Museo LoPiù

Museo LoPiù
(Logo designed by Juan Carlos Cuba)

Translate

domingo, 28 de diciembre de 2014

Manuel Puig (General Villegas, Argentina, 28-12-1932 / Cuernavaca, México, 22-7-1990): In memoriam

LA VIDA COMO MELODRAMA POPULAR
Hoy es aniversario natal del escritor argentino Manuel Puig, fallecido a los 57 años. Hijo de un comerciante y una farmacéutica, cinéfilo desde muy pequeño, lector desde la adolescencia, viajero en su juventud y cosmopolita en edad madura, escribió su primera novela a los 32 años, llegando a conformar una obra literaria que se nutrió de la cultura popular para delinear un estilo casi cinematográfico, tan innovador como irrepetible. Experimentando narrativamente con materiales de derribo como la novela rosa, el folletín escrito o radiado y la telenovela, de los que se apropió trascendiéndolos lucidamente, construyó un personal universo poblado de personajes proclives a la ensoñación, pero alienados y atrapados en su propia subcultura y finalmente abocados a la soledad, el abandono y el vacío existencial. Son relevantes su inventiva para revivir desvaídos recuerdos, su habilidad para reproducir diálogos coloquiales y su capacidad de penetración en la sordidez de las neurosis humanas, tras las que se ocultaba su aguda visión de narrador, pero sin dejar nunca de compadecer a quienes las padecen. Indisimulado homosexual, la obra de Puig, enmarcada en el llamado arte pop que irrumpió en la escena artística durante los años sesenta, se valora actualmente como una de las más originales del siglo XX.

Este es su perfil procedente de la página Biografías y Vidas:

A través de su afición por el cine y el uso paródico del habla coloquial creó una singular literatura. Fascinado por el séptimo arte, se vinculó en Buenos Aires a las vanguardias artísticas; marchó a Italia a estudiar cine y luego a Nueva York, donde amplió su conocimiento de sus estrellas preferidas, Greta Garbo, Marlene Dietrich y Rita Hayworth.
Su infancia transcurrió en el aislamiento de la pampa bonaerense. En 1951, una beca le permitió estudiar cinematografía en Roma (asistió a unos cursos de Cesare Zavattini) y trabajó luego en varios films como ayudante de dirección. La influencia del cine sobre su narrativa no es sólo de orden técnico sino también social y ambiguamente temático, configurando su mensaje, pues, al igual que el serial radiofónico, sirve al autor como marco y modelo que encuadran sentimentalmente la cursilería de la pequeña clase media. Dos rasgos merecen añadirse: el original enfoque del autor, que es implacablemente objetivo y de un humor ambiguo, y su predilección por personajes femeninos.
La propia actriz consintió en que utilizase su nombre en la novela La traición de Rita Hayworth (1968), que relata la iniciación amorosa de un adolescente a través de escenas de comedia rosa de Hollywood. Se trata de una evocación de su infancia pueblerina que resultó finalista en España del premio Biblioteca Breve. El periódico francés Le Monde la proclamó una de las mejores novelas del bienio 1968-1969. La estructura de la obra se basa en la superposición de distintos recursos que ponen de manifiesto las fantasías y alienaciones de los personajes.
Puig regresó a Buenos Aires, donde publicó Boquitas pintadas (1969), de la que afirmó era un folletín con el cual, sin renunciar a los experimentos estilísticos iniciados en su primera novela, intentaba una nueva forma de literatura popular; esta obra resultó, igualmente, un éxito de público, pero dividió la opinión de los críticos. Su tercera novela, The Buenos Aires affair (1973) encuentra su marco apropiado en el género policial pero, a su vez, cada capítulo se halla precedido por una cita cinematográfica. Fue secuestrada en Argentina y obligó a Puig a exiliarse, primero en Brasil y después en México.
En El beso de la mujer araña (1976), que fue llevada al cine y adaptada al teatro, abordó los temas del compromiso político y la homosexualidad. La obra transcurre en la cárcel, donde un homosexual refiere casi sin cesar a un preso político argumentos de películas clásicas con cuyas heroínas se identifica plenamente. A continuación publicó Pubis angelical (1979), que relata dos historias paralelas: una imaginaria, situada en los años treinta primero en Europa y luego en Hollywood, y real la segunda, protagonizada por una mujer enferma en una clínica.
Le siguieron Maldición eterna a quien lea estas páginas (1980), Sangre de amor correspondido (1982) y Cae la noche tropical (1988), una pieza teatral, Bajo un manto de estrellas (1983) y dos guiones cinematográficos, La cara del villano y Recuerdo de Tijuana (ambos de 1985). Murió por falta de atención médica adecuada y dejó inconclusa su novela Humedad relativa: 95%. Su obra es uno de los experimentos mejor logrados de acercar la cultura popular a la literatura.


No hay comentarios:

Publicar un comentario