manzanares, El quitasol, El cacharrero, La vendimia o La boda. Por supuesto, durante este tiempo va a efectuar otros encargos importantes; en 1780 ingresa en la Academia de San Fernando para la que hará un Cristo crucificado, actualmente en el Museo del Prado. Y ese mismo año decora una cúpula de la Basílica del Pilar de Zaragoza, aunque el estilo colorista y brioso del maestro no gustara al Cabildo catedralicio y provocara el enfrentamiento con su cuñado Francisco Bayeu. Al regresar a Madrid trabaja para la recién inaugurada iglesia de San Francisco el Grande por encargo de un ministro de Carlos III. En Madrid se iniciará la faceta retratística de Goya, pero será durante el verano de 1783 cuando retrate a toda la familia del hermano menor de Carlos III, el infante D. Luis, en Arenas de San Pedro (Ávila) en el cuadro La familia del infante don Luis de Borbón, sirviéndole para abrirse camino en la Corte, gracias también a su contacto con las grandes casas nobiliarias como los Duques de Osuna o los de Medinaceli, a los que empezará a retratar, destacando Los Duques de Osuna y sus hijos, uno de los hitos en la carrera de Goya. Carlos IV sucede a su padre en diciembre de 1788; la relación entre Goya y el nuevo soberano será muy estrecha, siendo nombrado Pintor de Cámara en abril de 1789. Este nombramiento supone el triunfo del artista y la mayor parte de la Corte madrileña pasa por su estudio para hacerse retratos, que cobra a precios elevados. Durante 1792 el pintor cae enfermo; desconocemos cuál es su enfermedad pero sí que como secuela dejará a Goya sordo para el resto de sus días. Ocurrió en Sevilla y Cádiz y en Andalucía se recuperará durante seis meses; esta dolencia hará mucho más ácido su carácter y su genio se verá reforzado. El estilo suave y adulador dejará paso a una nueva manera de trabajar. Al fallecer su cuñado en 1795 ocupará Goya la vacante de Director de Pintura en la Academia de San Fernando, lo que supone un importante reconocimiento. Este mismo año se iniciará la relación con los Duques de Alba, especialmente con Doña Cayetana, cuya belleza y personalidad cautivarán al artista. Cuando ella enviudó, se retiró a Sanlúcar de Barrameda y contó con la compañía de Goya, realizando varios cuadernos de dibujos en los que se ve a la Duquesa en escenas comprometidas. De esta relación surge la hipótesis de que Doña Cayetana fuera la protagonista de dos de los cuadros más famosos de Goya: La maja desnuda y La maja vestida. Pero también intervendrá en la elaboración de los Caprichos, protagonizando algunos de ellos. En estos grabados Goya critica la sociedad de su tiempo de una manera ácida y despiadada, manifestando su ideología ilustrada. En 1798 el artista realiza la llamada Capilla Sixtina de Madrid para emular a la romana de Miguel Ángel: los frescos del Milagro de San Antonio de Padua en San Antonio de la Florida, en los que representa al pueblo madrileño asistiendo a un milagro. Este mismo año firma también el excelente retrato de su amigo Jovellanos. El contacto con los reyes va en aumento hasta llegar a pintar La Familia de Carlos IV, en la que el genio de Goya ha sabido captar a la familia real tal y como era, sin adulaciones ni embellecimientos. La Condesa de Chinchón será otro de los fantásticos retratos del año 1800. Los primeros años del siglo XIX transcurren para Goya de manera tranquila, trabajando en los retratos de las más nobles familias españolas, aunque observa con expectación cómo se desarrollan los hechos políticos. El estallido de la Guerra de la Independencia en mayo de 1808 supone un grave conflicto interior para el pintor ya que su ideología liberal le acerca a los afrancesados y a José I, mientras que su patriotismo le atrae hacia los que están luchando contra los franceses. Este debate interno se reflejará en su pintura, que se hace más triste, más negra, como muestran El coloso o la serie de grabados Los Desastres de la Guerra. Su estilo se hace más suelto y empastado. Al finalizar la contienda pinta en 1814 sus famosos cuadros sobre el dos (La carga de los mamelucos en la Puerta del Sol) y el tres ( Los fusilamientos del 3 de mayo en la montaña del Príncipe Pío) de mayo de 1808. Como Pintor de Cámara que es debe retratar a Fernando VII quien, en último término, evitará que culmine el proceso incoado por la Inquisición contra el pintor por haber firmado láminas y grabados inmorales y por pintar la Maja Desnuda. A pesar de este gesto, la relación entre el monarca y el artista no es muy fluida; no se caen bien mutuamente. La Corte madrileña gusta de retratos detallistas y minuciosos que Goya no proporciona al utilizar una pincelada suelta y empastada. Esto provocará su sustitución como pintor de moda por el valenciano Vicente López. Goya inicia un periodo de aislamiento y amargura con sucesivas enfermedades que le obligarán a recluirse en la Quinta del Sordo, finca en las afueras de Madrid en la que realizará su obra suprema: las Pinturas Negras, en las que recoge sus miedos, sus fantasmas, su locura (Duelo a garrotazos, El aquelarre, Saturno devorando a un hijo...). En la Quinta le acompañaría su ama de llaves, Leocadia Zorrilla Weis, con quien tendrá una hija, Rosario. De su matrimonio con Josefa Bayeu había nacido su heredero, Francisco Javier. Goya está harto del absolutismo que impone Fernando VII en el país, así que en 1824 se traslada a Francia, en teoría a tomar las aguas al balneario de Plombières pero en la práctica a Burdeos, donde se concentraban todos sus amigos liberales exiliados. Aunque viajó a Madrid en varias ocasiones, sus últimos años los pasó en Burdeos donde realizará su obra final, La lechera de Burdeos, en la que anticipa el Impresionismo. Goya fallece en Burdeos en la noche del 15 al 16 de abril de 1828, a la edad de 82 años. Sus restos mortales descansan desde 1919 bajo sus frescos de la madrileña ermita de San Antonio de la Florida, a pesar de que falte la cabeza, ya que parece que el propio artista la cedió a un médico para su estudio.

Francisco de Goya, Autorretrato, 1815

En el video, un resumen de la obra goyesca con "Arabesca" (de 12 Danzas Españolas de Enrique Granados) como fondo musical.
(Nota: el penúltimo retrato de Goya que aparece en el clip no fue realizado por el pintor aragonés, sino por el valenciano Vicente López Portaña en 1826).
 

Paul Verlaine (Metz, Francia, 30-3-1844 / París, 8-1-1896): In memoriam

EL PRÍNCIPE DE LOS POETAS

Hoy es aniversario natal del gran poeta francés Paul Verlaine. Considerado el maestro del decadentismo y principal precursor del simbolismo, es, en realidad, el único poeta francés que merece el epíteto de «impresionista» y, junto con Victor Hugo, el mayor poeta lírico francés del siglo XIX.

Reseña a partir de las páginas Buscabiografías y Biografías y Vidas:

"La independencia siempre fue mi deseo, la dependencia siempre fue mi destino" (Paul Verlaine)

Hijo de un oficial del Ejército, tras instalarse su familia en París en 1851, cursó estudios en el Liceo Bonaparte. Lector asiduo de poesía romántica -sintiendo una predilección especial por Víctor Hugo-, sus primeros versos datan de 1858. Inicia estudios de derecho y posteriormente trabaja como empleado en una compañía de seguros y luego en el ayuntamiento de París durante siete años. De carácter melancólico y taciturno, un día deja todo y se entrega a la absenta y a escribir en las tabernas parisinas del mundo de la bohemia, pasando a una vida de un cierto grado de indigencia económica. En los cafés escribe versos relacionándose con los poetas parnasianos, a quienes había comenzado a frecuentar a partir de 1860. En aquel tiempo, se reconoce admirador de Charles Baudelaire. 
En 1863 aparecía en la Revue du progrès moral el primer poema de Paul Verlaine, augurando una obra ambigua, infinitamente bella, que vagabundea en el umbral de la modernidad. Sus primeras obras como, Poemas saturnianos (1866) que trata sobre la fatalidad a la que están condenados sin redención posible cuantos nacen, como él, bajo el signo de Saturno, y Fiestas galantes (1869), exponen el rechazo al romanticismo parnasiano. Su verso se centra más en aspectos técnicos como la sonoridad que en el sentimentalismo.
Después de una crisis producida por el amor no correspondido que le inspiró su prima Élise Moncomble, en 1870 se casa con Mathilde Mauté de Fleurville -que apenas tenía dieciséis años- e intenta integrarse en una burguesía decente aspirando a una vida "sencilla y tranquila", aunque abandonó a su esposa dos años después para viajar y vivir con el poeta de 17 años Arthur Rimbaud, al que sigue a Bélgica e Inglaterra. En 1873, estando borracho y cuando Arthur quiere romper la relación que les une, Verlaine le descerraja un tiro en la pierna, por lo que pasó dos años en prisión. Su colección Romanzas sin palabras (1874), escrita durante su estancia en la cárcel, se basa en la relación con Rimbaud. Buscando refugio en el catolicismo, su reconversión inspiró un volumen de poesía religiosa titulado Sabiduría (1880). Fue profesor de francés en Inglaterra de 1875 a 1877 y regresó a Francia posteriormente donde dio clases de inglés. A su alumno Lucien Létinois, al que llamaba hijo adoptivo, dedicaría muchas de las elegías de Amor (1888). En 1883, tras la repentina muerte por fiebres tifoideas de Létinois, llevó en Coulommes una vida escandalosa, alternando unas etapas de desenfreno alcohólico con otras de arrepentimiento ascético. De este período data la publicación de Los poetas malditos (1884), en que dio a conocer a Rimbaud, Tristan Corbière y Stéphane Mallarmé, y Antaño y hogaño (1884), colección de poemas, transformándose en poeta simbolista, interesado en el sueño y la ilusión. Establecido definitivamente en París a partir de 1885, escribió prosa autobiográfica, como Memorias de un viudo (1886), Mis hospitales (1891) y Confesiones (1895). En sus últimos años gozó de gran prestigio literario, dio conferencias en Bélgica y Gran Bretaña y fue elegido «Príncipe de los poetas» en 1894, lo que contrasta con la miseria y el estado de degradación en que vivía. Paul Verlaine falleció en París a los 51 años. Su influencia se manifiesta poderosamente en los poetas franceses posteriores.




Llueve en mi corazón

Llueve en mi corazón
Como llueve en la ciudad;
¿Qué es esta languidez
Que penetra mi corazón?

¡Oh dulce ruido de la lluvia
Por tierra y en los techos!
Para un corazón que se aburre,
¡Oh el canto de la lluvia!

Llora sin razón
Este corazón hastiado.
¡Qué! ¿ninguna traición?...
Este duelo es sin razón.

Es pues la peor pena
De no saber por qué
Sin amor y sin odio
Mi corazón tiene tanta pena.

domingo, 29 de marzo de 2015

Vintage Moustache

Charlie Chaplin

Salvador Dalí

Albert Einstein

Groucho Marx

John Barrymore

John Gilbert

Ramon Novarro

Adolphe Menjou

Warner Oland

Douglas Fairbanks, Sr.

Douglas Fairbanks, Jr.

Melvyn Douglas

Basil Rathbone

William Powell

Clark Gable

Errol Flynn

Fred McMurray

Ronald Colman

Jorge  Negrete

Gilbert Roland

Laurence Olivier

Clifton Webb

Brian Donlevy

Vincent Price

David Niven

Dirk Bogarde

Paul Newman

Mario Moreno 'Cantinflas'

 Marcello Mastroianni

Domenico Modugno

Lino Ventura

Peter Sellers

Omar Sharif

 John Lennon

Paul McCartney

George Harrison

 Ringo Starr

Mark Spitz

 Jimi Hendrix

Frank Zappa

Charles Bronson

Robert Redford

Jack Nicholson

Burt Reynolds

 Tom Selleck

Sean Connery

Richard Pryor

Sam Elliott

 Freddie Mercury

 Willy DeVille