Museo LoPiù

Museo LoPiù
(Logo designed by Juan Carlos Cuba)

Translate

miércoles, 11 de febrero de 2015

Antonio Machín - Potpourri de éxitos (Dos gardenias - Amar y vivir - Angelitos negros)

ANTONIO MACHÍN (Sagua la Grande, Cuba, 11-2-1903 / Madrid, España, 4-8-1977): IN MEMORIAM

Hoy es aniversario natal del cantante cubano de boleros y música popular Antonio Abad Lugo Machín. Verdadero trotamundos de la música, viajó por Cuba, EE.UU. y Francia, hasta que la Segunda Guerra Mundial le llevó a España, donde comenzó actuando en salas barcelonesas y adquirió tal reputación que dominó la escena musical española durante casi tres décadas.
Hijo de un emigrante gallego y una negra cubana, nació en una numerosísima y modesta familia, en la que su madre le inculcó el amor al canto. Trabajó como albañil hasta que se trasladó a La Habana en 1926 para dedicarse profesionalmente a la música. Ese mismo año creó el Trío Luna (junto a Enrique Peláez y Manuel Luna); el éxito fue escaso y la duración del grupo efímera, por lo que, una vez disuelto, Machín pasó a formar parte del sexteto de Miguel Zabala, con quien realizó sus primeras grabaciones en 1929 (Aquellos ojos verdes, El manisero). Esta última alcanzó una enorme popularidad internacional
Un año después, el afamado director de orquesta Justo Azpiazu le reclamó para ser el vocalista de la Orquesta del Casino Nacional de La Habana, paso decisivo en su carrera que le permitió realizar sus primeras visitas al extranjero, actuando con éxito en Nueva York. Con la discográfica RCA, la citada Orquesta (con Antonio Machín a la cabeza) grabó medio centenar de canciones en menos de tres años.
Tras una breve estancia en Londres y una histórica presentación en Montecarlo, se establece en París, donde forma el grupo Antonio Machín y su Orquesta, que realiza una gira por Suecia. Pronto se vería obligado a renunciar a su intención de fijar su residencia en Francia por la situación política europea. Poco después de estallar la Segunda Guerra Mundial se trasladó a Barcelona, actuando en los clubes de Las Ramblas y quedándose finalmente en Madrid. Acompañado de la Orquesta de Miura De Sabré, editó sus primeras grabaciones y contrajo matrimonio en 1943 con una española, Angelita Rodríguez, a la que conoció tras una actuación en Sevilla. Su primer éxito en España fue el fox melódico Noche triste (1943), seguido por la habanera Yo te diré (1946) y los boleros Amar y vivir (1946) y Toda una vida (1946). El triunfo masivo le llegó con la canción moruna Angelitos negros (1947), dando comienzo a una imparable sucesión de éxitos que forman ya parte de la historia musical española de los decenios que siguieron a la posguerra: Ya sé que tienes novio (1947), Mira que eres linda (1948), Cuando me besas (1948), Dos gardenias (1949), Espérame en el cielo (1949), Esta noche o nunca (1949), No me vayas a engañar (1949), Madrecita (1949), Anoche hablé con la luna (1949, Somos (1950), Amor, no me quieras tanto (1950), Más daño me hizo tu amor (1952), Tus mentiras (1953), Mi rival (1955), Un compromiso (1955), Mar y cielo (1955), No puedo vivir contigo (1955), El huerfanito (1956), Deuda (1957), Qué tontería (1957), Dos perlas (1957), Los aretes de la luna (1960), Infamia (1960), Cuatro palabras (1960), Con los brazos abiertos (1960), Implorar (1960), Envidia (1960), Recuerdos de Andalucía (1960), Tengo una debilidad (1961), Esperanza (1961) o Camarera de mi amor (1961).
Su fama y popularidad se mantuvieron en adelante, y aunque los gustos musicales de las nuevas generaciones fueron cambiando, Antonio Machín mantuvo un público fiel y continuó grabando discos y actuando con total regularidad hasta su fallecimiento a los 74 años. Su huella en la memoria sentimental de los españoles es gigantesca. En 2006 se dedicó una estatua como homenaje a su figura en la Plaza Carmen Benítez de Sevilla, ciudad donde vivió y en la cual, además, una calle lleva su nombre. Recopilaciones de sus éxitos son reeditadas continuamente.

(Perfil ampliado a partir de la página Biografías y Vidas)


Monumento en memoria de Antonio Machín, obra del escultor Guillermo Plaza Jiménez, ubicado en Sevilla

Dos gardenias (Carrillo), Amar y vivir (Velázquez) y Angelitos negros (Alvarez Maciste / Eloy Blanco) fueron tres de los mayores éxitos en la España de la segunda mitad de los años 40 en la voz inconfundible de Antonio Machín.

No hay comentarios:

Publicar un comentario